Foto: Twitter

Julio Huete es secretario general de Podemos Coslada, Segundo Teniente de Alcalde y concejal de Política Medioambiental de la localidad del este de Madrid. Se trata de un hombre que siempre ha estado comprometido con la ecología y que a sus espaldas tiene una amplia trayectoria política, puesto que, con Izquierda Unida, ya ocupó cargos municipales durante dos legislaturas (1987 y 1991). De Julio Huete se han dicho muchas cosas, pero siempre se han destacado sus valores y su larga trayectoria en colectivos sociales. Se le ha definido con diferentes adjetivos: responsable, serio y constante, tres conceptos de   profundo calado que, además de definir su personalidad, constituyen la base de sus planteamientos políticos hacia el servicio a la sociedad.

La reducción de la movilidad ha provocado un importante descenso de la contaminación a nivel mundial, ¿ha supuesto un respiro para el planeta o sólo es un pequeño paréntesis?

Ha supuesto un respiro para mi localidad y para mi Comunidad sin ninguna duda, sólo hay que ver los datos del año pasado por estas mismas fechas y los de este. Esperemos que sirva de aprendizaje y no sea sólo un paréntesis. Sobre todo, esta movilidad se daba en vehículos de combustión, coche, camiones y avión. Al reducirse drásticamente la contaminación ha caído a niveles que no conocíamos, haciendo que respiremos un aire limpio y podamos ver el horizonte.

En conversaciones informales ha habido personas que me han comentado que el hecho de que en abril haya sido más lluvioso es una consecuencia de la reducción de la contaminación… ¿puede haber una relación real o es sólo una casualidad?

No lo sé, pero es un hecho que ha sido lluviosa y templada la primavera por lo que la naturaleza se muestra generosa. Lo           que sí sabemos es que, si no hay contaminación el riesgo de contagio y de muerte es menor, según recientes estudios realizados por prestigiosas universidades como Harvard. Se puede comprobar que la mayor incidencia de la pandemia se da en las áreas más contaminadas. La contaminación alta es un factor que suma para un mayor riesgo.

La reducción de vías para el tráfico y la peatonalización parece que van a ser una realidad una vez que la pandemia esté controlada, ¿ese es el camino para seguir de cara a la «nueva normalidad»

Las ciudades que conocemos en el área metropolitana de Madrid, y en la propia capital, han sido pensadas para la movilidad en coche, de hecho, el vehículo ocupa la mayor parte del espacio público en el interior de la ciudad. Aún vemos nuevos asentamientos que todavía persisten en esa forma de concebir la ciudad, pero nuestra mentalidad ya no es la misma. La forma en que queremos vivir en nuestra ciudad está cambiando. Cuando se interviene con obras en las calles se reorganiza el espacio, aumenta el espacio para el peatón, para la bicicleta, para otra forma de movilidad. Se está produciendo una peatonalización del espacio, y hay una creciente demanda ciudadana este sentido

Las ciudades tienen un papel muy importante que jugar en la mejora de la calidad del aire que respiramos. Sin duda hay que ganar espacio público en nuestras calles para otra forma de movilidad, redistribuir ese espacio. Ya se viene produciendo una tensión por el espacio público en los últimos años, la crisis del coronavirus quizá sea un factor determinante para que esa tensión se resuelva hacia otra forma de movilidad en Madrid.

Foto: Twitter

Con un gobierno del PP en el Ayuntamiento y en la Comunidad de Madrid, contrario a cualquier medida en favor de la lucha contra el cambio climático, ¿esto será posible o sólo son buenas intenciones provocadas por la situación de crisis sanitaria?

El ayuntamiento de Coslada de coalición progresista sí está comprometido con ese cambio, con mejorar nuestra calidad del aire (una de las más contaminadas) y abrir espacio a otro tipo de movilidad.

La anunciada reforma de la ley del suelo por parte de Isabel Díaz Ayuso, ¿es la claudicación definitiva de lo público respecto a los grandes fondos de inversión?

La derecha lleva gobernando en Madrid más de dos décadas, ha hecho numerosas leyes del suelo y los problemas siguen siendo los mismos o mayores cada vez. Su política ha fracasado para los intereses de la mayoría, sólo una minoría se beneficia de su política. Sobre el suelo la idea que nos venden siempre es que, liberalizando el suelo, poniendo suelo en el mercado el precio de la vivienda bajaría. Esto hemos visto cómo no es así. Es necesario hacerse con suelo público para que se puedan desarrollar viviendas públicas asequibles, pero la política de la derecha ha sido traspasar lo público a lo privado, lo hemos visto con la venta de vivienda pública a fondos buitre. Ese achique de lo público en beneficio de lo privado lo estamos viendo y pagando con la crisis del coronavirus en lo que se refiere a la sanidad.

Una de las medidas más polémicas del gobierno del PP fue el envío de comida basura a los menores sin recursos, ¿no hubiera sido más adecuado aprovechar los excesos de producción de los agricultores y ganaderos y que los niños comieran de un modo más sano, además de ayudar al sector primario?

Es tal el fracaso de esta acción que han tenido que corregir.

La gestión de residuos de la Comunidad de Madrid está siempre envuelta en la polémica, ¿cómo se ha estado haciendo durante el confinamiento?

La gestión de residuos en la Comunidad ha fracasado sin que se vea que tengan ninguna alternativa. Este fracaso se pone en evidencia con el cierre del vertedero de Alcalá sin alternativa, y el próximo cierre que se vislumbra del vertedero del sur de Madrid. La gestión de los residuos de la Comunidad es un fracaso en toda su extensión incapaz de someterla a los criterios legislativos comunitarios, lo que nos puede costar caro. Su política ha hecho que esté todo por hacer en este sentido.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre