Según acaba de anunciar el Gobierno, estaría dispuesto a «tomar las medidas oportunas» y «con proporcionalidad» en Cataluña para restaurar «la normalidad ante la tensión registrada en las calles y principales infraestructuras de la región como consecuencia de la sentencia del procés», ya que, según consideran, «esta situación no es favorable para la economía, por lo que dichas medidas tendrían como fin abrir una nueva fase de convivencia que empiece con buen pie».

Lo acaba de publicar EuropaPress, ante la situación de tensión que ha comenzado a darse en Cataluña como respuesta a la sentencia que ayer hizo pública el Tribunal Supremo contra los lideres independentistas.

El Gobierno, en respuesta a las movilizaciones que comenzaron ayer, y que según se ha anunciado pueden durar varios días, acaba de contestar que «tomará las medidas oportunas y con proporcionalidad». Así lo ha afirmado la ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, en una entrevista que ha dado a Radio Nacional, y que ha sido recogida por EuropaPress en la que ve «indudable» que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado deban garantizar la seguridad de los ciudadanos y la libertad de movimiento ante el bloqueo de algunas infraestructuras en Cataluña.

La ministra ha defendido que hay que asegurar el libre ejercicio del derecho de manifestación pero también los derechos y libertades  del resto de ciudadanos, en el mismo sentido que el ministro Grande Marlaska, que ha realizado unas declaraciones idénticas para los medios.

«La situación en la calle no es positiva», ha apuntado la ministra. Ha añadido que espera que «se imponga el sentido común, la moderación, la templanza y abrir una nueva fase que empiece con buen pie y no con esta tensión».

Sobre la posible adopción de medidas extraordinarias, Calviño ha reconocido que la imagen exterior de Cataluña tras la jornada de ayer «no es positiva» desde el punto de vista económico, y por ello considera necesario «restablecer la calma cuanto antes».

Ha recordado así que el Gobierno ha dicho «con mucha claridad» que estará dispuesto a tomar medidas oportunas «con proporcionalidad», con una actuación «prudente».

Ha señalado que, de no darse la situación de tensión de los últimos años en Cataluña, la región habría crecido económicamente más de lo que lo ha hecho, «incluso más que España».

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − cinco =