El director del Centro de Coordinación de Alertas Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha valorado los datos de la incidencia de la pandemia y ha explicado que han fallecido 494 personas en los últimos siete días. “Estamos en una fase de una posible estabilización, pero lo iremos viendo en los próximos días”, ha dicho.

Simón ha informado que “ahora hay 11.692 hospitalizados, un 9,8% del total. No son cifras que llamen la atención si comparamos con marzo y abril, pero sí es preocupante” y ha añadido que hay 1.702 pacientes en UCI, lo que representa el 19,2% de las camas de UCI. “Madrid tiene un porcentaje importante con 37,4%, venimos observando un descenso lento pero progresivo en los últimos días”.

Asimismo Simón ha explicado que “España está estabilizándose pero las diferencias territoriales son importantes. No se puede bajar la guardia. En ningún territorio tenemos la incidencia que nos gustaría tener. Nos gustaría llegar a una incidencia de 50 por cada 100.000 habitantes”.

Sobre el  semáforo que publica la UE, Simón ha asegurado que está orientado a los viajes internacionales. “Los objetivos son diferentes que el documento de trabajo planteado por España. La UE trabaja con datos muy globales. El uso de estos criterios no está pensado para el nivel subregional. El documento del consejo interterritorial está pensado para tratar los riesgos a niveles mucho más bajos según las características específicas del territorio”, ha dicho.

TOQUE DE QUEDA EN FRANCIA

Simón también ha explicado sobre el toque de queda en Francia que se trata de un país centralizado por lo que las decisiones se toman de forma diferente y en este sentido ha destacado que “los territorios españoles con mayor incidencia proponen o cierres concretos de los bares o a partir de las diez de la noche” y ha añadido que  “si nos fijamos en el impacto que esto puede tener en España esto equivaldría a un toque de queda parcial. “No estamos tan lejos de una situación similar en algunos momentos”.

UNIVERSIDADES

En las universidades, Simón ha asegurado que “se están implementando medidas muy bien implementadas” y ha añadido que “el hecho de ir a clase en la universidad, aunque no reduce el riesgo a cero, lo cierto es que no expone a estas personas a un riesgo muy superior al de transmisión poblacional”.

En este sentido,  Simón ha explicado que aunque es cierto que “una vez que sales de la universidad o el colegio o un evento cultural, existe riesgo que de ahí te juntes en la plaza o en el bar y se pierda ese control. No hay que penalizar al evento en sí por ese riesgo añadido”. “Sí que me gustaría que el cierre de las universidades fuera acompañado del cierre de los bares”, ha dicho.

MEDIDAS

Simón ha dicho que algunas veces es mejor aplicar medidas duras que conciencien a la población que medidas leves que tienen un impacto a lo largo de un periodo de tiempo más largo.

En este sentido el director de CCAES ha destacado que “la población también tiene que estar concienciada. En invierno estaremos en ambientes cerrados, donde el contagio es más factible, hay que cuidar la ventilación, guardar las distancias de la forma más estricta posible”.

“Si conseguimos todo esto es posible que la tercera ola no llegue, o lo haga suavizada”, ha añadido. “España está probablemente llegando a la estabilización y al descenso en la segunda ola. Tenemos que ver si conseguimos empezar a bajarla, ha concluido.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre