La conmoción política y social son colores que tiñen ambos sectores confrontados ante el referéndum independentista entre la Generalitat y el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Tensa jornada de reflexión para la sociedad catalana, y el resto de España. Las espadas siguen en alto en estas horas previas al 1-O y nadie cede en su convicción. Rajoy tiene una hoja de ruta secreta para impedir el referéndum, y Carles Puigdemont acepta las consecuencias de la rebeldía soberanista hasta el final. Ante la presión internacional, los ciudadanos exhiben banderas catalanas, republicanas, y nacionales en sus hogares. La cuenta atrás ha comenzado. Restan horas para alcanzar a experimentar una realidad sin precedentes en España. Un sector de Cataluña anhela una república. Otro sector silencioso tomará las calles en una manifestación pacífica por la unidad nacional. Miles de catalanes son llamados al voto por la Generalitat. La última palabra, la tiene la historia.

Los partidos y entidades independentistas cerraron la noche del viernes la campaña electoral del referéndum del 1 de octubre con un acto único centrado en Barcelona que congregó al PDeCAT, ERC, la CUP, MES, Demòcrates, la ANC y Òmnium. Miles de ciudadanos asistieron a la Font Màgica de Montjuïc, que también fue el escenario de un acto multitudinario en junio organizado por la ANC, Òmnium y la AMI en el que se expresó el apoyo de la sociedad civil a la consulta . Tal como declaró el diputado de ERC, Gabriel Rufián en Diario 16, “es un acto de alegría donde se dan dita ciudadanas y ciudadanos que festejan la democracia”.

En el escenario elegido por Junts pel Sí para cerrar su campaña electoral en las últimas elecciones autonómica se escucharon las últimas voces previas al referéndum del domingo. La sociedad catalana se encuentra en una profunda observación de sí misma. Es su reflexión histórica. El resto del mundo respira pendiente de Cataluña.

Fue el último pulso a Rajoy por parte del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, como líderes en el cierre de la campaña electoral . También intervinieron el presidente de la ANC, Jordi Sànchez, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, la presiajoy denta de la AMI, Neus Lloveras, el presidente de la ACM, Miquel Buch, la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, la diputada de la CUP, Mireia Boya, el presidente de Demòcrates, Antoni Castellà, la líder de MES, Magda Casamitjana, el dirigente de Barcelona en Comú y cuarto teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Asens, el secretario general de Podem Catalunya, Albano Danto Fachin, y el máximo dirigente de EUiA, Joan Josep Nuet.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre