domingo, 28noviembre, 2021
14.1 C
Seville

Testigos

El horror

Francisco Silverahttp://www.quenosenada.blogspot.com.es
Escritor y profesor, licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid. He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor funcionario de Enseñanza Secundaria, de Filosofía, hasta donde lo permitan los gobiernos actuales.
- Publicidad -

análisis

Inteligencia Artificial: La tecnología que puede salvar la vida a millones de víctimas de violencia de género

La tecnología y las metodologías avanzadas de Inteligencia Artificial (IA) son algo que se puede poner al servicio de las administraciones públicas como herramientas...

La Organización Mundial de la Salud califica de ‘preocupante’ la variante ómicron

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunió ayer de urgencia para poner nombre a esta nueva variante, Ómicron, y en la jornada...

Interinos: Las cosas, son las que son

La primera sentencia que me dieron a analizar en la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona, allá en 1976, fue una de...

Balcanes (in)estables: llegó la hora de que Occidente se enfrente a su pasado

Los Balcanes siempre han sido vistos como un barril de pólvora, una parte problemática del mundo que produce más historia de la que puede...
- Publicidad -
- Publicidad-

La palabra indignado ha perdido buena parte de su significado; oigo a la Señora Doña Cospedal su defensa-ataque en el ombligo de la Democracia española, la oigo (e iba a decir “indignado”) con su estilo mafioso (y me refiero a los modos artísticos, yo soy muy cobarde y no la acuso de nada en la calle porque temo a las consecuencias) y las arcadas que me redefinen el tracto superior esofágico me amargan y queman la epiglotis.

Recomiendo que lean Últimos testigos. Los niños de la Segunda Guerra Mundial de Svetlana Alexiévich, Premio Nobel reciente, tras entrar los alemanes en una ciudad “[…] Dimos la vuelta. Alguien me dijo que había visto a mi madre: estaba muerta. / Y en ese momento me quedo en blanco… / No recuerdo ni cómo llegamos a Penza ni cómo me llevaron al orfanato. […] dormíamos dos niñas en la misma cama. Si una empezaba a llorar, la otra la seguía: ¡Mamá! ¿Dónde está mi mamá?”…

Sólo les pido que se pongan en la mente de esa niña y sus recuerdos. Háganlo. ¿Qué acción humana justifica una consecuencia así? Me cago en todo lo humano, incluida España y Cataluña y sus banderas. No me hablen de la legítima defensa, porque precisamente la esencia del concepto es su no previsibilidad, esto es: la legítima defensa se improvisa inesperadamente, pero no podemos generar todo un Estado (totalitario) empós de la legítima defensa.

Sólo hay una revolución pendiente y es de izquierdas y no es económica: es Ética. Y es de izquierdas porque es Ética, la revolución de la derecha es la Moral… a mí me interesa el pensamiento y la vida, no el Bien. Las demás, la económica por ejemplo, son consecuencia de la Ética porque si no se cambia al individuo a través de la Educación todo lo demás es un fracaso garantizado, o un crimen totalitario. Sí, esta gigantesca curva con el arcén repleto de muertos del siglo XX nos ha llevado a un nuevo siglo XVIII adaptado, análogo, revulsible, pero sea conservador sea progresista: aprenda usted de sus crímenes, y vuelva a leer la cita de arriba: ¿se haría usted responsable del sufrimiento de esa niña?

El horror nos enseña. Debería. No hablo de utopías, no hablo de pajas mentales, lo único que pretendo transmitir es que la Educación enfocada al humanismo, a la exaltación de la Razón, de la erudición, del laicismo, de la Historia encaminada al análisis de los comportamiento (jamás a heroísmos, banderas, naciones, dioses o símbolos), cambia nuestro entorno; esto es: que el programa de un partido de izquierdas debe ya atreverse a defender una revolución educativa en todos los ámbitos de la sociedad reestructurando el Estado (regulando cómo se ejercen los cargos públicos para que no sean un prerrogativa distintiva de clase, esto se les ha olvidado ya a algunos), vinculando las condenas penales a una formación y reinserción individuales severísimamente (se acabó la fiesta de la delincuencia, severísimamente significa que no se sale siendo un peligro para los demás, y hay que atreverse, la gente honrada se merece vivir tranquila y los desgraciados una reparación), hay que cambiar las relaciones internacionales condicionando los intercambios económicos a la Ética (no se trabaja con dictaduras; se debe permitir el flujo de empresas pero jamás “dobles economías”: tener sede en España, explotar en Tailandia y pagar en Suiza, hay que elegir; hay que legislar para proteger a la gente contratable y vincular beneficios y sueldos, al mismo tiempo que los incumplimientos de contrato reciban una penalización ejemplar sea de la parte que fueren…) y acatando las consecuencias porque la economía hay que frenarla en vez de crecer sin límite, eso incluye cambiar el modelo de consumo (lujo) e iniciar una política ecológica de verdad; la ideología de la revolución es el feminismo, toda la basura que nos rodea es patriarcal (no hablo del varón, sino de esa deformación originada por el dominio absoluto de la testosterona).

No me enredo más. Qué asco, tener la solución en nuestras narices y vivir la mierda de vida que vivimos. No piense más en los otros, fórmese, estudie, piense, decida, no se fíe de la respuesta de nadie: las preguntas que usted se hace y los intentos honrados de respuesta son la Cultura, lo otro es estímulo. Atrévase a saber. Muchos cambios pequeños generan un caos, necesario; huyamos de la catástrofe.

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

La muerte, mi vida

"Si estoy yo, no está la muerte; si está la muerte, no estoy yo. ¿Por qué, pues, preocuparnos de ella?" Epicuro.  ¿Pero quienes somos tras...

Adiós a Almudena Grandes, la gran musa literaria de la izquierda

La escritora Almudena Grandes, la gran musa de la izquierda, ha fallecido de un cáncer a los 61 años. Ha sido uno de los...

Inteligencia Artificial: La tecnología que puede salvar la vida a millones de víctimas de violencia de género

La tecnología y las metodologías avanzadas de Inteligencia Artificial (IA) son algo que se puede poner al servicio de las administraciones públicas como herramientas...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

La muerte, mi vida

"Si estoy yo, no está la muerte; si está la muerte, no estoy yo. ¿Por qué, pues, preocuparnos de ella?" Epicuro.  ¿Pero quienes somos tras...

Adiós a Almudena Grandes, la gran musa literaria de la izquierda

La escritora Almudena Grandes, la gran musa de la izquierda, ha fallecido de un cáncer a los 61 años. Ha sido uno de los...

Inteligencia Artificial: La tecnología que puede salvar la vida a millones de víctimas de violencia de género

La tecnología y las metodologías avanzadas de Inteligencia Artificial (IA) son algo que se puede poner al servicio de las administraciones públicas como herramientas...