Foto: Flickr Moncloa

Señor Pedro Sánchez Pérez-Castejón, me dirijo directamente a usted porque su falta de liderazgo está poniendo en peligro muchas vidas. Mi compañero José Antonio Gómez ya lo escribió en estas páginas hace varios años y sus palabras de hoy me han confirmado que ese artículo se acercaba mucho a la razón.

Un líder, por más que le cuente su asesor y jefe de gabinete, debe enfrentarse directamente a los problemas para afrontarlos en pos de alcanzar el bien común, le repito, el bien común, no el de la economía o el de las dictaduras privadas. Usted, como máximo representante del pueblo, elegido democráticamente por el pueblo, tiene la responsabilidad de adoptar todas las medidas necesarias, por muy duras que sean, para evitar que este virus provoque más muertes.

Su discurso de hoy me ha encorajinado, por utilizar una frase suave. ¿Cómo puede decir lo que ha dicho? Usted, por ser socialista, muestra menos sensibilidad que el vicegobernador de Texas, ese hombre que no dudó en pedir un sacrificio humano a los mayores de 60 años como gesto patriótico para salvar la economía.

Usted ha pedido responsabilidad social a quienes sabe que no le van a hacer ni caso y van a continuar sin cumplir con las mínimas normas de distanciamiento social. Y no se trata de jóvenes o mayores, que hay de todo. Pero, de ahí a afirmar que «limitemos las reuniones y celebraciones, sigamos sintiendo pasión por la vida, pero tomemos distancia y esperemos que vengan tiempos mejores». ¿Acaso ya está preparando su recepción con el Papa? Lo que ha dicho hoy es una homilía vacía de contenido. Palabras bien encajadas pero que no son más que el eufemismo perfecto para evitar el tema de la toma de decisiones.

Por otro lado, ha hecho un llamamiento basándose en «la unidad, el espíritu de equipo, la moral de victoria y la disciplina social» para evitar el confinamiento y minimizar el daño económico. Con la que está cayendo, señor Sánchez, ¿de verdad que es el momento de minimizar daños en la economía? Es el momento de salvar vidas, como se hizo en el mes de marzo. Y, por supuesto, afirmar que hay que «resistir para avanzar» le acerca a los líderes más autoritarios que ha habido en la historia reciente, porque esa frase la utilizaron tanto Hitler como Stalin. ¿Acaso su asesor le ha aconsejado que use estas expresiones patrióticas para dar moral a una ciudadanía confusa y que no sabe ya qué hacer por culpa de su falta de liderazgo?

Me ha sorprendido mucho otra expresión que ha utilizado: «La unidad es nuestro horizonte y también marca nuestro camino». Esta frase es absolutamente joseantoniana. ¿Hasta ahí es capaz de llegar? Su gobierno está luchando denodadamente por sacar una ley que repare la injusticia de las víctimas de la dictadura y a usted, señor Sánchez, no se le ocurre otra cosa que usar expresiones cercanas al falangismo.  

Por otro lado, señor Sánchez, lo que ha dicho hoy le acerca demasiado a Isabel Díaz Ayuso, a quien tanto se la ha criticado desde su partido y desde el de su socio de gobierno. Esto debería hacerle pensar en las barbaridades que le obligan a decir.

Las personas de más de 60 años no estamos para fiestas dialécticas, ni para llamadas a la unidad. La ciudadanía, las españolas y los españoles necesitamos liderazgo de verdad. Confucio decía que «el buen líder sabe lo que es verdad; el mal líder sabe lo que se vende mejor». ¿Qué ha pretendido hoy, una venta fácil o ponerse al frente de la situación?

Con los datos epidemiológicos que hay, con las comunidades autónomas pidiendo la implantación del estado de alarma, con los científicos afirmando que para contener a esta segunda ola del Covid19 es necesario un nuevo confinamiento, con una ciudadanía desconcertada porque no sabe lo que va a ser de ellos o con el FMI pidiendo medidas radicales porque será mejor frenar temporalmente la economía antes que un parón definitivo porque la pandemia se desborde, ¿no tiene suficientes inputs para declarar el estado de alarma, como hizo en marzo? ¿O es que le ha entrado miedo a que el Congreso de los Diputados le rechace su implantación?

En primer lugar, un verdadero líder no tiene miedo al fracaso porque la peor falla que se puede tener es el temor a la respuesta negativa. En segundo lugar, un verdadero líder se coloca al frente, decreta el estado de alarma y si el Congreso lo rechaza, dejará retratados a quienes anteponen sus intereses egoístas al bienestar y la salud del pueblo.

Señor Sánchez, no puede pedir responsabilidad a quien usted sabe que no la tiene. Las personas mayores de 60 años, los y las que le hemos construido el país que tiene, lo sabemos porque tenemos ojos en la cara y vemos todos los días lo que ocurre en las calles, los bares, los restaurantes, las comunidades de vecinos, las universidades, los transportes públicos, etc. ¿Acaso piensa que toda la gente que pasa olímpicamente de cumplir con las recomendaciones o las normas de seguridad contra el coronavirus va a hacerle ahora caso por su homilía de esta mañana? Si su asesor le ha dicho que sí, despídale porque le está haciendo el trabajo al enemigo.  

Señor Sánchez, usted debería ser consciente de las deficiencias del sistema sanitario de las diferentes comunidades autónomas, pero también tendría que saber que el personal encargado de cuidar de la salud de la ciudadanía está debilitado por los efectos de la primera ola. Todavía no se han recuperado. Las camas de los hospitales se están llenando, las UCI están empezando a saturarse, y los médicos, enfermeras, auxiliares y celadores están al límite.

Desde luego, si usted no se da cuenta de todo lo anterior es que o no le informan o no es un líder, por lo que tendría que dimitir y que fuera otro u otra quien rigiera los destinos del país para adoptar las medidas que la ciudadanía precisa, por mucho que sufra la economía.

Tome el mando, adopte las medidas necesarias, por muy duras que sean, caiga quien caiga, y demuéstrenos a todos y todas que es quien merece liderarnos, que el pueblo no se equivocó cuando le votó. Si no, señor Sánchez, me arrogo el privilegio de decirle, en nombre de los mayores de 60 años, que no son suyos ni de nadie, ¡váyanse usted, su asesor, los Pablos y Abascal lo más lejos que puedan!

Apúntate a nuestra newsletter

14 Comentarios

  1. Buen artículo.
    A donde van a ir todos los que Usted menciona, a las empresas que cobija para que les den ahora cobijo, pero si son unos analfabetos integrales, con todos los estudios falsificados y hasta sin ellos, se meten en la política para vegetar y cobrar la chupadera que le damos las Personas que se levantan a las cuatro de la mañana para dejarles el sudor.
    Dan asco verlos a todos en el hemiciclo, solo sirven para aplaudir a su líder que les ha colocado ahí.
    Ninguno habla del robo al Banco Popular Español, claro está, deben estar entrampados hasta la médula con el banco sanladrón.

  2. ¿En nombre de los mayores de 60 años? Yo no recuerdo haber delegado mi opinión en este señor. Que opine por sí mismo, que los mayores de 60 años ya sabemos equivocarnos por cuenta propia sin que nadie venga a hacerlo en nuestro nombre.

  3. pues vete por lo parques de madrid y veras a hombres y mujeres de 60 años sin mascarillas y encima que se lo dices te miran mal o te insulta esta pandemia si estuviese tu amigo casado estaria sin duda ninguna peor que con sanchez y a las pruebas me remito tu amiga ayuso lo que esta haciendo madrid

  4. Este señor tiene toda la razón, yo como mayor de 65 años cada día estoy más a favor del dictador, antes revolucionario y ahora el tiempo me ha enseñado aquello que decía mis padres que en este mundo nadie regala nada, solo que hay unas excepciones como en toda buena regla si eres de los mío y me idolatras me acabas adorándome y crees chorradas de Pedro y los Pablos hundimos el barco.
    El pueblo Español tiene que ir pensando en una unidad y un centralismo, por que cuando hay varios vectores tirando en diferentes grados el punto no se mueve, contrario tanto girar sobre si mismo, se hunde en la mierda del pasado, todo, todo el pasado tiene su punto de vista, pero el de España son más positivo que las dictaduras de izquierdas, recordar la deuda del pueblo Español,, antes y ahora.

    • Andres,a favor del dalgun suplemenctador?de cual de ellos?Porque este pais ha estado desde hace siglos,salvo excepciones,gobernado por dictadores,ninguno de izquierdas precisamente y no me haga referencia a la II Republica porque salvo el periodo de febrero de 1936 hasta el 18 de julio del mismo año(5 meses)goberno la derecha en españa.La pena es que de historia se estudia y se lee poco y con los años la capacidad mental disminuye,no solo la capacidad fisica.Hace usted referencia a las «chorradas» de los Pablos y Pedro,por lo que es deducible que esta usted muy a favor de Santi,digame,si tiene valor de hacerlo,que propuesta seria hace la gentuza que acompaña a Santi,digame una y no me diga que la banderita ni la cabra de la legion,pues esa gentuza solo busca su propio interes con demagogia y falsedades y lo sabe usted de sobra.Que es eso de hacerse una foto con un casco del tercio de flandes cuando no hizo el servicio militar poniendo excusas,legales,si,pero excusas.
      Usted tiene algo mas de 65 años dice,yo no me quedo muy atras de su edad,pero aun mantengo mi capacidad de razonar,le aconsejo tome algun suplemento para que el riego cerebral le vaya de maravilla y no se le quede totalmente anquilosado.

  5. Este señor tiene toda la razón o quiza NO, las izquierdas como dogma de fe es muy bonita, una teoría que no cuenta con la razón de la sin razón que decía el otro, estos son los míos y los demás……..
    Por eso tanto girar se forma más mierda.

  6. Totalmente de acuerdo con el comentario de Luis Antonio.
    Una cosa es predicar y otra dar trigo.
    Al Sr. Sánchez, le ha tocado el chinazo (nunca mejor dicho) de comenzar su gobierno con esta pandemia, y otras..
    Me gustaría ver como, en semejante situación, estaríamos en otras manos. Mejor dicho, no me gustaria.
    Estamos mal, pero menos mal que están!!!

  7. Interesante prueba del amodorramiento de los que no piensan ante los datos que dan los mass media. El artículo habla de datos pero el autor no ha consultado ningún dato oficial, hay una epidemia de PCR’s positivas asintomáticas, no hay hospitales saturados, no hay exceso de mortalidad interanual, la media de edad de las víctimas atribuídas al covid-19 en España es de más de 87 años, tres por encima de la esperanza de vida de cualquier españolito de a pie y todas padecían graves dolencias crónicas previas. Las estadísticas oficiales del Ministerio de Sanidad están ahí para que quien quiera las vea pero parece que ya nadie lee más que las autocomplacientes palabras que se escriben para sí mismos y que luego publican en periódicos como este.

    Cualquier epidemiólogo comprometido con su profesión y consecuente con su código deontológico dirá siempre lo mismo: lo importante de una epidemia no es cuántos enfermos o contagiados haya sino cuántos hospitalizados y muertos haya provocado.

    Tenemos un sistema inmunológico que sabe qué hacer con el SARS-CoV-2 y no hacen falta vacunas porque la tasa de contagio está por debajo de 1 y cualquier enfermedad con tasas de contagio por debajo de 1 es incapaz de extender una epidemia.

  8. El Sr. Sánchez le da lo mismo decir una cosa que a continuación la contraria, a mi ya no me engaña, carece de sentimientos, todo lo supedita seguir en el poder, que Iván le dice o le escribe que diga esto o aquello él lo dice, no le importamos un pimiento, es él y sus circunstancias, pero señores si en julio nos dijo claramente y con rotundidad que ya lo habíamos superado y teníamos que salir y vivir la nueva normalidad, a continuación cogió el Falcón y a la Mareta en Lanzarote a veranear en la finca que regaló Jordania al rey y éste se la endosó al Patrimonio Nacional y de ahí al Palacio de las Marismillas. Ahora se confía en el dinero de Europa, pero me aventuro a decir que no habrá el suficiente que nos libre de la ruina total como pais. Pero nos se preocupen hay que darle coba a nuestro Presidente que bien sabe repartir el dinero de todos los contribuyentes en prebendas a los medios de comunicación(posiblemente este medio sea un caso aparte).

  9. Independientemente de juzgar su acción política, poner en duda su capacidad de liderazgo me parece no ver los hechos. Si esto podía parecerlo 2017, cuando grupos de su partido lo echaron, consiguió volver, ser candidato y convertirse en presidente.
    Por otro lado no entiendo el enojo del artículo, ya que en ningún párrafo menciona la responsabilidad que tenemos todos en la pandemia.

  10. Que fácil es tirar la piedra y esconder la mano.
    También parece defender a los «pobres» que no llevan mascarilla porque están perdidos por culpa de Sánchez y no saben que hacer(como si fueran tan tontos de no entender lo que hay que hacer). No se le olvide que precisamente son quienes le pueden matar a usted. Llueve? Cochino gobierno.
    Póngase usted al mando a ver si lo hace mejor. Para que queremos controlar el virus a costa de morir de hambre, por no tener trabajo, ni espectativas de conseguirlo en años.
    Sí fuera un poco más inteligente, sabría que hay que controlar el virus a costa de sacrificar parte de nuestra economía y no destruyéndola totalmente.
    Es igual de insolidario y de egoísta que los que parece defender(los que no llevan mascarilla) Claro como usted ya aguanta sin trabajar, que se mueran las nuevas generaciones de hambre. Así nos va!!….

  11. a ver si conseguimos :»estado de calma», que parece estamos enloqueciendo, y mejoR poner la cabeza, y la solidaridad , ante todo. Ninguna persona hace milagros en pandemia, y no es la primera que pasa la humanidad. Gritarle al jefe no sirve de nada, solo crea ruido.

  12. Parece defender a los que no llevan mascarilla, escudándose en que es culpa de Sánchez por falta de liderazgo. Como si fueran tan poco inteligentes que, a estas alturas, no supieran lo que hay que hacer y lo que no…
    Pero vamos es más de lo mismo: llueve? Cochino gobierno!
    No se puede por imponer medias radicales contra el virus, destruir totalmente la economía, sino que debe de haber un equilibrio entre las medidas contra el virus y la economía.
    Es posible que usted al tener más de 60 años, ya no le haga falta trabajar y tenga la vida resuelta, pero los que somos jóvenes, necesitamos que el país no entre en quiebra total y que podamos ganarnos la vida trabajando dignamente, como hizo usted…

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre