Campaña ‘Denúncialo’ de la Policía Nacional. Foto: Youtube.

El Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género se ha reunido para analizar la aplicación de las medidas del Pacto de Estado contra la violencia machista y la principal conclusión que extraen sus máximos responsables es que la denuncia “es la única llave que abre la puerta de la esperanza para que la víctima pueda salir de la situación de maltrato”. Esta estrategia choca frontalmente con la inamovible realidad de las estadísticas, que evidencian que los jueces de violencia sobre la mujer siguen sin creer a una de cada tres denunciantes de malos tratos, según los datos oficiales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

“No estáis solas”, afirma el Observatorio, pero no advierte a las denunciantes de los numerosos escollos judiciales que encontrarán en el camino

Tras la reunión celebrada este martes y presidida por Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, con la participación, entre otras autoridades, de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo; la ministra de Justicia, Dolores Delgado; el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la fiscal general del Estado, María José Segarra, se emitió una declaración oficial del Observatorio en la que realiza “un llamamiento a toda la sociedad” para que tome conciencia del problema y denuncie, vía que los responsables de la violencia de género consideran “la única llave que abre la puerta de la esperanza para que la víctima pueda salir de la situación de maltrato”.

Pero los datos de violencia de género registrados en el primer trimestre de 2019 demuestran que no sólo la voluntad de estas víctimas y sus familiares y allegados es suficiente para atajar esta lacra, ya que los jueces sobreseyeron el 31,4% de las denuncias interpuestas en los órganos judiciales españoles por presuntas mujeres maltratadas. Este porcentaje de sobreseimientos por casos de malos tratos apenas varía año tras año pese a que, al contrario, las denuncias de las víctimas sí se incrementan de forma considerable, un 1,9% en los tres primeros meses de este año.

Por tanto, esta alegría con que las autoridades competentes invitan a las mujeres a denunciar los casos de violencia de género choca aún de una forma muy palpable con el muro de la justicia patriarcal, que mantiene muchos tabúes y exige excesivos requisitos probatorios para creer a las denunciantes.

Los máximos responsables de la lucha contra la lacra machista obvian que el 31% de los casos son archivados

Los datos que se han manejado en la reunión que vela por la aplicación de las medidas del Pacto de Estado en vigor contra la violencia de género en ningún momento se han detenido a poner el foco en los numerosos casos de denuncias que acaban archivadas o sobreseídas por distintos motivos en los juzgados especializados en violencia machista y, en cambio, vuelven a centrar la atención en la importancia decisiva de que la víctima dé el paso de denunciar, ya que casi el 80% de las más de 1.000 mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas desde el año 2003 no presentaron denuncia contra su maltratador. Tampoco sirve de mucho que se apele a la concienciación de familiares y allegados para que presenten en un juzgado de guardia la denuncia por malos tratos, sobre todo teniendo en cuenta la altísima tasa de casos que los jueces archivan o no terminan con una sentencia condenatoria.

Esta realidad lacerante incrementa la sensación de impotencia de muchísimas mujeres maltratadas cuando comprueban además que los jueces rechazan año tras año también una de cada tres solicitudes de órdenes de protección. De las 9.530 reclamadas en el primer trimestre de 2019, los jueces sólo adoptaron protección para 6.395 mujeres, un 67,1%, porcentaje muy similar al mismo periodo del año anterior.

Una de cada tres solicitudes de protección a las víctimas son rechazadas por los jueces especializados en violencia sobre la mujer

La declaración oficial del Observatorio concluye con este mensaje a las mujeres maltratadas: “No estáis solas”. Y añade que “hay miles de profesionales que, desde distintos ámbitos –policial, asistencial, sanitario, jurídico, judicial– trabajan para ayudaros, a vosotras y a vuestros hijos, a salir de la espiral de violencia”. Los máximos responsables de la lucha contra la lacra machista añaden que “una denuncia, una visita al centro de salud, una conversación con una persona de confianza, una llamada al 016… cualquiera de estos pequeños pasos puede salvar vidas”. En ningún caso advierten de la altísima tasa de denuncias archivadas por los jueces o de las no menos negativas judiciales a las órdenes de protección.

Mientras tanto, el Observatorio y el Poder Judicial se felicitan por que cada vez menos mujeres denunciantes se acogen a la dispensa legal a la obligación de declarar como testigo, prevista en la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Del 11,18% que se acogió a esta renuncia de la víctima en el primer trimestre de 2018 se ha pasado a un 9,73% en el mismo periodo de 2019.

Reunión del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género celebrada este martes.
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 3 =