El equipo de investigación del departamento de Organización de Empresas II de la Universidad de Granada ha alertado, tras elaborar un estudio, de que 20 niños en una clase de infantil podrían llegar a tener contacto con 800 personas en dos días, lo que podría desencadenar un nuevo cierre de los centros escolares el próximo otoño.

Ante esta posibilidad, los científicos advierten de la necesidad de llevar a cabo una planificación con «más rigor» de cara a la vuelta al colegio.

El estudio ha analizado el comportamiento de niños y niñas de educación infantil y hasta cuarto de educación primaria basándose en los datos que ha facilitado el ministerio de Educación.

Si hay más alumnos, el riesgo también aumenta

El cálculo se modifica en aquellas aulas donde haya, por ejemplo, 25 alumnos de ratio, pues el contacto potencial sería de 1.228 personas.

Si hay un sólo caso positivo entre este colectivo, el riesgo es inmediato para todo el grupo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre