A falta de Semana Santa en todo su esplendor por las calles e iglesias abarrotadas de Sevilla en su celebración más universalmente conocida, la capital andaluza echará el resto esta atípica Cuaresma de pandemia por la covid-19 con la mayor exposición de toda su historia dedicada a su celebración religiosa por antonomasia. In nomine Dei se abre al público en la sede de la Fundación Cajasol de Sevilla con un muestrario desbordante y apabullante de sus grandes tesoros religiosos, únicos en el mundo entero por su incalculable valor artístico y económico.

Desde este pasado lunes 22 de febrero y hasta el próximo 4 de abril, la exposición que ocupa toda la sede central de la Fundación Cajasol en el centro de Sevilla dará cabida a las más valiosas piezas del patrimonio artístico de las 70 hermandades de penitencia de la capital andaluza, que por segundo año consecutivo se quedan sin su celebración religiosa más querida y referencia cultural a nivel mundial.

Un total de 250 obras seleccionadas por las hermandades de Sevilla se exponen a lo largo de los 7.000 metros cuadrados de la muestra, que ha tomado el nombre de uno de los lemas que aparecen en la Giralda, gran ‘faro’ de referencia de la ciudad andaluza. Además del valor de las piezas seleccionadas, los organizadores del impar evento destacan sobre todo la singularidad simbólica de las mismas, como por ejemplo la placa de la Esperanza Trinidad como patrona de la Policía Local o el guion de la Facultad de Medicina como homenaje a los profesionales sanitarios que luchan a diario contra el mortífero virus que amenaza a la población mundial.

La sede principal de la Fundación Cajasol muestra en 7.000 metros cuadrados de exposición un total de 250 obras seleccionadas por las 70 hermandades que realizan estación de penitencia en Semana Santa

La muestra abarca toda la historia de la Semana Santa, así como sus figuras secundarias, la escultura ornamental, la rica orfebrería sevillana, la joyería, el espectacular bordado y los pasos de palio, principales de una exposición única en la historia de esta ciudad por sus características, que gracias a los efectos de la pandemia puede ofrecer a toda la ciudadanía de forma gratuita una muestra sin parangón.

En su primera sala de las seis que componen en total la magna exposición sevillana, el visitante podrá recorrer los detalles de la historia de la Semana Santa hispalense, desde sus orígenes en el siglo XIV hasta la actualidad. Una segunda sala se dedica a la escultura ornamental. A continuación, otro apartado importante es el dedicado a su impresionante orfebrería, formado por obras de finales del siglo XIX hasta la actualidad. En este punto, también tendrá un importante papel en esta muestra la destacada joyería utilizada por las imágenes y pasos de la Semana Santa sevillana.

En la quinta sala del extenso recorrido de la muestra se podrán contemplar bordados de palios, simpecados, bocinas, túnicas de imágenes, etc. Ya en la sexta sala de la exposición, el visitante podrá contemplar la imaginería de las figuras secundarias, uno de los apartados más vistosos e impresionantes de In nomine Dei.

Para conseguir una entrada de la exposición, el visitante podrá realizar una reserva de tres formas diferentes: en la taquilla de la Fundación Cajasol de la calle Álvarez Quintero, en horario de 11 horas a tres de la tarde y de cuatro a seis de la tarde. A través del teléfono 954508200 en el mismo horario de lunes a domingo, y por último a través de la página web www.fundacioncajasol.com.

Se facilitará un máximo de cuatro entradas por persona y se repartirán un máximo de 15 entradas en intervalos de diez minutos entre las 11 horas y las 17 horas.

Las invitaciones son gratuitas, aunque se entregará un sobre a cada visitante para que todo aquel que lo desee pueda depositar un donativo tras la visita de la muestra. La recaudación irá destinada íntegramente a las hermandades de Sevilla.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre