jueves, 5agosto, 2021
24.5 C
Seville

¿Sintetizan los partidos políticos lo mejor de la política o de los integrantes de la misma?

Francisco Tomás González Cabañas
Licenciatura en Filosofía (USAL) (1998-2001). Licenciatura en Psicología (UP) (1998-1999)- Licenciatura en Ciencias Política (UCA)(1999-2000) y Licenciatura en Comunicación (UCES) (2000-2001) Desistió de culminar los mismos y continúo formación autodidacta. Publicó su primera Novela “El Macabro Fundamento” en el año 1999. Editorial Dunken. Publica su segundo libro “El hijo del Pecado” Editorial Moglia. Octubre de 2013. Publica su tercer libro, primero de filosofía política, “El voto Compensatorio”, Editorial Ediciones Académicas Españolas, Alemania. Abril de 2015. Publica su cuarto libro, segundo de filosofía política, “La Democracia Incierta”, Editorial SB. Junio de 2015.
- Publicidad -

análisis

Felipe VI podría acabar con la inviolabilidad del rey mañana mismo

Las cosas de palacio siempre van despacio. Y en Zarzuela no es que vayan deprisa precisamente. Ahora que se cumple un año de la...

La laguna de La Ricarda, un paraje de alto valor ecológico, en peligro por la ampliación del aeropuerto de El Prat

La ampliación del aeropuerto de El Prat, el gran proyecto en el que Pedro Sánchez ha depositado buena parte de sus esperanzas de que...

El supuesto exilio del rey emérito: un año de farsas y grave daño a la democracia

Un año, un año ya desde que el rey emérito, acosado por los escándalos financieros y los líos de faldas, hizo las maletas y...

Un informe de la UE detecta que España carece de una «estrategia específica» contra la corrupción

El informe sobre el Estado de Derecho en España en 2021 elaborado por la Comisión Europea, y al que ha tenido acceso Diario16, detecta...
- Publicidad-

Entendiendo que el pueblo (demos) desde lo teórico se encuentra desde hace tiempo más cuestionado y criticado (la refedinición de la construcción de las mayorías, ¿qué serían las mismas? ¿o cómo se instituyen y constituyen?) que el cratos (gobierno), eclipsando la posibilidad de un análisis más completo, conjeturamos desde este poco explorado pliegue. Indagar acaso, sí no es la estructura que aprisiona la dinámica, la determinación del mismo molde que establece que sigamos, sin ton ni son, replicando la repetición por un goce insalubre que mata el placer democrático de ser humano en una comunidad en donde el respeto al otro sea un principio inexpugnable. 

“Los partidos políticos, el comité de berberaje y taba, fueron por varias décadas la degeneración ciudadana, el relajamiento de los sentimientos patrióticos, el logrerismo de los sinvergüenzas y a su sombra tétrica y delictuosa, medraban los haraganes y vividores, nativos y naturalizados que solo tenían por norte vivir a expensas del estado”. (David Uriburu. Interventor Federal de Corrientes. Discurso de asunción del 15 de marzo de 1944) 

La democracia, pasó a significar representatividad (la legitimidad que se daba entre los representantes y los representados, validado en el fondo por la razón primigenia que alguna vez, como en las revoluciones, la gente en petición de sus derechos que creían más urgentes o prioritarios que los otros, se hizo lugar mediante la fuerza o violencia) y la representatividad partidos políticos. 

En un paréntesis de esta historia occidental, que como las mejores (en el sentido del drama que ofrecen o las tensiones que se contraponen), las más alambicadas, no resulta lineal o progresiva. Ciertos representantes de la primera revolución historiada (en términos de democraticidad; la francesa), precisaron hacer otra, en Rusia, para consagrar el golpe de gracia al sistema dinástico del poder, introduciendo una reforma muy peculiar. El establecimiento del partido único. Bajo la formulación Marxista, que académicamente aún genera tantos adeptos como detractores pero que le granjean una notoria como inusitada continuidad en el mantenimiento de tal formulación política, tenemos algo radical para expresar al respecto. 

- Publicidad-

Independientemente de sus postulaciones en el campo filosófico, social y económico, o en la ciencia misma que se ha creado a partir del mito Marxista, y sin que pretendamos, en un rapto de Homo academicus, a decir de Bordieu, explicitar o mucho menos refutar algo desde la Marxiología, simplemente diremos, que la formulación del planteo del partido único no estaba equivocada en su planteo mismo, sino en la aplicación o en la aplicabilidad que le dieron sus adeptos que en tono irónico, pasaron a ser de Marxistas a Marcianos ante el equívoco cometido.

Años después sin embargo, de empantanarnos en la orgía de la multiplicidad de partidos, que son partes de partes, fractales minúsculos que se subdividen, transformando al sistema democrático en una suerte de agujero negro de la razón y del entendimiento, tenemos para expresar el reconocimiento, como  la propuesta siguiente.

La anarquía conceptual en que nos ha enredado esta penalidad de estar sometidos al resultante de lo electoral, nos multiplican en sus manifestaciones, que son las elecciones (en donde tampoco en verdad terminamos eligiendo nada que pueda elegir nada, obviamente) a expensas de hacernos creer que esta multiplicación de lo representativo (como solución plantean últimamente democracias semi directas, o directas, en donde están de moda los plebiscitos o referéndums) es en definitiva el camino para encontrar la partícula elemental de lo democrático, no es más que un laberinto político, de donde debemos salir lo antes posible antes que perezcamos de inanición o enloquezcamos ante tanta confusión.

En términos reales, nuestra apuesta es siempre por lo conceptual. Es decir, creemos y estamos convencidos que para el ciudadano actual, nada le sería más sencillo, como para reconstruir cierta empatía con lo político (que lo vincula indiscerniblemente con lo representativo y lo democrático) que el patrimonio de la representación esté en manos de una única vía, sea esta con mayor o menor participación del estado (que sí lo tendrá que regular, claro está). Esta cuestión metodológica que dejamos abierta, bien podría derivar en la no necesidad de partidos, y que las candidaturas se resuelvan, casi individualmente, estableciendo métodos razonables para ello o en la constitución de un partido único que contemple, como condición necesaria y suficiente, elecciones internas en donde todos los que piensen de la manera que lo hagan, tengan garantizada la posibilidad de participar. 

Escindir este elemento nocivo de lo político y por ende de lo democrático, será sin duda un paso adelante, por más que la inercia conservadora de mantenernos donde estamos nos diga lo contrario. Terminar con la multiplicidad, que además ya cumplió más de dos siglos de buena faena, de lo representativo, y constreñirla, o ceñirla en un camino más adecuado, tiene que ver con trabajar humanamente por los derechos políticos de no diseminarnos en réplicas de lo que en verdad no tendría sentido, o sí lo tuvo ya cesó tal período, de subdivisión como la representatividad democrática, que refleja nuestro sentir democrático.

Hacer política, más que nunca tiene que ver, con pensar para luego actuar, en un sistema que garantice que vivamos mejor y eso, por más que nos lamentemos desde hace tiempo, está mucho más allá de lo electoral y de los partidos. 

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Carolina Darias considera que la pandemia está entrando en una «fase de estabilización»

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha comparecido tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud y ha explicado que considera que la pandemia...

La fiscalía suiza imputa al presidente del Banco Mirabaud por no reportar una donación vinculada a Juan Carlos de Borbón

El fiscal suizo Yves Bertossa ha imputado al presidente del Banco Mirabaud, Yves Mirabaud por no haber informado al organismo de prevención de blanqueo...

Las «Estrellas silenciadas» denuncian la vulneración de los derechos de los mayores en las residencias

Un grupo de familiares de personas que están atendidas en residencias de mayores ha unido sus fuerzas para luchar por los derechos de los...

La atleta bielorrusa que se niega a volver a su país ya vuela a Viena como refugiada

La atleta bielorrusa vuela finalmente a Viena en un avión desde Tokio para pedir asilo político y no tener que volver a su país, donde...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Carolina Darias considera que la pandemia está entrando en una «fase de estabilización»

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha comparecido tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud y ha explicado que considera que la pandemia...

La fiscalía suiza imputa al presidente del Banco Mirabaud por no reportar una donación vinculada a Juan Carlos de Borbón

El fiscal suizo Yves Bertossa ha imputado al presidente del Banco Mirabaud, Yves Mirabaud por no haber informado al organismo de prevención de blanqueo...

Las «Estrellas silenciadas» denuncian la vulneración de los derechos de los mayores en las residencias

Un grupo de familiares de personas que están atendidas en residencias de mayores ha unido sus fuerzas para luchar por los derechos de los...

La atleta bielorrusa que se niega a volver a su país ya vuela a Viena como refugiada

La atleta bielorrusa vuela finalmente a Viena en un avión desde Tokio para pedir asilo político y no tener que volver a su país, donde...