La mayoría de nosotros, en más de una ocasión, nos hemos visto en la tesitura de tener unos gastos fijos todos los meses en forma de préstamos. Es muy común haber necesitado un préstamo para pagar el coche, el nuevo ordenador, o los libros para la vuelta al cole de nuestros hijos. Existe una posibilidad para unificar todos estos préstamos que tenemos contraídos en uno solo mediante el método de reunificar deudas, que consiste en agrupar todos estos préstamos en uno solo, con el fin de pagar menores intereses y poder ahorrar algo de dinero todos los meses, con respecto a tenerlos todos sin unificar.

Para llevar a cabo esta acción, deberemos acudir a las denominadas empresas mediadoras, quienes se encargarán de unificar todos los préstamos o hipotecas que tengamos sin importar con qué entidad bancaria hayamos contraído dicho préstamo o el tipo de interés de estos. También es posible hacerlo desde la entidad bancaria con la que tengamos contraídos la mayoría de nuestros préstamos. Esta opción podría llegar a ser la más beneficiosa. Veamos pues en qué consisten los gastos, las ventajas e inconvenientes de este método, así como los requisitos exigidos.

¿Cuáles son los gastos que conlleva la reunificación de deudas?

En primer lugar, debemos estudiar si queremos llevar a cabo la reunificación de nuestras deudas con una agencia mediadora o con nuestra propia entidad bancaria. Debemos tener en cuenta que las agencias mediadoras aplicarán sus propias tarifas, mientras que si acudimos a nuestro banco, es probable que este no nos cobre ningún tipo de comisión.

Por otro lado, antes de llevar a cabo el proceso de reunificación, debemos cancelar todos nuestros préstamos, por lo que deberemos pagar una serie de comisiones por cancelación anticipada.

Finalmente, deberemos formalizar la apertura de una nueva hipoteca o préstamo para poder unir en él todas nuestras deudas, lo cual lleva implícitos unos gastos como pueden ser la comisión de apertura, la tasación de los bienes por los que hemos pedido el préstamo o los propios honorarios de la notaría.

¿Qué requisitos se exigen para reunificar todos mis préstamos?

El primero de todos es que deberemos unificar todas nuestras deudas. No podremos elegir solo algunas. Deberemos agrupar todos nuestros préstamos en uno solo. A raíz de esto, otro de los requisitos exigidos es que el valor del préstamo no supere el 80% de los bienes para los que tenemos solicitado el préstamo, de tal manera que la entidad o agencia que nos ofrezca dicho préstamo, tenga cierta seguridad acerca de su posible pago. De todos modos, esto no exime de tener que demostrar unos ingresos estables, no estar incluido en una lista de morosos, tener un avalista y demás series de requisitos que piden dichas entidades a la hora de conceder cualquier clase de préstamo.

Por último, debemos tener en cuenta que el hecho de reunificar nuestras deudas, hará que podamos pagar menos dinero todos los meses, pero la duración del préstamo se aumentará, de tal modo que deberemos estar más tiempo pagándolo. Es por eso que debemos analizar si nos resulta conveniente llevar a cabo la operación, teniendo en cuenta los costes que tendremos que asumir así como el montante final tras haber pagado nuestro nuevo préstamo al completo.

Ventajas y desventajas de la reunificación de deudas

Una de las principales ventajas de este método es que, al unificar todos nuestros pagos en uno solo, tendremos un mejor control de nuestro dinero y seremos capaces de reducir el coste mensual del préstamo.

Además, al unificar todas nuestras deudas con un solo tipo de interés a un periodo más largo, nos permitirá disponer de más liquidez todos los meses, además de pagar unos intereses generalmente menores al de nuestros préstamos personales. La principal ventaja que nos ofrece unificar todas nuestras deudas es la de amortizarlas en una sola y no correr el riesgo de perder la vivienda.

El principal inconveniente de reunificar todas nuestras deudas es que un impago de la cuota puede significar la pérdida de todos nuestros bienes, por lo que deberemos analizar detenidamente la cuantía mensual que podemos desembolsar para esta reunificación y nuestra capacidad financiera. Además, no debemos olvidar que, al aumentar el periodo de pago de la deuda, aunque paguemos una cuantía menor mes a mes, acabaremos pagando algo más de dinero al finalizar la devolución de todos los intereses.

Como ves, reunificar todas las deudas en una sola puede ser una gran alternativa para que, aquellas personas que tienen varios préstamos al mismo tiempo, puedan hacer un mejor uso de su dinero y controlar de manera exacta cuánto pagan todos los meses. Puede llegar a ser un método muy recomendable si tenemos en cuenta todos los gastos y requisitos exigidos, así como nuestras capacidades financieras y nuestros gastos mensuales fijos.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. ¡Hola! Gracias por el útil artículo. Pensamiento muy inteligente. Estoy de acuerdo con el autor. Antes de reanudar todas sus deudas, debe pensar con mucho cuidado sobre esta decisión. Este es un trabajo muy cuidado y laborioso que no requiere prisas. Sin embargo, en mi opinión, hay más desventajas que ventajas en reunir todas las deudas.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre