El juez Llarena del Tribunal Supremo manda a prisión a los cinco políticos catalanes, Turull, Rull, Romeva, Bassa y Forcadell procesados por malversación y rebelión. El magistrado ha dictado prisión incondicional y los procesados serán enviados a las cárceles madrileñas de Estremera y Alcalá Meco.

La noticia ha sido un auténtico mazazo para el bloque soberanista en general, y muy especialmente para los cinco procesados y sus familias, que esperaban a las puertas del supremo, con la esperanza de volver con ellos a Cataluña.

La noticia ha sido un autentico mazazo

Las propias familias, con ojos llenos de lágrimas, en una tarde fría de Madrid, miraban a los  ojos  los periodistas esperando no encontrar la confirmación de lo inevitable.

Pablo Llarena considera que existe riesgo de fuga y de reiteración del delito. El magistrado hace hincapié «en la concurrencia con otra pluralidad de factores». E insiste en «el claro desprecio de los procesados al acatamiento de las decisiones de la autoridad judicial, las cuales se han desatendido de manera sistemática durante los últimos años».

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Bé, queda clar qui són, on són i el que fan i faran. El franquisme és el seu catecisme i la violència el seu procurador. Cal que els catalans que puguen fer per la seua República isquen a l’exterior, fins que la Xina, Rússia o qualsevol potència amb armes nuclears puguen afavorir-los. Com ja veiem no hi ha cap diferència entre Corea del Nord i borbònia o Rússia o la Xina. Si Anglaterra no hi estiguera, recolzant Gibraltar aquest ja estaria sota el domini borbònic. Estan assassinant la República Catalana i seguiran assassinant-nos a tots. No tenen altra eixida. Si perden, la justícia, justa els demanarà comptes. Així que ho cremaran tot abans que, permeten la justícia justa i legal. Ni cedint contra la voluntat dels nacionalistes, la màfia governant ha acceptat. Queda clar? Volen més sang que la que vessaren en repressió amb el colp d’estat. Sembla, que Europa, tindrà prompte els seus morts necessaris per a actuar.

  2. El supremo no está para administrar la piedad sino la justicia. Lamentablemente no ha cumplido su cometido, una vez más.

  3. La Justicia no debe aplicarse por igual a todos, porque sería injusta. No es igual que delinca cualquier ciudadano, que lo haga un diputado, electo, representante del pueblo y que por ello tiene que dar ejemplo de comportamiento legal, de respeto de las leyes, máxime por recibir un salario del Estado, que pagamos con nuestros impuestos. Con estos Srs. se ha hecho la justicia que se les debía, es decir, más justicia, más dura, más severa, porque se lo han merecido al no respetar las leyes y levantarse contra el Estado y quienes les pagamos. Así tomarán nota otros y no se atreverán a repetirlo. Es triste para las familias, pero que lo hubieran pensado antes de delinquir, porque son unos delincuentes, sólo que más delincuentes que los demás, porque «nobleza obliga»…

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre