El lirismo sucio y la desesperanza se parecen a los ‘narcocorridos’. En las ciudades de Texas, cercanas a México aparece “una ofensiva musical con ritmo de ranchera y letras que recuerdan los peligros de cruzar ilegalmente la frontera”.

Los pobladores de El Paso y Benito Juárez comentan que esa música es patrocinada por la Patrulla Fronteriza de los EE UU, y con fondo de guitarras y acordeón, cantan los “peligros” de cruzar al otro lado: Para cruzar la frontera / Me puso en la caja de un trailer / Allí compartí mis penas / Con otros cuarenta inmigrantes / A mí nunca me dijeron / Que esto era un viaje al infierno.

Frente a este clima de agresión, los pobladores recuerdan la historia de la pequeña ciudad de Corpus Christi, fundada en 1839, que ofrecía suministros a un ejército revolucionario mexicano acampado a 40 kilómetros al oeste. Años después las tropas de Estados Unidos comandadas por el general Cachay Taylor se asentaron allí en preparación para la guerra contra México y meses más tarde   ese   territorio fue incorporado a los EEUU. La batalla de Corpus Christi fue parte de la guerra civil estadounidense.

En la actualidad, los migrantes latinoamericanos en los Estados Unidos, como defensa a la agresiva política de los más radicales conservadores,    reconstruyen su historia, recordando a sus artistas preferidos. Un referente es Selena Quintanilla (Lake Jacson Selena), asesinada por dos balazos en la espalda, en el mejor momento  de su carrera musical.

Selena Quintanilla Pérez, Corpus Christi, Texas, 1995, nació el 16 de abril de 1971 en la localidad tejana en una familia de origen hispano establecida en la zona. No era más que una niña cuando su padre, que había sido músico, se dio cuenta de la gran voz que poseía. A partir de entonces centró todos sus esfuerzos en encaminar su vida hacia la música.

Selena entra en la adolescencia cantando con sus hermanos y en diversos shows hasta que su vida cambia en 1989, año ve la luz su primer trabajo profesional, Selena. A partir de este disco aparece cada año en el mercado un nuevo disco: Ven conmigo, Entre a mi mundo, Live… Es una mujer estadounidense y habla habitualmente en inglés, pero curiosamente canta en español, tal y como le enseñó su padre cuando era una cría.

Vestida con tops que recordaban el estilo atrevido de Madonna en aquella época y con canciones típicamente tejanas pero adaptadas al público de cada zona, el éxito de Selena creció sin parar. Consiguió un Grammy al mejor álbum de música mexicano-americana por Live y al año siguiente publicó su disco Amor prohibido, donde se escuchaban canciones que se hicieron famosas al instante de aparecer: Bidi Bidi Bom Bom y No me queda más, entre otras.

El sueño de Selena se hace realidad: triunfa en el mundo típicamente machista de la canción tejana y consigue entrar en México como una verdadera cantante. Poco después disfruta de su éxito al grabar Dreaming of you, un disco del que vende más de dos millones de copias, y protagoniza un multitudinario concierto en la ciudad de Houston. Son los últimos trabajos de una carrera donde se incluyen hits internacionales como I Could Fall in Love o el mismo Amor Prohibido, cuyo sencillo del mismo nombre llegó al número 1 de las listas.

El éxito de Selena se rompió el día 31 de marzo de 1995, cuando tenía tan sólo 23 años. La presidenta de su club de fans, Yolanda Saldívar, la asesinó por motivos económicos. Ambas vivían en Corpus Christi y se conocían desde hacía tiempo. Selena confió en ella para dirigir algunas de sus tiendas, pero su padre se dio cuenta de que la estafaba.

Después de una serie de problemas y desacuerdos, la cantante fue a visitarla ese día para hablar cara a cara y recibió un disparo por la espalda. El 3 de abril se celebraban unos multitudinarios funerales en su memoria que atrajeron a público de diversas ciudades. Había nacido un mito cuya vida fue llevada a la pantalla por la actriz Jennifer López.

Después de la muerte de Selena se publicaron diversas recopilaciones de sus trabajos que incluían temas en inglés (Siempre Selena y All my hits) y la venta de sus discos creció espectacularmente. Su repercusión fue tal que la revista People Texas le dedicó su portada una semana después de morir e incluso un número conmemorativo. Numerosas figuras musicales de carácter internacional, como por ejemplo Talía, Carlos Vives y Gloria Estefan han participado en homenajes póstumos a su memoria.

En diferentes ciudades de Texas, la voz y ritmo de Selena vuelven a las calles para mitigar los efectos del muro que se levanta   a las orillas del Río Bravo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − once =