La Casa Real Española desde hace mucho tiempo ha estado tendiendo una madeja teniendo en cuenta prioritariamente sus propios intereses. Ha sido la avanzadilla de todos los gobiernos de turno, para facilitarles en muchos casos los acuerdos suscritos con otros estados y regímenes, algunos reaccionarios y teocráticos como es el caso de Arabia Saudi. Uno de los países más represores donde la pena de muerte, tortura y la violación de los derechos humanos están a la orden del día, mientras muchos naciones que se dicen democráticas, “miran para otro lado”.

Eso es lo que ha venido ocurriendo con España. Parecía que con la llegada a la Presidencia del Gobierno de Pedro Sánchez esa situación iba a cambiar, según las esperanzadoras y reconfortantes manifestaciones de Margarita Robles cuando se hizo cargo del Ministerio de Defensa. Nada más llegar manifestó la suspensión de los contratos que el anterior gobierno del PP había suscrito con Arabia Saudi para abastecerle material bélico, 400 bombas que podrían ser utilizadas en la Guerra del Yemen, donde tantas miles de personas inocentes vienen siendo víctimas  incluyendo niños y la fabricación de 5 corbetas.

Ha tenido que ocurrir el premeditado y vil asesinato con ensañamiento incluido del periodista saudí Khashoggy, para que la Comunidad Internacional reaccionara aunque tibiamente. En la Unión Europea la canciller alemana Ángela Merkel tomo la iniciativa y reclamo al conjunto de los estados miembros, procedieran a paralizar y embargar el suministro a Arabia Saudi de cualquier material bélico. España a través del presidente Sánchez ha tardado mucho (demasiado) tiempo en condenar ese execrable asesinato y ya con el tema de fabricación de material bélico y el suministro debido a los acuerdos firmados, haciendo el PSOE causa común con la ultraconservadora derecha del PP y Ciudadanos aprobaron el cumplimento de los mismos.

El problema es muy complejo debido fundamentalmente al elevado índice de paro en la Bahía de Cádiz del 37% y el arraigo de esta industria en la zona. Se demuestra la falta de voluntad política de los gobiernos centrales y de Andalucía hasta ahora para encontrar y darle una solución, que pasa ineludiblemente por aprovechar esa industria y astilleros para producir otro tipo de material y embarcaciones sin el componente bélico y así poderse diversificar la economía. Es muy significativo ver a la presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz y al alcalde de Cádiz José María González Santos (Kichi) unidos contranatura pero coincidiendo ambos en la defensa de los trabajadores que podrían verse afectados y en consecuencia, sus comportamientos en un sentido u otro se verían reflejados en clave de réditos electorales.

Mientras tanto hay que buscar formulas hasta que este tipo de reciclaje, incluyendo la cualificación y especialización de la mano de obra necesaria se haga realidad. En consecuencia, los trabajadores implicados como ha ocurrido con otros sectores: energético, bancario etc., deberían ser por el tiempo necesario subsidiados. Esto se tenia que haber hecho desde hace mucho tiempo para no llegar a las situaciones que se están viviendo de anteponer su subsistencia, a lo que es mucho peor, como son las consecuencias que vienen padeciendo los pueblos víctimas del Estado Saudi.

La monarquía saudí valiéndose de la producción y venta de su petróleo, ejerce una gran presión internacional llegando al chantaje a los países dependientes. A eso se le añade los contratos millonarios con empresas extranjeras para la construcción y desarrollo de grandes infraestructuras. En consecuencia, en su ámbito ejerce una gran influencia y consiguiente supeditación a los países con los que se relaciona.

En el caso de la monarquía española, su influencia es prácticamente domestica, abarcando al territorio español aunque de forma desigual, tal y como se ha venido comprobando si nos atenemos a las recientes resoluciones del Parlamento Catalán y el Ayuntamiento de Barcelona, reprobando la actuación del rey con relación al papel desempeñado en los acontecimientos del 1 de octubre del pasado año. Igualmente estas dos instituciones se manifestaron a favor de la abolición de la monarquía por obsoleta y caduca y la implantación de la República Catalana.

La resolución del Parlamento Catalán es de contenido político y no contempla aspectos jurídicos y es solo testimonial o simbólica. Así lo ha visto y en consecuencia se ha pronunciado el Consejo de Estado, pero el gobierno de Pedro Sánchez al no ser vinculante no atenderá el referido pronunciamiento y ya ha anunciado que lo llevará al Tribunal Constitucional el acuerdo y probablemente hará lo mismo con el del Ayuntamiento de Barcelona aprobado más recientemente.

Con relación a la monarquía, Pedro Sánchez es un rehén de la derecha, sus barones y gran baronesa y puede que por propia convicción (nunca se le ha visto manifestarse a favor de la República). Esta supeditado a la Casa Real y esa supeditación pretende transmitirla y ejercerla a la Sociedad Española limitando su libertad de expresión.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorMabel Lozano vuelve con el documental Proxeneta a lanzar su grito contra la prostitución
Artículo siguienteBankia eleva el resultado con un aumento en los ingresos por comisiones
Militante de los sindicatos ingleses (Trade Unions) desde 1971 y hasta mi regreso de Londres en 1976. Afiliado a la UGT y al PSOE en Londres desde junio de 1972. Cofundador y coordinador sindical de la F.A.E.E.R.U. (Federación de Asociaciones de Emigrantes Españoles en el Reino Unido). Fundador de la cooperativa de servicios PAILARCA (Pablo Iglesias-Largo Caballero). Miembro de los dos primeros comités regionales del Partido Socialista Canario -PSOE- 1977-1985 y por esas mismas fechas, miembro de las primeras ejecutivas insulares de Gran Canaria del PSOE y de la UGT. Cofundador en 1980 de Izquierda Socialista y su coordinador en Gran Canaria hasta 1989. Miembro del primer Consejo Federal de la Emigración del PSOE. Presidente del 1er. Comité de Empresa por la UGT del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria. Concejal de deporte y de los distritos: Isleta, Santa Catalina y Guanarteme del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, legislatura 1983.1987. Miembro de la Comisión Permanente de Deporte de la FEMP (Federación Española de Municipios y provincias) y del pleno del CSD (Consejo Superior de Deporte). Cofundador en 1991 de la Fundación Juan Negrín y su secretario durante 23 años (hasta 2014).

1 Comentario

  1. Navantia tiene fácil reconversión: Alemania, avanzadilla europea en utilización de energías alternativas, está encargando a sus astilleros de Cádiz no sé cuantas turbinas y no sé cuantos molinos para sus planes energéticos. Ese sería un camino , el mejor y más respetuoso no sólo con los derechos humanos sino con los del planeta. Industria de paz y no de guerra. Y a Arabia Ssudita-……

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre