Lozano

El vídeo en el que la secretaria de Estado de España Global, Irene Lozano, califica a los acusados del ‘procés’ como “condenados” (en su inglés “convicted”) no será finalmente admitido como prueba en el juicio que se celebra en el Tribunal Supremo contras los doce acusados independentistas. La polémica entrevista de Lozano en la BBC llevó a los letrados de las defensas a solicitar la incorporación de las imágenes a la causa como prueba de que la vista oral es en realidad un juicio político donde las injerencias del poder Ejecutivo son constantes. Esta posibilidad ha sido finalmente descartada por los siete magistrados que conocen del asunto.

Manuel Marchena, presidente de la Sala, considera que en cuanto a la “aportación de un vídeo sobre la secretaria de Estado que podría afectar al derecho a la presunción de inocencia, la Sala entiende que este derecho es una regla de tratamiento que ampara a los acusados no solo frente al tribunal, sino también ante los representantes de los demás poderes públicos del Estado que tienen que proclamar la inocencia de los acusados en este y en cualquier otro procedimiento. Somos conscientes de ello”.

Sin embargo, lo que en un principio parecía un aviso directo del Tribunal Supremo al Gobierno para que en el futuro se abstenga de emitir valoraciones sobre un juicio abierto, vino acompañado del rechazo a que el vídeo sea aportado a la causa, tal como pretendían las defensas. “En la medida de que se trata de documentos que no se han generado en el proceso, de documentos que en modo alguno van a servir para formar convicción sobre las acusaciones que se van a formar por el fiscal y el resto de las partes, la Sala rechaza la incorporación de ese vídeo, entendiendo además que ninguno de los miembros de la Sala lo ha visto y puede prescindir perfectamente de las valoraciones que ahí se incluyen sobre la inocencia o culpabilidad que anticipadamente se atribuye de forma injusta a los acusados”, asegura Marchena.

Por su parte, la abogada del Estado personada en el juicio del ‘procés’, Rosa María Seoane, también ha echado un capotazo a Lozano al asegurar que “no pretendía trasladar ningún perjuicio” cuando aludió a los procesados como “condenados” (“convicted”, según dijo en inglés) y atribuyó su error a un problema de traducción porque la responsable de España Global “no hablaba en su lengua materna”. Seoane dedicó varios minutos de su intervención durante las cuestiones previas a disculpar las declaraciones de la secretaria de Estado y dijo que deben “interpretarse y leerse en una clave contextual distinta”.

“Todas esas circunstancias nos permiten decir que Lozano no pretendía trasladar ningún prejuicio, sino todo lo contrario”, ha aseverado la abogada del Estado, que cree que la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos establece que las declaraciones de los poderes públicos “deben entenderse atendiendo al sentido real, frente al tenor literal”. Según Seoane, lo que pretendía Lozano con sus declaraciones era “subrayar el ordinario funcionamiento del sistema judicial y del ordenamiento jurídico” en España, ya que “lo que decía es que esas personas iban a ser sometidas a un juicio con todas las garantías”.

Por otra parte, frente a la tesis expuesta por las defensas de que el juicio del ‘procés’ supone una criminalización de derechos fundamentales como los de expresión, manifestación y reunión, Seoane ha recalcado que se ve en la obligación de “defender el propio proceso penal”. En ese sentido, la abogada añadió: “Estamos ante un ejercicio del derecho penal democrático frente al ayer tan invocado derecho penal del enemigo”.

La abogada ha reprochado además a las defensas que hayan utilizado de forma “impropia” el derecho comunitario, en su “afán de internacionalizar este asunto con la idea de llevar a la justicia europea una cuestión que es interna”.

Además, en otras declaraciones a Sky News, Lozano volvió a provocar una agria polémica mundial al comparar el ‘procés’ con una violación: “La cosa es que ellos querían hacer el referéndum pero no tenían el permiso. Yo normalmente uso esta metáfora del sexo. Quiero decir, el sexo no está prohibido, igual que votar no está prohibido, pero no puedes hacerlo a la fuerza, porque si no, sería una violación. Es lo mismo con la democracia. No solo es un tema de decir: nosotros siempre podemos votar, la democracia consiste en votar. No funciona así. La democracia es un régimen complejo en el que hay que obedecer la ley”, afirmó Lozano. El entrevistador reaccionó preguntando a la secretaria de Estado si estaba comparando el referéndum de Cataluña con una violación y si estaba manteniendo que tenían que ser condenados a 25 años de prisión por ello, un extremo que la ex dirigente de UPyD negó.

“No. Quizá no me he explicado adecuadamente. Lo que digo es que cualquier acto que tú hagas es distinto si lo haces porque tienes permiso o si no tienes permiso. Yo digo: el sexo está bien pero si no tienes permiso, entonces se convierte en una violación. Eso es lo que he dicho. Votar está bien pero si no tienes permiso, se convierte en un delito criminal en España”, subrayó.

Por otra parte, Manuel Marchena recordó que no habrá testigos protegidos en el juicio del ‘procés’. “Se ha alegado por las defensas que quieren conocer la identidad de los testigos protegidos. En esta causa no hay testigos protegidos. Algún mosso d’Esquadra prestará declaración con su número de placa pero lo que sí es posible es que la Sala acuerde, y siempre a petición de los testigos que declaran, no restricciones al derecho de defensa, sino limitaciones de las imágenes para evitar que el rostro o la cara del agente pueda ser difundido por la señal de televisión” que emite el juicio íntegramente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × dos =