De Málaga a jefazo de Google este español es el nuevo rey de la seguridad del buscador.

La legendaria Expo Universal de 1992 dejó en Sevilla muchas huellas. Una fue una renovada Isla de la Cartuja, donde el Guadalquivir se fragmente, para juntarse en su tramo más serpenteante. La ínsula se llenó de millones de visitantes, y legó tecnología, vanguardias y mucho arte. El Teatro Central, desde 1993, acogió el mejor flamenco, danza, jazz, teatro, rock. Sus libros de honor testimonian cuántos artistas dejaron su firma. Pues bien, la primera vez desde su inauguración que el teatro Central no se llena de artistas fue el pasado 25 de septiembre. Informáticos, empresarios, autoridades, estudiantes, emprendedores, ingenieros y autodidactas de la ciberseguridad colmataron las gradas.

Los más de 400 asistentes tenían cita ineludible en SEDIAN DAY 2019. Los ponentes, el networking, ampliar horizontes y enriquecer el conocimiento propio era el reto. Nadie faltó. El politiqueo hace que quienes ganan y pierden elecciones se tiren los trastos. Los intereses de los partidos parecen más importantes que las necesidades institucionales, ciudadanas y de ese servicio público que caracteriza al funcionario y las autoridades en quienes delegamos el poder los votantes. El bipartidismo parece historia a tenor de los últimos resultados. Andalucía, la autonomía más grande, poblada y tributadora económica también capitanea la desigualdad y el desempleo.

Un nuevo gobierno PP-Cs, apoyado por Vox, fue recibido con pataleta por la última presidente socialista, Susana Díaz, que al tacharlo ‘trifachito’ lo vaticinaba como de transición tras el PSOE ganar las elecciones. La ciberseguridad no entra en esa pugna política. La nueva Junta sigue firme impulsando talento, lucha, normas y cooperación para que la plaga de los ataques informáticos no sea algo de lo que lamentarse.

Rogelio Velasco, consejero andaluz de Economía, Innovación, Conocimiento y Universidad, tiene un cargo en la nueva Junta tan extenso como su currículum académico de catedrático universitario formado en Andalucía y Berkeley, cerca del Silycon Valley californiano. Sus palabras inauguraron Sedian Day. Su discurso fue revelador. La Junta no hace política apostando por la ciberseguridad, continúa la lógica. Ultima normas protectoras, fomenta un centro de ciberseguridad e impulsa el talento, que no es poco en suelo sureño.

Los aplausos al político de técnicos y expertos en ciberseguridad corroboran esas sinergias que también inserta en la investigación universitaria, subvenciona empresas y fomenta el emprendimiento. Las intenciones confiemos hagan de una más segura en términos digitales.

Apoyo empresarial

El evento del que hacemos crónica es llamativo pues congregó asistencia de toda España y el extranjero acentuando lo andaluz, que se centra entre Sevilla y Málaga como polos del foco de la ciberseguridad. Sedian Day no fue una cita corporativa donde los políticos se proyectan para ponderar lo bien que lo hacen.

Empresas tecnológicas importantes (GMV, Check Point, Aruba, Entelgy, Ingenia, Telefónica, Vodafone, Sopra o Cyse) patrocinaron el evento junto a la Junta, INCIBE, CCN-CERT a nivel institucional. La organización fue perfecta y la puesta en escena impecable. Los asistentes, además disfrutaron un soleado día del veranillo del membrillo sevillano que merodea el otoño cada año.

En la cita hubo –igualmente- centenares de expertos, estudiantes, periodistas que colmataron un desconocido Teatro Central plagado de stands de empresas, catering insuperable y gradas de atentos y puntuales asistentes. No había debate, había mucho intercambio, experiencias y poner cara a esos contactos de email que sólo se ven en la pantalla. Las celebrities patrias del cibermundo para acabar con los malos pululaban sigilosamente.

Mientras esperamos para el 2020 una tercera edición del Sedian Day, hay nueva cita sevillana en cuanto a la ciberseguridad los próximos 6 y 7 de febrero en Osint City (https://www.osintcity.com/). El perfil de este evento es más operativo y centrado en las puertas informativas que internet abre. Ponentes de alto nivel congregarán a más cientos de expertos en ciberseguridad, incluidos algunos que vendrán de las américas.

Tendencias del cibermundo

Estar protegido el internauta depende de lo que quieran algunos que lo estemos.  El salmantino encantando en Sevilla Ángel Gómez de Agreda es coronel y piloto además de escritor. Su último libro (Mundo Orwell, Ariel) destripa cómo se las gasta el gobierno chino espiando a sus ciudadanos con el pretexto de darles un ‘crédito social’ si se comportan acorde a cánones. Para 2020 prevé, la mayor potencia tecnológica mundial guste o no, controlar a sus ciudadanos hasta dormidos. El reto que tienen con las protestas de Hong Kong será un desafío a esa política.

George Orwell en 1984 describía un ‘gran hermano’ que lo escrutaba todo. El Coronel amplía la tesis con las 200 y 300 millones de cámaras que hay en USA y China controlándolo todo en la vía pública respectivamente. Las aplicaciones y software de los móviles incorporan sistemas que nos hurgan el cotidiano y has las intimidades. Huawei es el gigante chino que con el 5G molesta al antaño poderoso imperio anglosajón tecnológico.

El militar, en suma, nos vaticina que lo que estaba por llegar ya lleva tiempo. Un programa televisivo ‘desaparecido’ de la parrilla, Mesa del Coronel (Cuatro TV) de Pedro Baños demostró que hasta los pequeños electrodomésticos llevan cámara incorporada. Ya lo anticipó el periodista neoyorquino Tim Weinier en ‘Legado de Cenizas’ historiando cloacas y planes de la CIA o Nacho García Mostazo en ‘Libertad Vigilada’.

El experto en ciber-resiliencia Sebastián Dölz explicó al auditorio que resistir, evitar, concienciarse y recuperarse de los ataques cibernéticos exige planes, pagar costes y tener paciencia. Nadie está libre, según repetía, de un ataque. Los virus se cuelan por donde menos esperamos. Desde un inocente correo hasta dejarnos puertas de la casa informática privada abiertas al atacante.

Obviamente quienes más invierten en ciberseguridad son las grandes empresas y organismos, pero no es baladí ni impensable que los ataques e intrusiones se extienden hasta los menores, compulsivos usuarios del ordenador y del móvil.

El ejemplo de la autoridad

España está en buenas manos en cuanto a ciberseguridad. Lo dijo un español que trabaja en el órgano europeo para tales menesteres, ENISA. Adrián Belmonte recorre territorios comunitarios fomentando las buenas prácticas y medidas cautelares. ENISA es ente independiente de la CE pero actúa coordinadamente con los países que la integran. Luis Hidalgo (INCIBE) y Mar López (Presidencia del Gobierno) comparten empeño de explicar qué hace por nosotros el estado españolen la materia. Loreto del Valle y Alfonso Tena hicieron lo propio pero en clave andaluza representando a la Consejería que convocaba el SEDIAN DAY.

María Esperanza Dorado (Consejo Trasparencia), Marta Gómez, (Consejería Hacienda), Honesto Ruiz (AYESA) y Carmen Ruiz (CCN CERT) integraron una mesa redonda que moderó Eloy Sanz. El tono corporativo y el autobombo brillaron cuando la trasparencia del poder se oscurece ante demandas de la prensa, empresarios y ciudadanos. Debe decirse claro que la trasparencia en España por mucha ley que la respalde y derechos objetivos es lenta, muy limitada y protege lo indefendible. El maridaje de derechos chirría para informar de los desvíos del poder aunque Orwell se corrobore en un feed-back a favor del poder evidente. Quienes saben, no comparten aunque lo prometan. Esta sería la idea.

Bernardo Quintero, el crack antivirus

Si hubo una estrella en el firmamento de la ciberseguridad en el SEDIAN DAY fue un orgullo malagueño al que cuesta alejarse de la moraga, el boquerón y el espeto. Bernardo Quintero compartió talento basado en su ingeniería personal.

El hombre está curtido en lo de emprender. Su tesón y coraje insomne no son teoría. Con apenas 11 años empezó su carrera contra los virus y no desfallece con las palabras justas y medios precisos. La cronología de su empresa es la que fortifica el emprendimiento. Andalucía está plagada de potenciales por pulir y desarrollar.

Quintero comenzó enviando artículos a una revista (PC Actual) como un pesado poco friki y que sabe lo quiere y ansía. Decidió no ser mero usuario del ordenador. Invirtió el papel y pasó a ser creador de la vacuna del virus, allá donde esté. Estudió al virus en su salsa y origen.

Creó varias empresas y espacios webs bajo la premisa del hacking ético (Hispasec, Virus Total). Fortaleció equipos y buscóò más talento del personal, del que saca pocas veces de lasu Málaga de su alma. Creó un laboratorio de virus donde esas bacterias informáticas eran acorraladas, diseccionadas y estudiadas a fondo.

Como bue emprendedor trabajó duro para llegar a sus metas. Ofertó su proyecto a multinacionales que ya tenía como clientes. A alguna de ellas (Microsoft) le rechazó premios porque no estaba conforme con su proceder. Bancos y entidades financieras supieron del know-how de Quintero porque vende su saber y producto con originalidad.

El último salto cualitativo de Quintero ha sido ser contratado, desde hace unos años, por Google desde su central. En su cuartel californiano le recibieron como aquí plasmó Berlanga en ‘Bienvenido Mister Marshall’. Le pusieron una bandera española junto a la norteamericana. En la mesa una de Málaga, aunque malamente copiada. El hombre logró, a pesar de tan burda lisonja, que Google pusiera su proyecto ‘x’ con la firma de Quintero en Malaga. En la capital costasoleña tiene el equipo, con talento femenino incorporado planta con planta con la Universidad de Málaga (UMA).

El empeño de Quintero es que la conciencia de seguridad informática comienza desde el uso del ordenador. Más de 10.000 escolares malagueño ya disfrutan de esa labor que de Quintero que completa su saber antivirus. Si el internacional Antonio Banderas es el embajador de Málaga, Quintero es el Cónsul más adecuado. Y deben reconocerlo en la Junta, en el Ayuntamiento y la Diputación.

En la central de google, en la central del líder de búsquedas, redes y cuasi monopolio que detentan hay una estrella andaluza, malagueña, que les ha obligado a saber qué es una moraga, un espeto y un boquerón. El talento de Quintero se usa, exporta y hunde sus raíces, con ese orgullo que genera aplauso, en una Málaga de la que no se aleja un tipo al que Chema Alonso (el ciber-sheriff de Telefónica que condecoró la benemérita) dijo que tenía una especie de bozal malagueño del que le cuesta alejarse.

Más talento

SEDIAN DAY concluyó buscando y detectando talento. Concluyó con sendas mesas redondas. Una integró a Andrés Méndez (GLI UK Gaming), Concha Cordón, y Soledad Romero. La moderaba Miryam Jiménez (SANDETEL). El acento malagueño seguía presente en Sevilla, ya que compartían paisanaje los ponentes.

También, la mayoría femenina apostó por la internacionalización del talento en ciberseguridad, que se paga espléndidamente, y por más visibilidad de la mujer en estudios y trabajos tecnológicos. Las multitud de empresas andaluzas en ciberseguridad hacen que esta región sea un polo que, desde dispositivos remotos, atraen incluso inversores foráneos. El PTA malagueño y la Cartuja sevillana son dos polos con muchos brazos.

Otra mesa redonda la integraron Mario García (Check Point), Javier Zubieta (GMV), Esteban Fernández (Ingenia), Francisco Carbonell (Symantec), Alfonso Ryuiz (Vodafone) y L. P del Árbol (Telefónica) se extendieron sobre las estrategias sobre la ciberseguridad. El compartir diferentes puntos de vista desde la óptica de la empresa enriquece ese pálpito de la ciberseguridad.

Las redes, internet y dispositivos están llenos de hackers, malware, virus, troyanos. Vivmos en un mundo donde todo cambia por minutos. Actualizarse es cosa de días porque la ciencia y tecnología avanzan tan rápido como los malos. En Andalucía, en el Teatro Central sevillano, se echó un telón momentáneo que necesita, repetimos, actualizarse minuto a minuto. Perdón, segundo a segundo. Los ciber-delincuentes están ahí. Están esperando la oportunidad de invadir privacidad, de hacer daños, de saquear las cuentas bancarias, de chantajear. Iniciativas como SEDIAN DAY son un paso más de los muchos que nos quedan.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + siete =