El Tribunal Supremo ha confirmado su competencia para juzgar el caso del “procés” si bien ha decidido enviar al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) la causa contra cinco exmiembros de la Mesa del Parlament y la exdirigente de la CUP Mireia Boya, acusados únicamente por desobediencia.

La Sala ha estimado los artículos de previo pronunciamiento planteados por estos seis acusados, de forma que el Supremo solo enjuiciará a 12 líderes independentistas, entre ellos el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras.

Así, el Supremo estima parcialmente las alegaciones planteadas por las defensas del exvicepresident Oriol Junqueras y los otros 17 procesados por el juez Pablo Llarena que habían reclamado que el asunto pasara a manos del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). En el banquillo del Supremo quedarán 12 exmandatarios, acusados todos ellos de rebelión y malversación de fondos públicos.

La Sala Penal enjuiciará a los acusados Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquin Forn, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, Dolores Bassa, Carme Forcadell, Meritxell Borrás, Carles Mundó y Santiago Vila. Estima, sin embargo, la declinatoria de jurisdicción planteada por las representaciones legales de los procesados Lluis María Corominas, Lluis Guinó, Anna Isabel Simó, Ramona Barrufet Santacana, Joan Josep Nuet, y Mireia Aran Boya, a quienes se les acusa de un delito de desobediencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here