Foto: Doñana Comunicación.

Seis años después de aquel fatídico 27 de abril de 2013 a las diez de la noche en el municipio onubense de Almonte, el asesino de Miguel Ángel y su hija María de ocho años, acuchillados por 151 puñaladas, sigue libre y gozando de la «impunidad que le ha regalado la justicia española», según Aníbal Domínguez, hermano y tío de las víctimas, que ha leído un emotivo comunicado ante centenares de vecinos que se han dado cita en la puerta de la vivienda familiar donde ocurrió el terrible crimen que aún hoy, seis años después, mantiene completamente dividido al municipio de Almonte, de 23.000 habitantes.

«En esta misma casa hace seis años un criminal de sangre fría y que continúa disfrutando de la impunidad que le ha regalado la Justicia española, se ensañó de manera diabólica contra dos seres inocentes, contra dos seres buenos», leyó el portavoz de la familia.

Aníbal Domínguez, en nombre de los familiares de Miguel Ángel y de su pequeña María, está convencido de que «los asesinatos de Miguel Ángel y María seguirán y tendrán que seguir estando presentes en este escenario y en las calles de Almonte, mientras la impunidad consentida por parte de la Justicia española, permita que su asesino, siga deambulando por este pueblo. Porque sabemos y sabéis, que el asesino de María y Miguel Ángel pisa los mismos adoquines que pisáis todos vosotros».

Aníbal Domínguez apuntó que «los forenses del caso, sí, esos que son profesionales e imparciales y que no se casan con nadie, sólo con la verdad y la ciencia, llegaron a
decir: este crimen cumple a rajatabla las características de un crimen pasional y su autor era perfecto conocedor de la vivienda, lo que daban a entender que no era la primera vez que había subido a la estancia. Sin embargo, algunos quieren que los investigadores vayan a buscar a Francia, a Rusia o a Australia».

«Sabemos y sabéis que el asesino de María y Miguel Ángel pisa los mismos adoquines que pisáis todos vosotros», apuntó el portavoz de la familia de las víctimas ante centenares de vecinos

Tras la absolución del único imputado por un jurado popular, cuyo veredicto fue ratificado posteriormente por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y también por el Tribunal Supremo, la familia de las víctimas ha interpuesto un recurso al Tribunal Constitucional y está dispuesta a llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Tras una compleja investigación de la UCO de la Guardia Civil se detuvo, 14 meses después del crimen, al que fuera pareja de la esposa y madre de las víctimas, con el que mantenía una relación extramatrimonial desde varios años atrás. Un jurado popular lo declaró no culpable tras el juicio celebrado en 2017 en la Audiencia Provincial de Huelva, en un veredicto de folio y medio de conclusiones.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre