Un total de 29 estaciones de esquí están abiertas durante este fin de semana de Navidad en la Península Ibérica, con una oferta de 704 kilómetros de nieve, unos 90 más que la semana pasada.

Las vacaciones de Navidad han arrancado con sol en las estaciones y con la previsión de más nieve, a partir de la próxima semana, para aumentar el número de pistas de cara a la época de máxima afluencia, en Nochevieja y Reyes. Este fin de semana, los esquiadores disponen de 240 kilómetros para deslizarse, lo que representa el 62% de todo el dominio en los cinco centros invernales del Pirineo y los dos de las sierras turolenses.

El tiempo estable y soleado marca los primeros días de las vacaciones navideñas, con temperaturas por encima de cero grados al mediodía. Este domingo las estaciones están abiertas, pero este lunes, día festivo, el horario se limita. En las del grupo Aramón (Cerler, Formigal-Panticosa y Javalambre-Valdelinares) se podrá esquiar hasta el mediodía, mientras que las del valle del Aragón (Astún y Candanchú) cierran.

«Esperamos disponer de más kilómetros esquiables en los próximos días», afirma David Dumal, director de Candanchú. Las previsiones meteorológicas apuntan a nuevas nevadas a partir de la noche del 25 al 26 y hasta el día 28, lo que permitirá ampliar la superficie. A partir de estas fechas es cuando se espera la mayor afluencia de esquiadores. «Los datos de ocupación hotelera son buenos», añade Dumal.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre