El Ministerio de Sanidad sueco ha reconocido hoy haberse desecho de un «número indeterminado» de dosis de vacunas de AstraZeneca contra el COVID-19 ante el rechazo de una parte de la población a que se iba a administrar.

Según se ha explicado, estas personas habrían anulado la cita, o habrían rechazado la vacuna al llegar a las instalaciones, por lo que las dosis, al haber salido del refrigerador, no pueden volver a congelarse y han tenido que tirarlas a la basura, según se ha confirmado por la agencia estatal sueca TT.

El personal sanitario no fue capaz de encontrar a nadie a quien ponerle las vacunas, por lo que se ha dado la situación en la que se tiran al contenedor mientras hay otros lugares donde esperan desesperadamente la llegada de dosis como estas.

Suecia es el país más afectado entre los países nórdicos por el COVID-19. Un país que intentó, en un primer momento, hacer las cosas «de otra manera», sin apostar por las restricciones que en el resto de Europa se pusieron en marcha. Una decisión que ha tenido que modificar en vista del aumento de números de contagio.

La tasa de mortalidad sueca está ahora mismo en 133,76 por cada 100.000 habitantes, tres veces más que la de Dinamarca, nueve más que la de Finlandia, y diez más que la de Noruega.

En Madrid se evitó avisando a quien se quisiera vacunar

El rechazo a ponerse la vacuna ha sucedido también en España. Concretamente, durante el pasado fin de semana pudimos ver el llamamiento a través de redes sociales a todas las personas de Leganés a las que, por edad, se les pudiera administrar la vacuna y no hubieran sido todavía llamadas, para que acudiesen, voluntariamente, si deseaban ponérsela, ante la falta de afluencia de las personas que habían sido llamadas.

En el Hospital Severo Ochoa, según se indicaba, había 800 personas citadas y acudieron 105, motivo por el cual, se hizo este llamamiento por parte de algunos profesionales, como el caso de Fernando Martín, neuropediatra del hospital.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre