El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 7 de Madrid ha acordado conceder la medida cautelar solicitada por Greenpeace España y suspende la resolución del Ayuntamiento de Madrid por tercera vez consecutiva y mantener Madrid Central.

La justicia vuelve a abortar las pretensiones del equipo de José Luis Martínez-Almeida por la que se acordaba la moratoria de las sanciones en Madrid Central. Este es el tercer auto, tras las medidas cautelares que adoptó este mismo juzgado a petición del PSOE y las medidas cautelarísimas que concedió el juzgado número 24, a solicitud de Ecologistas en Acción.

El magistrado expone en esta nueva resolución los mismos argumentos de los anteriores fallos. Prima “la protección a la salud y al medio ambiente son principios que deben regir la actuación de los poderes públicos, y en este caso es exigible en mayor medida dado que se está suprimiendo una actuación tendente a proteger ambos bienes constitucionales, sin ofrecer alternativas ni medidas opcionales”.

El auto señala que “ante una medida dirigida a la protección del medio ambiente, como es Madrid Central, el acuerdo municipal no ofrece ninguna alternativa para suplir la supresión de la zona de bajas emisiones, ni justifica tampoco que la misma haya sido ineficaz o haya producido un daño mayor del que trataba de evitar en el plano medioambiental”. El auto puede ser recurrido por las partes en el plazo de 15 días.

“Las administraciones deben “respetar en sus actuaciones los principios de cooperación y colaboración en aras del interés general” de Madrid Central

En Madrid Central hay instaladas 115 cámaras para vigilar los accesos a esta zona restringida. Estas cámaras registran las matrículas de los vehículos que acceden al área y las que salen.

Los vehículos que no tengan permiso para acceder al área de Madrid Central serán sancionados de 90 euros (45 por pronto pago). Pueden entrar al área de bajas emisiones los residentes y los vehículos con etiqueta de la DGT Cero y Eco. Los vehículo con distintivo B y C pueden acceder al área solo si su trayecto termina en un aparcamiento de uso público, o bien si tienen una invitación de un residente.

Los vehículos sin etiqueta no pueden acceder, aunque hasta 2020 los que tengan invitación de un comerciante o residente sí podrán hacerlo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre