lunes, 29noviembre, 2021
9.1 C
Seville

Todo es felicidad en el PSOE… y hasta le dan un premio a Calviño

El Congreso valenciano transcurre entre la autocomplacencia y el ambiente festivo

- Publicidad -

análisis

Inteligencia Artificial: La tecnología que puede salvar la vida a millones de víctimas de violencia de género

La tecnología y las metodologías avanzadas de Inteligencia Artificial (IA) son algo que se puede poner al servicio de las administraciones públicas como herramientas...

La Organización Mundial de la Salud califica de ‘preocupante’ la variante ómicron

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunió ayer de urgencia para poner nombre a esta nueva variante, Ómicron, y en la jornada...

Interinos: Las cosas, son las que son

La primera sentencia que me dieron a analizar en la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona, allá en 1976, fue una de...

Balcanes (in)estables: llegó la hora de que Occidente se enfrente a su pasado

Los Balcanes siempre han sido vistos como un barril de pólvora, una parte problemática del mundo que produce más historia de la que puede...
- Publicidad -
- Publicidad-

Por momentos, el 40 Congreso del PSOE recuerda más a una fiesta veraniega que a una histórica reunión política donde se dilucida el futuro del socialismo español. Anoche, al terminar la jornada, la militancia salió de las aburridas ponencias para celebrarlo a lo grande en los chiringuitos de la Feria de Muestras de Valencia habilitados para la ocasión. Entrada la noche, la multitud de la familia socialista (delegados territoriales más algún que otro infiltrado que se coló en el sarao para darle al canapé) se abalanzó sobre las barras, ocupó jardines y terrazas y bailó el Ateo de C. Tangana como si no hubiese un mañana. Aquello parecía más un despendolado botellón juvenil en el Madrid libertario de Ayuso que un evento político de trascendencia nacional. Las mascarillas brillaban por su ausencia, las distancias de seguridad se diluían y la pandemia se dio oficialmente por terminada. Fue la explosión de euforia de un partido que se siente reforzado tras años de zozobras, fracasos electorales y sin sabores y que cree en la victoria en 2023.

Pero antes de llegar a las copas, las diferentes mesas redondas y tertulias de la tarde sirvieron para constatar varias cosas: la primera que Pedro Sánchez goza de un liderazgo fuerte y robusto, cosa que hace solo un año, cuando nadie daba un duro por el Gobierno de coalición, era impensable. El líder socialista ha hecho frente a una conjura interna para derrocarlo, a una pandemia histórica, al auge de la extrema derecha, a un socio de gabinete podemita que no para de montarle encerronas y pirulas, a la amenaza independentista, al acoso y derribo constante de Felipe González, a las navajas de los barones de las taifas, al susanismo que se la tiene jurada y a un volcán de proporciones bíblicas como el de La Palma. Nadie que no tenga madera de superviviente sale indemne de una conjunción astral tan diabólica. Pero Sánchez no es “nadie”. Sánchez es Sánchez, el tipo que escribió un manual de resistencia a mayor gloria de sí mismo, el jugador de póker que sabe sacarse un sospechoso as de la manga en el momento en que todo está perdido. Y ese hombre que parece gafe pero que en realidad ha obrado el milagro de que el PSOE no acabe saltando por los aires, como otros partidos socialistas europeos, es el que ha organizado este congreso valenciano o macrobotellón festivo con un único objetivo: apuntalar el sanchismo y sentar las bases del proyecto socialista para los próximos años. Lo cual no es poco.

La brutal remodelación de Gobierno que Sánchez llevó a cabo el pasado mes de julio tuvo también ese objetivo: quitarse lastre de encima (mayormente a Iván Redondo) y reemprender el viaje a Ítaca, o sea al PSOE. Luego tocaba baño de multitudes, refrendo de las bases y exaltación del líder. Esto es, un congreso del aparato, un congreso de partido aparentemente cosido, un congreso de la gran hermandad socialista unida y superando viejas divisiones y rencillas. Atrás quedan los tiempos de las luchas intestinas que han recibido diversas denominaciones a lo largo de los tiempos (guerristas contra renovadores, borrellistas contra almunistas y más recientemente susanistas versus sanchistas). Este PSOE se enfrenta a un momento crucial de su historia en el que se lo juega todo a una carta y no está para minipandis y superpandis. Toca cerrar filas porque ya no le queda más crédito. O recupera la credibilidad como partido de izquierdas o acaba en el vertedero de la historia. De momento el CIS ya le ha dado un susto: el PP casadista recorta distancias y la extrema derecha de Vox, aunque baja el suflé, aguanta el tipo.

Con el fin de insuflar un chute de optimismo, Sánchez ha convocado un congreso presuntamente ideologizado con todos sus primeros espadas aportando en una tormenta de ideas. Feminismo, igualdad, abolición de la prostitución, defensa del aborto, memoria histórica por un tubo, republicanismo, todos los grandes asuntos del partido socialista más glorioso han sido desempolvados de los archivos y estanterías y puestos de nuevo en el escaparate de Ferraz. Por las tribunas, charlas y ponencias van a pasar los socialistas de antes y los de ahora, los viejos y los jóvenes, los del aparato de toda la vida y los independientes.

Hasta a Nadia Calviño, una tecnócrata sin carné de sociata, se le ha encomendado un rol principal. ¿Qué pinta la todopoderosa vice en un acto de partido al que ella no pertenece y en el que toma parte simple y llanamente porque se lo pide el jefe? Es evidente que en los últimos tiempos la mano derecha de Sánchez está acumulando protagonismo. Y por extraño que pueda parecer, ella es el símbolo, el estandarte perfecto de la nueva simbiosis entre Gobierno y partido, entre Moncloa y la casa del pueblo. “Estoy emocionada porque este es un premio del PSOE. Soy de familia socialista”, confesó ayer una emocionada Calviño. La militancia le aplaudió agradeciéndole su socialismo independiente (que en el fondo no es socialismo ni es nada, solo oportunismo) y hasta le dieron un premio y todo. El Goya de honor. Una liberal convencida como ella no podía soñar con un triunfo profesional tan rotundo. Aceptada por la derecha, admirada en Europa y reconocida por buena parte de la izquierda. Qué más se puede pedir a la vida. Quizá la presidencia del FMI, como Rodrigo Rato. Paciencia, todo llegará.

Hoy se abre la segunda sesión del congreso. Más elogios al jefe, más fiesta y jolgorio, más aplausos gratuitos. Batallitas de los abuelos del socialismo español. Fernández Vara sentando cátedra bolchevique (“lo importante en la vida es comer, dormir y hacer el amor”). García-Page otro tanto. Felipe a sus cosas. Por cierto, de autocrítica poco. Un mal augurio la complacencia si tenemos en cuenta que la izquierda es sobre todo análisis, reflexión y capacidad de introspección. Si Marx levantara la cabeza.

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

2 Comentarios

  1. Nadia Calviño se corrompe adecuadamente, llegará a los más altos mandos en el mundo economico mundial, nada más llegar tuvo un ramalazo muy peligroso el cambio de presidente de la CNMV Albella por su lugarteniente buenaventura otro sinverguenza complice del anterior.
    que también actuó en el robo del banco Popular , esto nada bueno presagia y últimamente la gota que nos llevara a una posible catastrofe, se está preparando el cierre de las centrales hidroeléctricas de carbón, se hace caso a todo lo que dicen desde Bruselas ,que son locuras teniendo en cuenta que ahora mismo puede, ser que no nos llegue el gas desde Argelia ,cómo se puede actuar de esta manera irresponsable lo que había que hacer es darle una patada a la Unión Europea y pensar en los españoles y en el invierno horrible que podemos pasar,teniendo en cuenta que todos los presidentes de los organismos bancarios mundiales están corrompidos hasta la médula calviño hasta podía llegar perfectamente a ser presidenta del Banco Mundial o del Fondo Monetario Internacional .
    Kristalina Gueorguieva actual presidenta del Fondo Monetario Internacional y anterior presidenta del Banco Mundial tiene un perfil muy semejante al de Nadia Calviño y ha sido comprada por China para dar informes falsos de la economía de este país comunista( .mientras en círculos económicos serios se avisaba de los graves problemas económicos internos que tenía China el Banco Mundial daba informes maravillosos mintiendo y este es el camino que está siguiendo Nadia Calviño por ejemplo con el robo del banco Popular parece que sige las directrices del corrupto Banco Central Europeo(se acuerdan de Draghi y sus falsos informes sobre Grecia que provocaron una crisis mundial para permitir que entrara Grecia en la Unión Europea)

    en Europa claro le pondrían las puertas abiertas para ser presidenta del Banco Central Europeo todavía le queda camino y lamer culos para conseguirlo

    deje de hacer caso a la voz de su amo y comience a trabajar a
    ffavoor de España para que no muramos de frío en invierno hay países como Francia que esto se la suda no han parado las centrales nucleares y tiene energía de sobra ,pero nosotros estamos en una situación crítica gravisima y ahora mismo este es el asunto más importante y más peligroso en Espaaña qué hay que lidiar resolver y naturalmente pasando de gilipolleces como el cambio climático y estás chorradas que quedan muy bien pero cuando hay margen para poder hacerlo y no poner en peligro la actividad de las fábricas y el bienestar de los ciudadanos ,el general invierno está muy cerca , utilice la mano izquierda con las eléctricas , lo que parece es que las eléctricas y el Banco Santander son los que les dirigen y los que una vez salen ustedes de la política les amamantan con increíbles sueldos y puertas giratorias .

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

La muerte, mi vida

"Si estoy yo, no está la muerte; si está la muerte, no estoy yo. ¿Por qué, pues, preocuparnos de ella?" Epicuro.  ¿Pero quienes somos tras...

Adiós a Almudena Grandes, la gran musa literaria de la izquierda

La escritora Almudena Grandes, la gran musa de la izquierda, ha fallecido de un cáncer a los 61 años. Ha sido uno de los...

Inteligencia Artificial: La tecnología que puede salvar la vida a millones de víctimas de violencia de género

La tecnología y las metodologías avanzadas de Inteligencia Artificial (IA) son algo que se puede poner al servicio de las administraciones públicas como herramientas...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

La muerte, mi vida

"Si estoy yo, no está la muerte; si está la muerte, no estoy yo. ¿Por qué, pues, preocuparnos de ella?" Epicuro.  ¿Pero quienes somos tras...

Adiós a Almudena Grandes, la gran musa literaria de la izquierda

La escritora Almudena Grandes, la gran musa de la izquierda, ha fallecido de un cáncer a los 61 años. Ha sido uno de los...

Inteligencia Artificial: La tecnología que puede salvar la vida a millones de víctimas de violencia de género

La tecnología y las metodologías avanzadas de Inteligencia Artificial (IA) son algo que se puede poner al servicio de las administraciones públicas como herramientas...