No se han hecho esperar las reacciones a las declaraciones del ministro de Justicia en las que afirmaba que el Consejo General del Poder Judicial debería haber actuado previamente contra el magistrado que elevó el voto particular” en la sentencia de ‘La Manada’. Tras pedir la judicatura casi en pleno la dimisión de Rafael Catalá, ahora es el propio Consejo el que, a través de un comunicado enviado a Diario16 y resto de medios de comunicación, quien pide prudencia y apela a la responsabilidad institucional.

Además, la institución recuerda al Gobierno que “debe evitar la utilización política de la Justicia o el cuestionamiento de la independencia, la imparcialidad y la profesionalidad de los/as jueces/juezas y magistrados/as que integran el Poder Judicial y que trabajan para lograr una Justicia de calidad.

Así, La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial, a la vista de las recientes manifestaciones realizadas por diversos miembros  del Gobierno en relación con la sentencia 38/2018, de la Audiencia Provincial de Navarra, dictada en el procedimiento de sumario ordinario 426/2016, ha aprobado el siguiente comunicado:

“A raíz de las reacciones que se habían generado en la opinión pública como consecuencia de la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Navarra en el asunto indicado por el presidente del Consejo General del Poder Judicial se emitió un comunicado el pasado 27 de abril en el que recordaba que dicha sentencia se había dictado dentro del marco de garantías y de sumisión a la Ley que recoge nuestro Estado de Derecho, que incluye el debido sistema de recursos que permite asegurar el acierto de las resoluciones judiciales.

“Se debe evitar la utilización política de la Justicia”

El comunicado, al mismo tiempo que afirmaba y reconocía la legitimidad de la crítica a las sentencias, hacía un llamamiento a la prudencia de los responsables públicos para que, con sus manifestaciones, no pusiesen en entredicho la credibilidad del sistema judicial ante los ciudadanos.

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial apela a la moderación, prudencia y mesura y  a la responsabilidad institucional para evitar la utilización política de la Justicia o el cuestionamiento de la independencia, la imparcialidad y la profesionalidad de los/as jueces/juezas y magistrados/as que integran el Poder Judicial y que trabajan para lograr una Justicia de calidad. Parece evidente  que los acontecimientos vividos en las últimas jornadas nos deben hacer reflexionar e incrementar los esfuerzos para trabajar por una sociedad más igualitaria, pero esos mismos acontecimientos hacen igualmente evidente que es necesario dirigir ese esfuerzo por los cauces de reflexión prudente de los que se ha dotado la sociedad española, por cuyo respeto deben velar los responsables públicos”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre