Ante la avalancha de personas acudiendo a los centros comerciales durante el día de ayer y la mañana de hoy, mucha gente ha optado por comprar por internet.

Sin embargo, esta, que parecía la opción más razonable para estos días, pues permitía evitar aglomeraciones, colas y estrés, acaba de quedar fuera de juego.

Ha sido tal la cantidad de pedidos que se han realizado en algunos supermercados que se ha tenido que suspender el servicio on line de compras.

Así lo ha anunciado Mercadona, por ejemplo, que ha tenido que tomar la decisión ante la avalancha de pedidos recibidos. Y es que algunas tiendas de Madrid han visto superadas sus ventas habituales en un 145%.

«Debido a la gran demanda de pedidos que tenemos no podemos garantizar un buen servicio», dice la página web al indicarle el código postal que comienza por 28.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre