La concejala socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Enma López, es una mujer que además de luchar contra muros de cemento y contra el machismo de nuestra sociedad, también ha tenido que vencer, desde su Galicia natal, esa tendencia gravitacional de España que hace que cualquier provincia y que todo gire en torno a la capital. A ese Madrid del que ahora ella es parte del máximo órgano de representación de la ciudadanía. 

Madrid es el centro neurálgico de la política de España, y también está siendo la región y la ciudad más golpeada por el COVID no solo de España, si no de Europa. ¿Qué ha pasado en su vida, que ha habido para prepararla para la inmensa responsabilidad que pesa sobre usted ahora mismo como concejala de la ciudad? ¿Se siente preparada?

La vida es un cúmulo de experiencias. Nadie estaba preparado para esto, porque nadie ha vivido algo parecido. Por eso, como políticos que tenemos que tomar decisiones, debemos siempre recurrir no solo a nuestra experiencia, si no a la experiencia de los que más saben. Muchas veces estar preparado consiste en saber a quién acudir. Y pertenezco a un partido, el PSOE, que tiene esa capacidad de aglutinar talento y experiencia de toda la sociedad.

¿Por qué cree usted que Madrid se ha visto más afectada que otras ciudades y regiones de España y de Europa por el Coronavirus? Madrid es una gran ciudad, pero no la única de Europa.

Es una suma de factores, algunos inevitables y otros no tanto. Por un lado está que Madrid es una ciudad hiperconectada internacionalmente, con muchas conexiones, movimientos, flujos y, por tanto, con un riesgo mayor de contagio. Además, tenemos una población envejecida y ya hemos visto cómo el COVID-19 afecta especialmente a nuestros mayores.

Pero también hay factores que se podían haber evitado. Hablo, por ejemplo, de las residencias de la Comunidad de Madrid, que han sido un foco de contagio injustificable o la falta de camas hospitalarias.

¿Recuerdan la marea Blanca? Pues si se hubiera hecho caso a los profesionales sanitarios, si no se hubiera desmantelado la atención primaria estaríamos hablando de otro escenario. No me cabe duda. Si no se hubiera hecho negocio con la sanidad, privatizando la pública, las cifras no serían las que han sido. Porque ha primado el negocio a la salud en todos estos años de gestión del PP.

Y tenemos ejemplos donde Madrid se tendría que mirar. Uno de ellos es la La Rioja, donde la tasa de infectados fue incluso superior a Madrid, la tasa de mortalidad no y, de hecho, ellos sí han estado preparados para pasar a la fase 1.

¿Cree que la Comunidad de Madrid, que vive y muere por la ciudad, estaba lista para pasar a la fase 1 el lunes 11 como ha solicitado la comunidad? ¿han podido los grupos políticos del ayuntamiento dar su opinión al respecto o deben de asumir lo que decida el Gobierno PP-Cs encabezado por Ayuso?

En este tema no podemos entrar en las políticas del triunfalismo y en pensar que están primando otros intereses que no son los sanitarios. Tampoco son creencias personales. Hay un comité de expertos y unas variables cuantificadas y se ha demostrado que Madrid, no estaba preparada para pasar a la fase 1.

Generalmente soy muy crítica con no contar con la oposición a la hora de tomar decisiones. En este caso no han contado con nosotros. Pero no me parece mal. Es quien está en los gobiernos quien debe tomar estas decisiones. Ahora, lo que ya me parece un despropósito es que no hayan contado con los informes de los mayores expertos de la Comunidad, hasta el punto que una reconocida profesional como Yolanda Fuentes haya tenido que dimitir de su puesto de directora de Salud Pública de la Comunidad de Madrid por no querer apoyar la infundada tesis de que estábamos preparados para pasar a la fase 1. Me parece muy alarmante que jueguen así con la salud de todos.

 Hablando de la comunidad, las competencias en Sanidad están transferidas en exclusiva a las CCAA. ¿Cree que la sanidad pública madrileña estaba lo suficientemente cuidada para afrontar una pandemia? ¿Qué hubiera hecho usted distinto al PP que la ha gobernado el último cuarto de siglo?

De nuevo tenemos que recurrir a los que saben. Durante años, los sanitarios, los que saben y están en primera línea, nos han estado alertando en las Mareas Blancas de la falta de medios de la sanidad pública y del desastre que suponía su privatización. Porque en algo tan importante como la sanidad pública no cabe hacer negocios a base de recortar y recortar. Ya hemos visto que en sanidad, lo barato nos está saliendo muy caro.

¿Qué hubiera yo hecho distinto? Escuchar a los profesionales sanitarios, sin prepotencia, y no haber hecho las privatizaciones de la sanidad que se han hecho. Porque lo que mejor tiene la sanidad son sus profesionales, y ellos son los que han padecido todos los recortes y privatizaciones. Tenemos que estar inmensamente agradecidos por todo lo que han hecho por nosotros, pese a que no se les han dado los medios suficientes durante años y años. Eso tiene que cambiar. 

La ciudad de Madrid, también gestiona residencias de mayores aparte de la comunidad autónoma. ¿Es la gestión y la situación en ellas es tan terrible como en las gestionadas por la CCAA o se notan diferencias? ¿Comparte las críticas al gobierno central por parte del PP VOX y Cs que culpan a la falta de mascarillas o guantes del desastre?

Empiezo por la segunda pregunta: una mentira repetida mil veces no se convierte en verdad. La Comunidad de Madrid nunca dejó de tener competencia para comprar material de protección. ¿Por qué otras Comunidades, como la valenciana, sí han conseguido material y Madrid no? Es más fácil culpar a otros que asumir tus propias responsabilidades.

Con respecto a la residencias, es muy difícil estar a la altura de la negligencia de las residencias de la Comunidad de Madrid. Lo barato, el dejar en manos de empresas privadas la gestión, con unos salarios bajos, con falta de medios materiales porque hay que maximizar el beneficio, nos ha traído a un escenario terrible. Es importante insistir en esto, porque el discurso del PP, con Ayuso a la cabeza, es insistir en que la solución a este desastre pasa por más privatizaciones, cuando es meridianamente claro que ante una situación calamitosa como esta se ha visto que es claramente perjudicial para la salud de los madrileños. Por cierto, es necesario crear una red de residencias municipales públicas, que garantice a nuestros mayores el mejor cuidado. Otros ayuntamientos lo hacen, no hay excusa para que Madrid no lo haga.

Hemos visto recientemente en el congreso de los diputados a raíz de la prórroga del estado de alarma que Cs intenta recuperar espacio del centro político alejándose de la extrema derecha con la que gobiernan en comunidades autónomas y en Madrid.  ¿Esto se nota también en el ayuntamiento de Madrid?

Está bien que lo intente, pero el movimiento se demuestra andando. Ciudadanos le ha abierto la puerta de las instituciones a la ultraderecha, algo inédito en Europa. Ellos que presumían de ser los más europeístas y que venían a traer la centralidad y la moderación a España. Los ciudadanos le han hecho pagar muy caro ese apoyo y espero, de corazón, que abandonen la veleta y recuperen la centralidad.

Pero vayamos a lo concreto: la semana pasada hicieron lo sensato apoyando el estado de Alarma. Espero que además sirva para separarse de una estrategia electoral kamikaze de la derecha española, que busca que todo el esfuerzo de los españoles y las españolas caiga en saco roto.

Aunque me resulta difícil situarlos hoy por hoy en ese centro que tanto reivindican porque están en el gobierno de Ayuso, que a todas luces ha confirmado en esta crisis su incompetencia, cuando tienen una alternativa solvente, llamada Gabilondo, que además fue el partido más votado.

El Ayuntamiento de Madrid es gobernado gracias a los votos de VOX. Como concejala de Madrid y Madrileña de adopción, ¿Qué siente al ver a Vox difundiendo y apoyando fotos falsas de la icónica gran vía llenas de Ataúdes con la bandera de España?

Hay cosas que creo que es mejor no comentar para no darles más pábulo.

Recientemente Begoña Villacis intercambió elogios y parabienes con la parte de la oposición del ayuntamiento, citando expresamente a personas como Marta Higueras y el grupo de Más Madrid. ¿Cree que este grupo está haciendo una oposición correcta? ¿En qué se diferencia de la del PSOE?

La oposición del Ayuntamiento se ha comportado de manera ejemplar, hemos mantenido una actitud leal y propositiva.  No todos pueden decir lo mismo. Solo hay que comparar la actitud de Casado con el Gobierno central con la actitud de nuestro grupo en el Ayuntamiento de Madrid.

El partido Socialista durante los comités de crisis ha presentado más de 100 propuestas. Hemos tendido la mano, porque es lo que tocaba en estas circunstancias, y hemos ofrecido un gran pacto de reconstrucción social y económica de la ciudad. En el ámbito económico, se materializa en ReInicia, un plan para poner en marcha Madrid, y aprovechar esta tragedia para salir reforzados todos juntos. Porque somos partidos diferentes, pero hemos entendido que no era el momento de discrepar sino de sumar y de arrimar el hombro para salir de esta crisis cuanto antes y sin dejar a nadie atrás.

Pero quiero hacer una última reflexión sobre esto: se habla mucho del papel de la oposición, ¿y la del gobierno municipal con las propuestas que le ofrecemos? Martínez-Almeida tiene una oportunidad de oro para que su discurso de unidad no sean meras palabras hacia la galería.

Hablemos del Ayuntamiento de Madrid un poco. ¿Está de acuerdo en que el ayuntamiento de Madrid pueda usar el superávit en lo que estime en vez de en reducir deuda?   ¿Qué teme que el gobierno de PP y Cs dejen atrás si no disponen de este superávit?

Nunca hemos sido partidarios de la amortización acelerada de deuda, ahora tampoco. Parece que somos el correcaminos del pago de la deuda. Madrid tiene ahora prioridades que atender. El Gobierno de España se ha manifestado partidario de que se pueda usar el superávit para financiar medidas de desescalada y de reconstrucción.

Dicho esto, Madrid tiene un presupuesto de casi 5.000 millones de euros. Y de nuevo es más sencillo culpar a otros que atender tus competencias. Quien gestiona esos 5.000 millones de euros y adónde tienen que ir es el alcalde Martínez-Almeida. Por sus políticas les conoceréis.  Con o sin superávit, me temo que este ayuntamiento va a dejar atrás a los más vulnerables. Veníamos de una ciudad muy desigual, que aún arrastraba las consecuencias de la crisis financiera de 2008. Y te llevas una sorpresa cuando en los primeros presupuestos de Martínez-Almeida, los distritos donde más se invierte son Chamartin, Chamberí y Barajas, que ninguno de ellos están ni de lejos entre los más vulnerables. A eso me refiero.

¿Podría ser más concreta?

Los servicios sociales del Ayuntamiento están desbordados. Pero ya lo estaban antes de la crisis de la COVID-19 y, sin embargo, hay una promoción entera de trabajadores sociales que aprobaron la oposición en diciembre del año pasado y a día de hoy no se han incorporado. Como ven, no todas las respuestas están en el uso del superávit.

¿Que cree que debe de cambiar de forma más radical una institución como el ayuntamiento de Madrid de cara a la nueva normalidad que surgirá tras el Covid19? Lo que ha de ser más diferente.

Todo ya es diferente. El Ayuntamiento debe asumir el liderazgo de la economía, promover la reindustrialización de la ciudad, comprometerse con el comercio de proximidad y convertirse en un agente facilitador. Debe tomarse en serio el medio ambiente. No se entiende, por ejemplo, que los edificios municipales no sean los primeros en tener paneles fotovoltaicos y ser medioambientalmente sostenibles. Porque eso está en las manos de Martínez-Almeida.

Tenemos que cambiar la movilidad, dejar aparcado el coche y reordenar la ciudad para poder movernos andando, en bicicleta o con una red de transporte público eficiente. Eso está en las manos de Martínez-Almeida. Un virus nos ha obligado a parar, hemos tenido tiempo de pensar, de ver el cielo de Madrid con mucha menos contaminación. Dentro del desastre, nos hemos dado cuenta de que podemos tener una ciudad limpia de humos.  No tiene sentido retomar Madrid donde lo dejamos desperdiciando la oportunidad de construir un Madrid mejor. Esto está en las manos de todos. 

El PSOE en Madrid acaba de presentar por tierra mar y aire “ReInicia” un total de cincuenta propuestas económicas y de empleo para reiniciar Madrid tras el Covid19. ¿Cómo se han gestado esas cincuenta propuestas? ¿En qué consisten?

ReInicia es el ejemplo de que estamos haciendo una oposición constructiva y aportando propuestas en todas las áreas. El ámbito económico y del empleo va a ser uno de los más perjudicados y por eso, tenemos que hacer un esfuerzo especial en él. ReInicia son nuestras 50 propuestas para ese pacto de reconstrucción que hemos ofrecido.

¿Cómo se hace? Escuchando a mucha gente. Leyendo a mucha otra. A quienes saben. Expertos, asociaciones que están al pie de la calle, a empresarios, comerciantes, autónomos…Escuchar es el primer paso en la política.

Y gracias a escuchar hemos podido cristalizar medidas rigurosas, cuantificadas económicamente y sobre todo viables. ReInicia no es una carta a los Reyes Magos. Es una alternativa económica a cómo podemos salir mejor de esta crisis, marcada con la exigencia del rigor y muy realista. Pegada a la calle. A los comerciantes. A la gente. A los madrileños. Podemos dar alternativas, pero sobre todo debemos dar certezas.

Habrá quien diga que se trata de utopías o de medidas populistas…

No estamos hablando de quimeras y de ensoñaciones. Son medidas de emergencia para adoptar a muy corto plazo como, por ejemplo, los viveros de emergencia de empresas o la suspensión del cobro de determinadas tasas.

Pero también nos metemos de lleno en el medio y largo plazo. Como la necesidad de reindustrializar Madrid, promoviendo, por ejemplo, las factorías industriales de Villaverde o de Villa de Vallecas o revitalizando los polígonos industriales de la ciudad. Queremos una ciudad moderna, digitalizada, que apueste por su pequeño comercio. Que dé ayudas a los comerciantes que permitan que si un negocio era viable antes de la crisis sanitaria, lo siga siendo ahora. Que nadie se quede atrás.

¿Para qué tenemos una Agencia para el Empleo que ya servía de poco? Nuestro principal drama después del sanitario va a ser el desempleo. Estamos en la obligación de transformar la Agencia para el Empleo para que sea una herramienta útil y eficaz para luchar contra el paro que va a afectar de nuevo a los más vulnerables. Transformemos la ciudad ofreciendo nuevas perspectivas económicas y formando mejor a nuestra gente.

Yo invitaría a todos los madrileños a leer en la web del grupo socialista en el Ayuntamiento. Porque hay una alternativa mejorar Madrid.

Estas propuestas podrían asemejarse a las que escucharíamos del propio gobierno del ayuntamiento o de casi cualquier institución en estos días… ¿Qué tiene de distinto o especial este plan respecto a otras buenas palabras?

Hace unas semanas Villacís anunció 50 medidas económicas… Hemos conocido poco menos de 10 y ninguna es efectiva todavía. Ninguna. Nosotros hemos puesto encima de la mesa 50 propuestas en ReInicia Madrid. Cuantificadas y realistas. ReInicia Madrid no son medidas sueltas, tienen un modelo de ciudad detrás, un modelo diferente y más sostenible e igualitario. Una alternativa mejor. Esas medidas se las hemos hecho llegar al gobierno municipal. ¿Las aprovechará?  De nuevo está en las manos de Martínez-Almeida demostrar sus buenas palabras con hechos.

Permítame conocer su opinión como oposición en Madrid, pero integrante del partido que gobierna en España junto a Unidas Podemos.  ¿Está usted de acuerdo con esta frase y cree que aplica en esta situación? “Cualquier medida tomada antes de una pandemia parecerá exagerada, cualquiera medida tomada después parecerá insuficiente.”

La verdad es que es una cita muy acertada. Leía un artículo hace unos días de Daniel Bernabé que explicaba algo parecido. Lo que está claro es que no se puede juzgar el pasado con los datos que conocemos ahora. Tenemos demasiados capitanes a posteriori en este país y no es una actitud que construya. Más bien destruye.

Y ya para terminar, y en este caso si me lo permite en lo personal. ¿Qué es lo que más le ha sorprendido e impactado de esta crisis sanitaria económica y social en lo negativo?  ¿y en lo positivo?

No es fácil concretar porque a lo largo de estos días hemos vivido cosas malas y otras muy buenas. Casi en un continuo carrusel de emociones.

Me duele especialmente ver cómo más gente que nunca tiene que acudir ahora a pedir comida porque no tiene sustento. Personas que jamás creyeron que se iban a ver en esa situación. Esas colas me parten el alma.

Y en lo positivo la responsabilidad de los madrileños y las madrileñas, ese #yomequedoencasa antes de decretarse el estado de Alarma, cómo han respondido los maestros, los profesores, los médicos, los sanitarios, la policía municipal, bomberos, comerciantes, los repartidores…todo aquel que tenía una responsabilidad ha sabido estar a su altura. Esto demuestra que lo mejor que tiene Madrid son los madrileños y las madrileñas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre