jueves, 26mayo, 2022
26.1 C
Seville

Sobre nuestro exilio

- Publicidad -

análisis

Putin planea matarnos de hambre y de frío

Primero cierra el grifo del gas, después corta el suministro de trigo y maíz. Putin planea exterminarnos de frío y de hambre. El dirigente...

El Repaso del 26 de mayo, jueves: Foro de Davos, precio del gas, matanza en Texas y cinismo de Biden

En El Repaso analizamos las principales noticias de actualidad. Puedes escucharlo en formato podcast Puedes verlo en vídeo a continuación (aceptando las cookies) Y puedes recuperar...

Un análisis imprescindible de Rafael Poch sobre la guerra en Ucrania

Acceder a información completa sobre la guerra en Ucrania no es tarea sencilla. Por un lado, la censura impuesta sobre los medios rusos por...

La III Guerra Mundial probablemente comenzará en Moldavia

De la misma forma que la Segunda Guerra Mundial comenzó de la forma más nimia y un motivo casi meramente superficial utilizado por los...
- Publicidad -
- Publicidad-

Hace algunas semanas, mi esposa y yo, iniciamos un exilio voluntario. Ahuyentados por la tiranía sanitaria impuesta en España y, de manera general, en Europa, y ante la amenaza de que mi esposa tenga que dar a luz sola, aislada y sin la posibilidad de tener en brazos a nuestra hija cuando nazca, hemos decidido ir a otro país para dar a luz.

De ninguna manera nos sentimos víctimas. Nosotros tomamos la decisión de tener autonomía sobre nuestro cuerpo y de igual manera somos responsables por la decisión que ahora hemos tomado. Sin embargo, es muy probable que de no existir las condiciones de tiranía sanitaria impuestas de manera  arbitraria, acientífica y contrarias a los derechos fundamentales, no hubiéramos decidido irnos del país. A medida que avanzamos hacia los casi dos años de pandemia, es claro que la salud pública no es la prioridad y los gobiernos y élites económicas han aprovechado la oportunidad para avanzar en una agenda de recorte de derechos ciudadanos y control totalitario de la sociedad. Nada de esto hubiera sido posible sin la cooperación y complicidad de tres grupos de profesionales: médicos, periodistas y maestros.

Antes de entrar en tema, algunas notas aclaratorias:

  • No niego la existencia del virus: el SARS-CoV2 es un virus, posiblemente de origen quimérico [1] [2] [3], que causa la enfermedad del COVID-19 la cual es potencialmente letal, en especial a las personas mayores de 65 años [4] [5] [6] [7] y/o con una o varias condiciones concomitantes [8] [9] [10] [11] [12].
  • Creo que las vacunas son unos de los mayores logros científicos en la historia de la humanidad y gracias a ellas hemos logrado erradicar enfermedades infecciosas altamente contagiosas y peligrosas como la viruela.
  • Creo que las llamadas “vacunas” anti-COVID-19  son terapias génicas [13] [14] [15] [16] y funcionan para lo que fueron diseñadas: la prevención de la enfermedad del COVID-19 sintomática a corto plazo. A partir de esta evidencia obtenida de ensayos controlados aleatorizados [17], se han tomado una serie de políticas de salud pública que carecieron de sustento científico y que luego han sido justificadas a partir de estudios de cohortes [18] o caso-control [19] realizados a posteriori. 


Médicos: la cara de la cobardía

No, no todos los médicos han sido unos cobardes. Muchos han levantado la voz y se han opuesto a todas las tropelías cometidas y que se siguen cometiendo. Hacia ellos, no tengo más que infinito respeto y admiración. Son profesionales para los cuales los principios y los valores van primero que cualquier puesto de trabajo.

Sin embargo y desgraciadamente, los médicos valientes han sido la minoría. Entre otras cosas, los médicos cobardes han:

  • permitido que protocolos indebidos [20] [21] y que, en muchos casos, causaron la muerte de muchos pacientes COVID, fueran puestos en acción en residencias de mayores [22], hospitales y unidades de cuidado intensivos. Las directrices sobre cómo tratar pacientes COVID han venido desde arriba y jamás se han cuestionado.
  • omitido o directamente desaconsejado tratamientos de prevención, profilácticos y/o tempranos que han mostrado eficacia en gran cantidad de estudios [23]. Las directrices sobre cómo prevenir o tratar etapas tempranas de COVID han venido desde arriba y jamás se han criticado.
  • recomendado productos experimentales/en investigación a:
    • pacientes los cuales tenían muy poco en riesgo de sufrir complicaciones o morir a causa de la COVID, como es el caso de niños[24], adolescentes[25] y adultos jóvenes sin condiciones concomitantes[26].
    • poblaciones donde hay datos muy limitados (o directamente no existen) sobre la seguridad del tratamiento, como mujeres embarazadas, pacientes neurológicos, pacientes inmunodeprimidos, pacientes de cáncer, VIH, etc. Todos estos grupos fueron EXPLICITAMENTE excluidos de los ensayos clínicos aleatorizados realizados por las farmacéuticas.

Ustedes, una vez más, se han reducido a seguir los protocolos impuestos desde arriba y no han querido poner las manos en el fuego para asumir responsabilidad sobre estos medicamentos que recomendaban puesto que no expedían una prescripción médica, excluyéndose así de cualquier responsabilidad legal que pudiera derivarse de efectos secundarios graves en un paciente que se inocule.

  • echado por tierra el código deontológico de su profesión, el cual establece que la obtención de consentimiento informado por parte de los pacientes es un deber [27] del profesional médico cuando se aplican tratamientos o se realizan exámenes, sobre todo en caso de que presenten riesgos conocidos o desconocidos importantes y de manera especial cuando el tratamiento en cuestión es de carácter experimental/en investigación. De igual manera, el mandato ha venido desde arriba y ustedes se han reducido a seguirlo, aun cuando va en contra de su código ético profesional.
  • apoyado, bien sea de manera activa o simplemente a través del silencio culpable, medidas coercitivas sobre la población en general para que se apliquen tratamientos experimentales/en investigación bajo la falsa premisa de que es la única manera de controlar una epidemia de un virus respiratorio, obviando por completo la evidencia científica sobre la aplicación de vacunas imperfectas [28] contra patógenos altamente contagiosos o que todos los intentos de producir una vacuna contra otros coronavirus pasados fracasaron [29] porque terminaban causando ADE en sus receptores, algo sobre lo cual se sabía desde el comienzo de la campaña de vacunación [30] y quizás ahora estemos viendo en vista de los estudios que indican que las vacunas estarían ofreciendo eficacia negativa ante la nueva variante (Omicron) [31]. Una vez más, ustedes han decido seguir los protocolos y las políticas impuestas desde arriba y no han cuestionado nada al respecto.
  • colaborado en mantener protocolos sanitarios [32] que vulneran los derechos fundamentales de los ciudadanos y de los pacientes al restringir el derecho de acceso a ciudadanos sanos para acompañar o brindar apoyo emocional a pacientes que estén recibiendo un tratamiento o les estén realizando una intervención médica, ignorando por completo que la vacunación no previene el riesgo de contagio y transmisión [33], y por ende, exigir PCRs solamente a las personas no vacunadas es dar licencia a quien está vacunado de transmitir el virus libremente. Ustedes han callado ante la irracionalidad y han permitido que los derechos de los ciudadanos y los pacientes se vean vulnerados, obedeciendo de manera servil y ciega a los protocolos establecidos desde arriba.
  • ignorado de manera canallesca los casos de efectos secundarios graves causados por las inoculaciones experimentales. No sólo no han reportado diligentemente todos los casos, sino que han hecho luz de gas a los pacientes que han sufrido daños, algunos irreparables y de por vida, a causa de estas inoculaciones, ignorando las causas reales y haciéndoles creer que es ansiedad o cualquier otra elucubración en su cabeza [34]. Habéis sido extremadamente diligentes a la hora de recomendar un medicamento experimental/en investigación (sin prescripción, por supuesto) pero extremadamente negligentes a la hora de asumir errores y tratar a los pacientes que sufren a causa de esas inyecciones como es debido. Una vez más, ustedes han decido abandonar sus principios y su código de ética, han bajado la cabeza y han obedecido órdenes de arriba para enterrar cualquier evidencia de que estas inoculaciones puedan causar daños a la gente. De entre todas las cosas, creo que esta es la más sangrante puesto que han decidido de forma consiente abrazar la negligencia y la mala praxis médica, dejando a miles de pacientes abandonados a su suerte, sin tratamiento y sin compensación económica que cubra los daños y las discapacidades causadas por las inoculaciones. Para muchos, la vida no será la misma (si es que han tenido la suerte de sobrevivir) y tarde o temprano se le exigirán responsabilidades al gremio.


Sé que hay todavía muchos profesionales íntegros, algunos más vocales que otros a la hora de denunciar todas estas barrabasadas médicas y éticas, pero mucho me temo que la confianza que alguna vez les ha tenido la ciudadanía ha quedado erosionada y será muy difícil que la gente vuelva a confiar su vida a personas que están más dedicados a seguir órdenes para mantener su puesto de trabajo que en realmente hacer el trabajo que se le ha encomendado, i.e., salvar vidas y mejorar la salud de sus pacientes. En sus manos y conciencia queda congraciarse con la ciudadanía de nuevo, abrir sus mentes y corazones a una realidad que es cada día más evidente e inexorable.

Periodistas: las meretrices del poder

No, no todos los periodistas han decidido prostituirse y dejar de un lado sus principios para venderse al poder. Sin embargo, los periodistas y comunicadores que trabajan en los medios de comunicación dominantes han mostrado una falta abrumadora de integridad. Los periodistas han contribuido a:

  • despreciar el riesgo del virus en los primeros meses de 2020, haciendo creer a la población que no había nada de qué preocuparse. No contentos con eso, hicieron llamamientos a manifestaciones y movilizaciones, en especial la del 8M en medio de fuertes indicios de que existía transmisión comunitaria y que el sistema sanitario podría colapsar ante una ola de infecciones. En ambos casos, ustedes decidieron obedecer al poder y abandonar sus principios.
  • crear campañas de miedo y propaganda para que la población obedeciese a normas impuestas por el gobiernos central y los gobiernos regionales a pesar de que no estaban respaldadas por ninguna base científica. De manera ciega y servil, obedecieron a su pagador e hicieron el trabajo sucio.
  • hacer campañas de propaganda, a medida que avanzaba el proceso de las inoculaciones, dirigidas exactamente a las poblaciones para las cuales el pinchazo se hacía disponible. Todavía permanecen en la memoria las imágenes de los mega-botellones como infectódromos, los adolescentes como vectores de contagio en los institutos y los niños como héroes que se pinchaban para proteger a los mayores. Sin tener el menor miramiento ético al respecto, han sido una plataforma para asustar a los jóvenes, adolescentes, niños y padres para que accedieran a inyectarse la terapia génica. De la manera más miserable y vil, han transmitido el mensaje a la población de que está bien sacrificar a los más jóvenes con tal de salvar a los mayores.
  • estigmatizar, señalar, perseguir y, en algunos casos, criminalizar [35] a aquellos que hemos decidido ejercer autonomía sobre nuestros cuerpos y no hemos accedido al chantaje de inyectarnos una terapia genética con desconocidas consecuencias. Como si estuvieran siguiendo el manual de propaganda de Goebbels[36] [37], se ensañaron contra una minoría de librepensadores y decidieron aplicar la etiqueta de “negacionista” a todo lo que no aprobara el discurso único. Incluso han llegado a llamar negacionista[38] [39] a Joan Ramón Laporte Roselló, alguien que bien podría ser uno de los mayores expertos de farmacología y farmacovigiliancia en España porque decidió ser fiel a sus principios y exponer varias verdades sobre estos tratamientos génicos en una comparecencia en el congreso de diputados[40]. Pregunto yo: ¿qué parte de su discurso es negacionista? No espero respuestas porque, como han venido haciendo desde hace casi dos años, ustedes no trabajan para buscar la verdad e informar al la población sino que sirven únicamente al poder.
  • esconder una verdad cada vez más evidente: los tratamientos génicos han dañado la salud de decenas de miles de personas en España y han causado cientos de muertes. En cambio, han decidido escribir sobre cómo el calentamiento global, comer gambas, ver mucho Netflix, cabrearse mientras se mira fútbol, o que fumar marihuana incrementa el riesgo de complicaciones cardíacas y trombos. Ante la avalancha de deportistas que están sufriendo problemas del corazón, poco tiempo les ha faltado para achacarlo al “COVID y el sobreentrenamiento” [41], tratando de evitar que el público pueda relacionar ninguno de estos problemas cardíacos con la aplicación de los tratamientos génicos experimentales/en investigación. Una vez más, trabajaron al servicio del poder y no de la ciudadanía.
  • evitar invitar o entrevistar a cualquier persona (o experto) que contradijera el discurso oficial de que el SARS-CoV2 causa COVID severo en todas las personas, sin importar edad o condición de salud, que las inoculaciones son seguras, efectivas y la única salida posible de la pandemia, que no existen tratamientos tempranos seguros y efectivos, que el pasaporte COVID es una medida coercitiva y de carácter político sin base científica alguna y que la obligatoriedad de usar máscaras en exteriores nunca fue sustentada con la evidencia científica. Ustedes, contrario a lo que debería ser la labor de un periodista (que es la búsqueda y la defensa de la verdad), han decido apoyar ciegamente un discurso único, acallar el debate y tildar a cualquier disidente de negacionista. Una vez más, han actuado contra los intereses de la ciudadanía y se han convertido en sicarios del poder.
  • callar de manera cómplice ante la censura efectuada sobre otros compañeros de profesión por simplemente hacer su trabajo: informar. La censura no sólo ha caído sobre otros compañeros de profesión sino también sobre científicos que han decidido alzar su voz ante situaciones irregulares tanto en el manejo de la pandemia como en la campaña masiva de inoculación. Ustedes no sólo han callado ante la censura, sino que en algunos casos, la aplaudieron y celebraron, aludiendo a la infame batalla contra la “desinformación”. ¿Cuál tiene que ser su nivel de servilismo o lavado de cerebro para apoyar la censura de voces disidentes? ¿Creen ustedes que, en un momento dado, no serán los siguientes en ser censurados? Una vez más, y de manera reiterada, ustedes han procurado defender los intereses del poder y su propia comodidad en vez de ser fieles la verdadera labor periodística.

No contentos con lo arriba expuesto, ustedes han sido herramientas de desinformación, ocultando o tergiversando la información que la ciudadanía necesita conocer:

  • poco se reportó sobre el incremento astronómico de reportes de efectos adversos vinculados los tratamientos génicos al VAERS [42] luego de que fueran lanzados al público. En cambio,  usaron excusas peregrinas como “correlación no indica causalidad” para desdeñar estas cifras alarmantes. Pregunto yo, como ciudadano que busca la verdad: si los sistemas de farmacovigilancia no pueden usarse para monitorear la seguridad de un medicamento que haya sido lanzado al mercado, ¿qué herramienta debería usarse entonces? ¿Debemos, bajo esa misma lógica, ignorar todas las señales de seguridad que estos sistemas arrojan y no retirar del mercado medicamentos que están causando problemas?
  • han omitido de manera flagrante la moción introducida en el parlamento europeo para la creación de un fondo de compensación para las víctimas de las “vacunas” [43]. ¿Acaso esto no es digno de al menos una pequeña columna en algún diario de gran tirada o mención en algún noticiero?
  • se han hecho la vista gorda ante la escandalosa falta de transparencia de la Unión Europea a la hora de firmar los contratos con las farmacéuticas [44]. ¿En qué momento la prensa “progresista” ha abandonado los ideales de izquierda que alguna vez abrazaron y obviaron las coerciones y presiones que grandes corporaciones ejercen sobre gobiernos e instituciones supranacionales [45] [46]?
  • han permanecido callados ante los inmensos conflictos de intereses de la presidente de la Comisión de la Unión Europea, Ursula von der Leyen, cuando plantea la necesidad de discutir la vacunación obligatoria a pesar de que su esposo, Heiko von der Leyen, dirige una empresa dedica a la investigación y desarrollo de terapias génicas [47]. ¿No es acaso digno de mención que la presidente de la Comisión Europea tenga tan flagrante conflicto de intereses cuando propone la discusión sobre la obligatoriedad des las inoculaciones?
  • no han hecho mención alguna a las irregularidades denunciadas durante el ensayo de fase tres [48] de la inyección de Pfizer a pesar de que fue publicado en una de las revistas médicas más prestigiosas del mundo, el BMJ. Llegaron incluso al extremo de hacer un fact-check de este artículo del BMJ en Facebook [49]. ¿No debería saber la ciudadanía que han habido irregularidades en los ensayos clínicos usados para aprobar el uso de una sustancia que se están inyectando 1, 2, 3 o 4 veces en el cuerpo?
  • obviado completamente la negativa de la FDA (equivalente a la EMA en EEUU) de entregar inmediatamente los datos que usaron para aprobar la inoculación de Pfizer en EEUU luego de haber recibido una solicitud de libertad información  solicitando a un juez federal que estos datos puedan ser entregados a lo largo de 55 años [50] a pesar de que la FDA se tomó sólo 108 días en revisar esos datos y dar el visto bueno al tratamiento génico. ¿No debería ser su labor informar a la ciudadanía de actuaciones irregulares de agencias reguladoras, en especial cuando se trata de temas de salud pública?

No es de extrañar que los medios de comunicación tradicionales estén experimentando la peor caída de audiencia de su historia [51] [52] y que los medios alternativos tomen más fuerza cada día. Lo que alguna vez fue el cuarto poder ciudadano, se ha convertido en una meretriz del poder. Mucho me temo que su futuro a mediano y largo plazo no sea muy halagador y que pronto quedarán en el cajón del olvido. Ese día será un día de regocijo ciudadano.

Maestros: los niños y adolescentes son la menor de sus prioridades

No, no todos los maestros han actuado de manera canallesca con los niños. Sin embargo, una minoría de maestros ha logrado imponer una serie de medidas y restricciones que ha tenido efectos devastadores en el desarrollo emocional e intelectual de los niños y adolescentes. De todos los grupos de población, quizás sean los niños y los adolescentes los que más han sufrido las consecuencias de las nefastas políticas y protocolos impuestos por los gobiernos e instituciones para controlar la epidemia del COVID. A pesar de que este grupo poblacional tiene un rol menor que los adultos en la transmisión del virus [53] [54] [55] [56], las medidas impuestas en colegios e institutos han sido desproporcionadas. Estas medidas han causado:

  • retrasos en el desarrollo de capacidades cognitivas y daños emocionales [57] [58] [59] [60] [61] [62].
  • incremento en la tasa de suicidios o intentos de suicidio en niños y adolescentes [63] [64] [65].
  • el sentimiento de culpabilidad en los niños y adolescentes sobre contagiar a sus padres o abuelos y causarles la muerte [66] [67] [68] [69].

Ustedes, han participado en actividades muy cuestionables desde el punto de vista ético. Entre otras cosas, ustedes han:

  • forzado a niños y adolescentes a usar mascarillas [70] de manera obligatoria incluso a la hora de hacer ejercicio o durante el recreo, y permanecer en salones de clases que parecían neveras [71] por horas.
  • permitido la inoculación de niños y adolescentes en las escuelas [72] a sabiendas de que no son los lugares adecuados para realizar tal labor. No sólo una escuela no posee las instalaciones adecuadas para atender a un menor en caso de una reacción adversa grave, sino que además coloca en el foco ante el resto de sus compañeros de clase a aquellos menores cuyos padres, en pleno ejercicio de su derechos, han decidido no inocular.
  • iniciado interrogatorios en clase para preguntar sobre el estado de vacunación a los niños presentes en clase [73] a pesar de que los datos médicos se consideran privados y jamás deberían ser preguntados y mucho menos divulgados públicamente.

La actuación de las autoridades educativas, los maestros y los profesores de escuelas e institutos ha sido de todo menos orientada a proteger los intereses de los niños y los adolescentes. La nefasta reacción de todos estos actores no sólo ha causado profundos daños en las generaciones en formación sino que ha destruido la confianza que padres y representantes tenían en la institución educativa. Si la calidad de la educación en España estaba ya en entredicho, la pandemia ha venido a clavar los últimos clavos en el ataúd de un enfermo terminal. Las medidas orientadas a recuperar el sistema educativo tendrán que venir acompañadas necesariamente de políticas destinadas a reparar el terrible daño causado a los niños y adolescentes durante la gestión en el sector educativo de la pandemia y de una profunda reformulación de la ética profesional de los educadores. Nos jugamos mucho en la educación de las nuevas generaciones, incluido el rumbo del país en los próximos años.


[1]https://www.ronjohnson.senate.gov/2022/1/senator-johnson-demands-answers-from-dod-on-disclosure-about-covid-19-origins-and-early-treatment

[2]https://theintercept.com/2021/09/23/coronavirus-research-grant-darpa/

[3]https://web.archive.org/web/20220111235651/https://www.telegraph.co.uk/news/2022/01/11/scientists-believed-covid-leaked-wuhan-lab-feared-debate-could/

[4]https://www.nature.com/articles/s41598-021-89615-4

[5]https://journals.lww.com/pidj/Fulltext/2022/02000/Why_Does_the_Severity_of_COVID_19_Differ_With.19.aspx

[6]https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8239978/

[7]https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0248675

[8]https://www.karger.com/Article/FullText/513288

[9]https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32721533/

[10]https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0258154

[11]https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0246190

[12]https://www.cdc.gov/nchs/data/health_policy/covid19-comorbidity-expanded-12092020-508.pdf

[13]https://asgct.org/research/news/november-2020/covid-19-moderna-nih-vaccine

[14]https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC4817894/

[15]https://medium.com/swlh/mrna-therapy-a-new-form-of-gene-medicine-5d859dadd1e

[16]https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17007566/

[17]https://en.wikipedia.org/wiki/Randomized_controlled_trial

[18]https://en.wikipedia.org/wiki/Cohort_study

[19]https://en.wikipedia.org/wiki/Case%E2%80%93control_study

[20]https://rumble.com/vt62y6-covid-19-a-second-opinion.html (05:24:40)

[21]https://diario16.com/el-silencio-suicida-de-la-izquierda-ante-la-gestion-de-la-pandemia-covid/

[22]https://www.bmj.com/content/375/bmj.n3132

[23]https://c19early.com/

[24]https://link.springer.com/article/10.1007/s00431-021-04235-4

[25]https://www.researchsquare.com/article/rs-689684/v1

[26]https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8602929/

[27]https://www.boe.es/buscar/pdf/2001/BOE-A-2001-12770-consolidado.pdf

[28]https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC4516275/

[29]https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC7943455/

[30]https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33113270/

[31]https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.12.20.21267966v3.full-text

[32]https://www.xunta.gal/dog/Publicados/2021/20211217/AnuncioC3K1-151221-1_es.html

[33]https://www.thelancet.com/journals/laninf/article/PIIS1473-3099(21)00690-3/fulltext

[34]https://diario16.com/personas-afectadas-por-las-vacunas-piden-que-se-investiguen-sus-casos-y-denuncian-ser-diagnosticadas-de-problemas-de-salud-mental/

[35]https://www.youtube.com/watch?v=uwJzIZ9lYtk&list=PL30PE7ctwg4DuEF6N-2NEb6BcYUktVU-3

[36]https://isecpost.com.ar/el-nazismo-y-los-medios-de-comunicacion/

[37]https://www.iwp.edu/wp-content/uploads/2019/05/20181016_GoebbelsPrinciplesofPropaganda.pdf

[38]https://www.lasexta.com/noticias/nacional/profesor-invitado-comision-gestion-vacunas-lanza-argumentos-negacionistas-congreso_202202076201a06c6a40a200010cde24.html

[39]https://www.youtube.com/watch?v=jFHEWafLJZU

[40]https://www.youtube.com/watch?v=4I-ZFG76h5Y&t=472s

[41]https://www.elmundo.es/deportes/futbol/2021/12/16/61b9d904fc6c836a418b4596.html

[42]https://vaersanalysis.info/2022/02/11/vaers-summary-for-covid-19-vaccines-through-2-4-2022/

[43]https://www.europarl.europa.eu/doceo/document/B-9-2021-0475_EN.html

[44]https://www.euractiv.com/section/coronavirus/news/covid-vaccine-contract-nearly-a-quarter-obscured/

[45]https://diario16.com/covid-19/

[46]https://www.theguardian.com/global-development/2021/sep/10/pfizer-accused-of-holding-brazil-to-ransom-over-vaccine-contract-demands

[47]https://brightlightnews.com/mep-calls-out/

[48]https://www.bmj.com/content/375/bmj.n2635

[49]https://www.bmj.com/content/376/bmj.o95

[50]https://www.israelnationalnews.com/news/317161

[51]https://www.vozpopuli.com/medios/la-1-audiencia-minimo-historico-estrenos.html

[52]https://es.statista.com/estadisticas/475883/penetracion-de-los-periodicos-en-espana/

[53]https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1876034121002689

[54]https://bmjpaedsopen.bmj.com/content/4/1/e000722

[55]https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32769089/

[56]https://www.ecdc.europa.eu/en/publications-data/children-and-school-settings-covid-19-transmission

[57]https://www.20minutos.es/noticia/4944379/0/logopedas-y-pediatras-observan-un-retraso-en-el-desarrollo-del-habla-en-ninos-por-la-mascarilla-y-restricciones/

[58]https://nypost.com/2021/12/05/mask-mandates-are-harming-our-childrens-development/

[59]https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fpsyg.2020.01952/full

[60]https://www.telegraph.co.uk/health-fitness/mind/masks-could-children-harm-good/

[61]https://www.deseret.com/opinion/2021/8/13/22623659/requiring-kids-to-wear-masks-all-day-at-school-does-more-harm-than-good-utah

[62]https://www.wsj.com/articles/masks-children-parenting-schools-mandates-covid-19-coronavirus-pandemic-biden-administration-cdc-11628432716

[63]https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/0253717620982514

[64]https://blogs.bcm.edu/2021/11/17/covid-19-and-the-rise-of-teenage-suicide/

[65]https://answers.childrenshospital.org/covid-19-suicide-kids/

[66]https://www.redaccionmedica.com/la-revista/noticias/covid-19-en-ninos-una-generacion-de-ansiedad-episodios-de-culpa-y-estres-4712

[67]https://www.abc.es/familia/padres-hijos/abci-vivir-culpa-contagiar-familiar-fallece-covid-19-202011111859_noticia.html

[68]https://www.semana.com/vida-moderna/articulo/coronavirus-en-colombia-la-culpa-de-contagiar-a-otros/702520/

[69]https://www.elespectador.com/salud/la-culpa-el-sintoma-mas-silencioso-del-covid-19-article/

[70]https://www.lavanguardia.com/politica/20200614/481772071821/clases-colegio-vuelta-mascarilla-medidas-aulas.html

[71]https://elpais.com/mamas-papas/2021-02-02/recomendaciones-para-que-los-ninos-no-pasen-frio-en-clase.html

[72]https://elpais.com/sociedad/2021-12-10/asi-sera-la-vacunacion-de-los-ninos-en-cada-comunidad-vacunodromos-colegios-hospitales-y-centros-de-salud.html

[73]https://www.welt.de/debatte/kommentare/article235387210/Corona-Die-Spaltung-der-Gesellschaft-ist-in-den-Schulen-angekommen.html

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. Lo primero es desde luego desearles que vaya todo bien y tanto la criatura como la madre esté bien tras el embarazo y sobre todo el difícil momento del parto.

    Sobre el artículo, a pesar de tener bastantes referencias, tiene sesgos importantes. No puedes reprochar a todo el mundo sus sesgos y no admitir/corregir los tuyos. Esta enfermedad podía haber sido mucho peor que la mal llamada gripe española, ya que vivimos en un mundo mucho más poblado y global que hace un siglo; y no ha sido así por todos los medios que se han puesto para evitarlo. Como todo en esta vida, cada acción tiene su repercusión; no hay más que ver las contraindicaciones de cualquier medicamento común para poner en cuestión toda la medicina moderna. Pero no por ello debemos volver a las cavernas y olvidarnos de los avances en la ciencia. Como decía el gran Sagan: «La ciencia no es perfecta, con frecuencia se utiliza mal, no es más que una herramienta, pero es la mejor herramienta que tenemos: se corrige a sí misma, está siempre evolucionando y se puede aplicar a todo. Con esta herramienta conquistamos lo imposible.».

    Y para no alargar la cosa, citar las manisfestaciones del 8M y obviar acontecimientos deportivos, reuniones anti8M y mil cosas más que ocurrieron simultáneamente es un sesgo ideológico pero muy grande. Un saludo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -

últimos artículos

El Congreso aprueba la Ley del ‘Solo Sí es Sí’ para garantizar la libertad sexual de las mujeres y poner el consentimiento en el...

El Congreso ha aprobado, la Proposición de Ley Orgánica complementaria de la Ley integral para la igualdad de trato y la no discriminación, de modificación...

Ayuso a piñón ideológico fijo

Por fin, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha alcanzado lo previsto. Desarticulada la oposición interna contra ella, ha cumplido los últimos objetivos...

Ya se permite escribir a cualquier indocumentado

Cada dos por tres surgen noticias de políticos y/o apegados al poder que han plagiado tesis –al fin y al cabo no dejan de...

El Parlamento Europeo reclama que los salarios suban en relación a la inflación

El pleno el Parlamento Europeo (PE) aprobó a mano alzada una resolución sobre las consecuencias económicas y sociales del ataque ruso contra Ucrania. La...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

José Antonio Zorrilla, embajador de España retirado, imparte una conferencia sobre la guerra en Ucrania: «Lo siento si os quito la inocencia»

José Antonio Zorrilla cuenta en su currículo con una larga experiencia en el ámbito de las relaciones internacionales. Ha sido diplomático y cónsul general...

El próximo 22 de mayo, las corporaciones tecnológicas y farmacéuticas, a través de la OMS, pretenden poder anular las soberanías nacionales

El pasado lunes día 9 de mayo (Día de Unión Europea y Día de la Victoria para Rusia) tuve el honor, como Presidente de...

Rusell Blaylock, neurocirujano sobre la pandemia de COVID-19 «¿Cuál es la verdad?»

En la revista internacional de neurología quirúrgica, SNI por sus siglas en inglés, se ha publicado recientemente un editorial firmado por Rusell Blaylock, neurocirujano...

BionTech reconoce ante la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU no poder demostrar suficiente eficacia y seguridad de la vacuna de Pfizer y...

El informe anual que la compañía BionTech ha presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, fechado en el pasado 30...

Estados Unidos compra millones de dosis de vacunas para el «nuevo virus» de la viruela del mono

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos acaban de firmar un acuerdo por 119 millones de dólares que se destinarán a la compra de vacunas...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

El Congreso aprueba la Ley del ‘Solo Sí es Sí’ para garantizar la libertad sexual de las mujeres y poner el consentimiento en el...

El Congreso ha aprobado, la Proposición de Ley Orgánica complementaria de la Ley integral para la igualdad de trato y la no discriminación, de modificación...

Ayuso a piñón ideológico fijo

Por fin, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha alcanzado lo previsto. Desarticulada la oposición interna contra ella, ha cumplido los últimos objetivos...

Ya se permite escribir a cualquier indocumentado

Cada dos por tres surgen noticias de políticos y/o apegados al poder que han plagiado tesis –al fin y al cabo no dejan de...

El Parlamento Europeo reclama que los salarios suban en relación a la inflación

El pleno el Parlamento Europeo (PE) aprobó a mano alzada una resolución sobre las consecuencias económicas y sociales del ataque ruso contra Ucrania. La...