La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, mantiene su estrategia de ejercer una encendida defensa pública de Juana Rivas, la mujer de Maracena (Granada) que este verano huyó casi un mes con sus dos hijos menores reclamados por su padre condenado por maltrato, aunque a efectos prácticos la Administración andaluza ha dejado completamente a su suerte el complicado proceso judicial que esta madre debe emprender en Italia para recuperar la custodia de sus hijos de tres y 11 años, ya en poder del padre en la pequeña localidad de Carloforte, y para defenderse de los delitos de desobediencia y sustracción de menores que una jueza de Granada le imputa.

Este martes, Rivas comparece ante la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada, María Ángeles Jiménez, para volver a explicar que se llevó a sus hijos porque no quería dejarlos bajo la custodia de su ex pareja, condenado a tres meses de prisión en 2009 por agredirla tras volver a casa de madrugada.

Cuando el caso de Juana Rivas saltó a la opinión pública a comienzos de este verano, tanto Susana Díaz como la Consejería de Igualdad a través del Instituto Andaluz de la Mujer se volcaron en prometer asistencia jurídica para ella. A día de hoy, esta promesa se ha quedado solo en eso, en encendida promesa vía tuit.

La madre víctima de agresión machista tendrá que residir en Italia para poder optar a la custodia de sus hijos

Pese al enfriamiento paulatino tras la calurosa acogida inicial de la Junta de este mediático caso, Susana Díaz no deja aún de enarbolar su lucha como justa. Este mismo lunes, la presidenta andaluza ha vuelto a criticar que la justicia española permita que un padre condenado por maltrato doméstico pueda tener la custodia de sus hijos. Díaz no entiende que se haya “culpabilizado” a una madre víctima de violencia de género mientras vuelve a reclamar un cambio de la ley actual para que los progenitores con sentencias firmes por violencia doméstica no puedan optar a la custodia de sus hijos.

Mientras tanto, Juana Rivas ya se plantea incluso residir en la localidad italiana de Carloforte, una pequeña isla junto a la de Cerdeña donde residen los pequeños junto a Francesco Arcuri, padre de los niños y ex pareja de Juana. Esta madre granadina considera que este paso es fundamental para poder tener alguna posibilidad de lograr la custodia de sus hijos a finales de octubre –cuando la justicia italiana decide al respecto–, ya que es el lugar natural de residencia de los dos niños.

En este caso, la presidenta andaluza ha asegurado que está pasando “lo que se dijo que iba a pasar, ya están los niños en Italia, se han culpabilizado a la madre, a la víctima”. Díaz critica la imagen que el padre de los menores está trasladando estos días sobre su ex pareja a la opinión pública. “Que es una joven de vida alocada leía yo estos días y él es un hombre serio”, subraya.

La presidenta andaluza exige que se deje de hablar de una vez por todas de “violencia doméstica” cuando en realidad es “terrorismo machista”, ya que las mujeres “pierden la vida a manos de sus parejas, porque éstos creen que son de su propiedad, y que hijos e hijas sufren eso desde edades muy tempranas y que son victimas también”.

3 Comentarios

    • No es diario 16, es el indigente intelectual del Natalio, que tiene unas luces… Ya entro a leer la ultima tontada del tio este falton, ademas pienso que tiene algo que ver con ideologias femnazis viendo sus chorradas. Vaya usted a saber. En fin que si se dedicara a pensar racionalmente no escribiria este sujeto…

  1. Esta Susana tiene menos cerebro que un mosquito. Cree que va a pillar votos con un caso como este, pero casi todo el mundo tiene claro de qué va esta historia de Juana la lista. Hasta las feministas serías lo ven claro .

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre