Foto: Soleá Morente © Raquel Calvo.

Soleá Morente (Madrid, 1985) es una cantante y actriz española. En 2015 publicó su primer trabajo discográfico, Tendrá que haber un camino, al que siguió en 2018 Olé Lorelei, disco que supuso su consagración en el mundo de la música española. Actualmente está promocionando ‘No puedo dormir’, el primer single del que será su tercer disco, Lo que te falta, trabajo que verá la luz con el sello Elefant Records en 2020.

Procedente de una destacada familia de cantaores flamencos –es hija de Enrique Morente y hermana de Estrella Morente–, Soleá ha apostado desde el principio de su carrera por un sonido ecléctico y moderno, mezclando flamenco, pop, rock o ritmos de la rumba.

Como actriz ha participado en obras de teatro como Yerma (Miguel Narros) o La guerra de las mujeres (José Carlos Plaza) y en películas como La virgen de agosto (Jonás Trueba, 2019). Artista polifacética, ha estudiado también Filología Hispánica, y forma parte del grupo de música Prado Negro.


Acabas de publicar nuevo single con Elefant Records, ‘No puedo dormir’, después del éxito de tu segundo disco, Ole Lorelei (2018), ¿en qué te has inspirado para este nuevo material? ¿Cómo definirías la música de tu próximo álbum?

La vida, las cosas que me pasan, son la principal fuente de inspiración para la creación en mi trabajo; pero también la música que escucho, lo que veo que pasa alrededor (no solo a mí, sino a los demás)…

«EN MI CASA ME HAN ENSEÑADO DESDE PEQUEÑA QUE MI PADRE Y MI MADRE SON IGUALES»

Es un sonido que anteriormente no había trabajado. El acompañamiento es básicamente guitarra flamenca, lidera el ritmo de la rumba. Se encuentra más apegado a la naturalidad. Por ejemplo, mi voz no tiene reverb ni está doblada en ningún momento. También, casi todas las canciones están tocadas de una toma. Por lo tanto, hay un concepto que nace de la misma naturalidad y no de la súper producción que te permite hacer el estudio de grabación. Es un sonido más apegado a la tierra, al sonido popular.


Fuiste reconocida como artista revelación por El País en 2015. En 2018, El Mundo seleccionó Ole Lorelei como tercer mejor álbum del año, y ese mismo año recibiste el Premio Fundación Princesa de Girona Artes y Letras. ¿Da vértigo ser reconocida y criticada por todo lo que haces? ¿Cómo recibes estos reconocimientos a tu carrera?

Claro que da vértigo. Es un vértigo que me gusta, es una sensación parecida a la adrenalina que hace que cuando estoy terminando un disco ya estoy empezando a crear el siguiente. El reconocimiento y la aprobación después de un duro esfuerzo creo que son necesarios. Los entiendo como afecto y cariño.

«CUANDO ESTOY TERMINANDO UN DISCO YA ESTOY EMPEZANDO A CREAR EL SIGUIENTE»


Estudiaste Filología Hispánica y eres parte de Prado Negro, un precioso proyecto musical que combina música y poesía, ¿cómo influyen tus lecturas en tu carrera musical?

Influyen casi igual que mis vivencias personales. Es decir, me influyen tanto las cosas que me pasan en la vida como aquellas que leo, que al fin y al cabo, son inspiradas en otras vivencias.


Y hablando de Prado Negro, ¿cómo surge la idea de crear el grupo y qué queréis transmitir con vuestra música? ¿Por qué el nombre, Prado Negro?

Prado Negro es un grupo de amigos que nos hemos juntado para poner música a algunos poemas que nos han marcado en diferentes momentos de nuestra vida. Se llama Prado Negro porque ese es el nombre de un lugar maravilloso de la Sierra de Huétor de Granada que nos ha inspirado para componer y crear este disco.

«ENTIENDO EL ARTE COMO UN COMPROMISO CON LA SOCIEDAD EN LA QUE VIVO»


«El arte tiene que ser antisistema». Esta es una frase que has repetido en varias entrevistas. ¿Qué quieres decir exactamente?

No estoy de acuerdo con el sistema dominante, cada vez me cuesta más transigir. El arte es la verdad de la vida lo cual se contradice con un sistema que está a favor del poder y de la represión. 


Te has pronunciado en muchas ocasiones como feminista y con esperanza en que la ola surgida del 8M cambie las cosas, ¿qué es para ti el feminismo y cómo de importante es en tu vida y en tu carrera artística?

En mi casa me han enseñado desde pequeña que mi padre y mi madre son iguales y mi hermano, mi hermana y yo somos iguales, nunca ha habido diferencias. Esto se manifiesta en nuestras expresiones artísticas y en nuestras vidas. Yo entiendo el arte, que es mi oficio, como un espacio de liberación, como un medio de expresión y de compromiso con la sociedad en la que vivo.

«DESAFORTUNADAMENTE, NOS TROPEZAMOS EN EL CAMINO CON MUCHOS PREJUICIOS MORALES Y SOCIALES»

¿Crees que el público general y la crítica escuchan –y juzgan– igual la música interpretada por un hombre que la hecha por una mujer? ¿Cuál es tu experiencia al respecto?

Opino que actualmente, desafortunadamente nos vamos tropezando en el camino con muchos prejuicios morales y sociales obsoletos desde el primer momento que los creó la mente humana. Parece mentira que a día de hoy el camino esté obstaculizado por este tipo de ideas anacrónicas. De todas formas cuando me preguntan por estas cuestiones es difícil dar una respuesta absoluta, pues estos temas, sobre todo referentes a cuestiones de sexo, se presentan a la controversia. Actualmente, en las listas de éxitos podemos observar que están lideradas por nombres de mujeres y, en muchos casos, por nombres de mujeres muy jóvenes que representan a una generación nueva que ofrecen frescura, valentía. Creo que vamos por buen camino.

¿En qué otros proyectos estás trabajando actualmente? ¿Hacia dónde se dirige Soleá Morente?

Actualmente, estoy trabajando en las mezclas de mi próximo disco, que saldrá a finales de enero, y en plena promoción del disco de Prado Negro que ha salido a mediados de octubre. Tengo varios proyectos y varias ideas a las cuales me gustaría empezar a darles forma en cuento el ritmo de la vida me lo permita.

«ACTUALMENTE, LAS LISTAS DE ÉXITOS ESTÁN LIDERADAS POR MUJERES MUY JÓVENES DE UNA GENERACIÓN NUEVA QUE OFRECE FRESCURA Y VALENTÍA»

 

CUESTIONARIO BREVE

 

Un referente musical:

David Bowie.

Un referente feminista:

Virginia Woolf.

Una artista que te apasione:

Diana Ross.

Tu libro favorito:

Un año ajetreado, de Anne Wiazemsky.

Un verso de una canción que no se te vaya de la cabeza:

«The answer, my friend, is blowing in the wind», de Bob Dylan.

Un disco de una artista que no te canses de recomendar:

La obra completa de La Niña de Los Peines.

Alguien que haya influido mucho en tu música:

Enrique Morente.

Tu canción preferida:

‘Torneremo Ancora’, de Franco Battiato.

Una mujer que te haya marcado:

Sylvia Plath.

Cubierta del single: No puedo dormir (Elefant Records, 2019).
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorDíaz Ayuso: “El aborto no es un derecho, es un fracaso”
Artículo siguienteQue borren la foto
Carlos Asensio (Mallorca, 1986) es licenciado en Sociología y Ciencias Políticas, además de experto en feminismo y en diversidad sexual. Ha publicado los poemarios Arder o quemar (Maclein y Parker, 2019) y Dejar de ser (Chiado, 2017), y su poesía también ha aparecido en varias revistas y publicaciones literarias como Maremágnum, OcultaLit o Triadæ Magazine. En 2018 cofundó la editorial Circo de Extravíos, cuyo primer volumen es la antología de poesía ilustrada Amores líquidos (2019). Carlos conduce una sección de entrevistas sobre feminismo en Diario16 y también escribe para medios culturales y literarios como El Asombrario, OcultaLit o Revista Poémame.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + 5 =