Finalmente el Brexit arrastra a Theresa May igual que lo hizo con su antecesor en el cargo. La primera ministra británica anuncia que dejará su cargo el próximo 7 de junio.

“Hice todo lo que pude para intentar convencer a los diputados para que respaldaran el acuerdo del Brexit”, ha dicho May en un breve discurso de renuncia. “Lo intenté tres veces, pero pude lograrlo”, reconoció la “premier», que aconsejó sin dudarlo a sucesor o sucesora que no dude «en buscar un punto de acuerdo y en evitar soluciones extremas”.

May ha mantenido un tono austero hasta el final de su intervención, cuando se con la voz quebrada afirmó: “He sido la segunda primera ministra pero seguramente no seré la última”. Se despidió con los ojos llorosos y a punto de llorar: “Doy gracias por la oportunidad de haber servido a un país al que amo”.

“Hice todo lo que pude para intentar convencer a los diputados para que respaldaran el acuerdo del Brexit”

Con la renuncia de May se abre un período de incertidumbre, con el 31 de octubre en el horizonte como nueva fecha del Brexit. El ex secretario de Exteriores Boris Johnson es el gran favorito a sucederla entre una larga decena de candidatos y ha anticipado su intención de un viraje hacia el Brexit duro.

La previsible victoria del Partido del Brexit del nacionalista Nigel Farage, en las elecciones europeas celebradas ayer en el Reino Unido, aumentan incluso la posibilidad de una ruptura total con la UE sin acuerdo. Farage ha reclamado un asiento en la mesa negociadora.

Esto no ha acabado y todavía no está claro el futuro de la salida del Reino Unido de la Europa comunitaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − cuatro =