El presidente andaluz y su ejecutivo respaldan en pleno que su hermana ganara la plaza con 11 puntos menos que otra candidata.

María Dolores Moreno Bonilla, hermana del presidente del Gobierno de Andalucía, Juanma Moreno, es la única de los familiares de altos cargos del ejecutivo andaluz acusados de nepotismo que se mantiene en su nuevo puesto y además ha recibido el respaldo en pleno del Gobierno autonómico, como este jueves ha quedado rubricado en el pleno del Parlamento andaluz. En cambio, el hermano de la delegada territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta en Granada, María José Martín, ha renunciado al puesto de asesor en la Agencia de Medio Ambiente y Agua, dependiente del departamento que dirige su hermana, antes incluso de llegar a desempeñar el puesto en cuestión pese a que, según la Junta, era el candidato que más experiencia tenía para desempeñar el cargo que se le había adjudicado.

La renuncia de Sebastián Martín, hermano de la delegada de Medio Ambiente de la Junta en Granada, al puesto de coordinador provincial de los agentes de Medio Ambiente, deja en una incómoda posición al presidente andaluz y al Gobierno autonómico, que, a diferencia del caso de Granada, insisten en respaldar a la hermana de Juanma Moreno.

Once puntos menos que otra aspirante

Dolores Moreno Bonilla es desde el pasado junio la nueva directora del Conservatorio Superior de Danza Ángel Pericet de Málaga tras obtener el puesto pese a obtener menos puntuación que otra aspirante a la misma plaza dejada vacante tras la jubilación del antecesor en el cargo.

CCOO denunciará al Gobierno bipartito andaluz por “difamar” a la candidata que obtuvo 11 puntos más que la hermana de Moreno

El departamento de Inspección Educativa de la Junta, encargado del nombramiento, argumentó por correo electrónico a las reclamantes que en el baremo de la plaza conseguida por la hermana del presidente autonómico como directora del conservatorio se tuvieron en cuenta especialmente “otras fuentes” de valoración ajenas a la antigüedad y los méritos pese a que estas “otras fuentes” no están recogidas en las bases de la convocatoria que la Inspección remitió a los candidatos por correo electrónico, según adelantó El País el pasado agosto.

Pese a ello, el propio presidente andaluz ha respaldado a su hermana y el proceso de elección que la ha llevado a ocupar esa plaza pública. Moreno Bonilla asegura que el procedimiento de elección fue “absolutamente limpio y normal” y añadió que la Inspección Educativa es “la única competente a la hora de hacer una selección de personal que ha sido limpia y transparente”.

María José Martín, delegada territorial de Agricultura en Granada.

El Gobierno andaluz cerró inmediatamente filas con su presidente y se escuda en la Inspección de Educación, que fue quien presuntamente desaconsejó la contratación de la aspirante que consiguió más puntos que la hermana del presidente en un informe preliminar elaborado por los técnicos de la Consejería de Educación. El portavoz del Ejecutivo autonómico, Elías Bendodo, da más detalles y defiende a la hermana del presidente andaluz porque la candidata con más puntuación que ésta ya había desempeñado esas funciones en una etapa anterior y fue apartada del puesto por un motivo no concretado.

La sección de Enseñanza del sindicato Comisiones Obreras denunciará en los tribunales esta adjudicación por el daño causando a la aspirante con mayor puntuación de la hermana del presidente, que además es delegada sindical. “No vamos a permitir que se persiga a una profesional por ser delegada sindical”, advierte el sindicato. Esperanza Utrera, la candidata con mayor puntuación, “jamás fue sancionada ni cesada y es una gran profesional que no puede ser interesadamente cuestionada ni difamada para favorecer a la hermana del presidente de la Junta”, apuntaba CCOO cuando se hizo pública la adjudicación de la plaza a la hermana de Moreno Bonilla.

En cambio, el consejero de Educación, Javier Imbroda, de Ciudadanos, defendió este jueves en el pleno parlamentario la adjudicación a la hermana del presidente porque, según él, “la inspección de Málaga ha actuado exclusivamente basándose en criterios técnicos y objetivos”. Incluso llegó a amenazar al principal grupo de la oposición, el PSOE, si pone en duda la profesionalidad e integridad de la Inspección Educativa. Desde el Grupo Socialista, su diputada Beatriz Rubiño ha subrayado que este caso de “dedazo, nepotismo y enchufismo” de la hermana del presidente se ejecutó pese a obtener “once puntos menos que la segunda candidata” y ha acusado a la Junta de “no dar la cara” en todo el verano.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Quien vota pp/vox/C’s ja sabe que vota corrupción. Por tanto son cómplices de esta. vox no engaña a nadie, es como se ve: Medieval, y muy, pero que muy franquista. Quien le vota es, es franquista. El proceso, «limpio y normal»no engaña a nadie sobre, el que entienden, por «normal y limpio» esta gente.

  2. Sobran políticos y asesores en España demasiados vividores y enchufados que solo cobran y la rascan pero bien

  3. Ellos se creen que son los dueños del cortijo Por eso La derecha se camufla para sobrevivir. Con 3 militantes del pp

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre