jueves, 2febrero, 2023
4 C
Seville

Sillas que marcan un antes y un después en la salud de tu hijo

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La escoliosis es uno de los problemas más frecuentes en niños y adolescentes. La era de las pantallas móviles contribuye a que muchos jóvenes caminen con su espalda curvada, una postura que perjudica seriamente a la columna vertebral. No obstante, aunque el uso continuo del móvil favorece la postura escoliótica, éste no es el único factor que hace que la espalda de nuestros hijos se resienta. La genética, un crecimiento a base de «estirones» o la carga y descarga de peso -tal es el caso de la mochila escolar, siempre a rebosar de libros- son otros aspectos que también pueden posiblitar la postura escoliótica e incluso, llevar a una escoliosis entendida como una curva real de la columna vertebral. Es importante, pues, cuidar la espalda, a fin de minimizar los riesgos de sufrir una escoliosis o cualquier dolencia que pueda dificultar el día a día de los más pequeños de la casa.

A la hora de prevenir problemas de espalda, el mobiliario juega un papel clave. La fisioterapia, como el pilates, también puede servir como forma de anticipación. En los casos más graves se aconseja corsé ortopédico, el cual es bastante incómodo para el niño. Por eso es importante poner medidas que eviten que se llege a soluciones más drásticas.

Apostar por una silla para estudiar ergonómica es una de las decisiones que los padres pueden tener en cuenta para sortear futuros problemas posturales y/o de columna vertebral en sus hijos. Además, el hecho de que se sientan cómodos en la silla de escritorio les ayudará a aconcentrarse mejor durante las horas de estudio. A continuación, explicamos cuáles son las características principales que hacen que las sillas ergonómicas -como las que puede encontrar aquí– favorezcan la espalda de los niños.

Sillas ergonómicas: Objetivo

La finalidad de las sillas ergonómicas radica en prevenir, es decir, en anticiparse a las patologías que se atribuyen al sedentarismo, gracias a una posición adecuada de la columna vertebral y de los músculos.

Sillas ergonómicas: Características

Las sillas ergonómicas se caracterizan generalmente por su capacidad de adaptación a cada usuario. Esto permite que pueda regularse en función de las necesidades particulares de cada niño.

Altura regulable

Para que una silla sea considerada ergonómica es necesario que cuente con un asiento de altura ajustable. Es recomendable que el asiento se establezca a una altura que permita que el niño mantenga la pierna al mismo nivel de las caderas, con los pies apoyados en el suelo justo debajo de la altura de los hombros. Si las piernas pueden tenerse en un ángulo de 90º, mejor que mejor. Ello permite que la columna permanezca recta y que el peso del cuerpo descanse en el centro, sin que la columna se incline hacia delante ni hacia atrás.

Profundidad del asiento

Se recomienda que el asiento tenga un ancho de 40 a 50 cm, y una profundidad suficiente (de 5 a 10 cm) como para que el niño se siente hacia dentro hasta notar su espalda aproyada en el respaldo, y siempre manteniendo la postura descrita en el punto anterior. De esta forma se evitan las dolencias que pueden surgir en caso de permanecer mucho tiempo sentado.

Reclinación de respaldo

Otra de las características que tienen las sillas ergonómicas es el respaldo reclinable. Esto permite que su ángulo pueda ajustarse hasta que la postura del niño sea la adecuada, y sienta que su espalda descansa en el respaldo. Esta inclinación hace que los hombros no se carguen tanto.

Sistema sincro

Hay sillas que no cuentan con este sistema, pero las que lo hacen ofrecen una importante ventaja: poder ajustar asiento y respaldo de forma independiente, lo que comporta un mayor grado de personalización.

Reposabrazos

Contar con un elemento lo suficientemente ancho en el que poder apoyar los brazos ofrecerá al niño un descaso. Si, además, el resposabrazos es ajustable, todavía resulta más ventajoso, porque permite modificar su posición hacia delante y hacia atrás según el escritorio del niño.

Reposacabezas reclinable

Si el reposacabezas es ajustable, puede colocarse en cualquier posición entre el cuello y la cabeza. Ello permite que las cervicales no se cansen. Precisamente, la zona cervical es una de las más resentidas en casos de escoliosis, junto a la zona dorsal y la lumbar.

Consecuencias de no utilizar sillas ergonómicas

Las conscuencias negativas se ven a largo plazo. No es muy probable que por un tiempo breve el niño experimente dolencias. Sin embargo, cuando se pasan horas del día leyendo, pintando, estudiando…. de forma continua, una silla inadecuada puede conducir a:

  • Dolores lumbares
  • Entrada de menos oxígeno a los pulmones
  • Espasmos y calambres musculares
  • Menos productividad
  • Fallos en la circulación sanguínea

Un aspecto importante

Es esencial que la silla mantenga todas las configuraciones en altura, profundidad, respaldo, reposabrazos, etc. invariables. No sería buen síntoma, por ejemplo, que los aspectos anteriores ya adaptados al niño se cambiaran involuntariamente. Ello podría indicar que la silla está defectuosa.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído