Hoy se celebran las elecciones en Cataluña con seis hombres y una mujer encabezando las listas de las diferentes formaciones políticas.

Lo que los ciudadanos catalanes decidan en las urnas marcará el destino de cada uno de ellos. Los sondeos no aclaran de forma nítida qué puede ocurrir, así tanto el bloque independentista como el constitucionalista parecen rondar la mayoría absoluta pero sin llegar a alcanzarla.

Lo cierto es que la situación se presenta harto complicada ya que, aunque los independentistas revalidaran la mayoría absoluta, y viendo cómo “se las gasta” el Gobierno de Rajoy, resulta complicado pensar en una segunda declaración unilateral de independencia para Cataluña.

Además, Oriol Junqueras, candidato de ERC a presidir la Generalitat, en prisión provisional sin fianza, no podría, tal y como están las cosas ahora, tomar posesión ni de su escaño.

En parecida situación se encuentra Carles Puigdemont, cabeza de lista por Junts Per Catalunya, ya que aunque volviera a España de su retiro “voluntario” en Bruselas, todo apunta a que antes de pasar por el   Parque de la Ciudadella, tendría que hacerle una visita al magistrado Pablo Llanera en el Tribunal Supremo que, después de interrogarle, decidiría sobre su libertad y, teniendo en cuenta los antecedentes del alto tribunal en lo que a la DUI y sus artífices se refiere, no resulta muy halagüeño el futuro para el ex predisent.

Es por tanto la situación de ambos complicada aunque el bloque independentista alcanzara la tan ansiada mayoría absoluta hoy.

Además, en el bloque independentista, está la CUP, que según indican las encuestas de intención de voto, no podría hacer nada sin ERC y Junts per Catalunya.

Por otro lado, los llamados constitucionalistas.

Ciudadanos, parece, según los últimos sondeos, estar disputándose la victoria electoral con ERC. Inés Arrimadas ha dejado meridianamente claro que no pactará un gobierno con independentistas.

PSC, con Miquel Iceta al frente, no está dispuesto a hacer presidenta a Inés Arrimadas incluso en el supuesto de que la formación naranja fuera la primera o la segunda fuerza más votada y en el mismo sentido se refirió a los independentistas, afirmando que el PSC no hará presidente a ningún independentista. Las únicas opciones que el líder socialista catalán se plantea son, o ser él el President, o dejar que lo sea un independentista.

En Comú Podem, por su parte, que defiende desde el principio un referéndum pactado para Cataluña, podría ser necesario para formar gobierno con ERC, Junts per Catalunya y la CUP, aunque no defiende la DUI, sí se ha posicionado en contra la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Xavier Domènech, su candidato, podría entonces ser la llave.

Y Finalmente, el PPC. Los populares en Cataluña no alcanzan suficientes apoyos para gobernar en ningún caso, al menos en solitario. Podríamos vaticinar un acuerdo con Ciudadanos, por cercanía ideológica, cosa que le daría cierta visibilidad a Xavier Albiol, candidato popular a la Generalitat. En todo caso, todo indica que el PP podría, después de hoy, tener una presencia casi residual en el Parlamento Catalán.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre