Sin escrúpulos ni piedad, dos hermanas robaron 60.000 euros de la cuenta de su tía, interna en una residencia. Ni ellas, ni el marido de una de ellas que fue el más activo en el robo, irán a prisión.

La Audiencia Provincial de Palencia ha condenado a un hombre, a su esposa y a su cuñada por apropiarse de 60.000 euros de una tía segunda de ambas mujeres que estaba internada en una residencia de ancianos.

El hombre ha sido condenado a un año de cárcel por un delito de apropiación indebida, por transferir 60.000 euros de la anciana a una cuenta abierta expresamente a nombre de su mujer y de su cuñada.

Las dos mujeres han sido condenadas como partícipes a título lucrativo de los efectos del delito

El acusado, considerado responsable civil directo, tendrá que devolver los 60.000 euros a los sobrinos de la fallecida, que fueron quienes denunciaron. Las dos mujeres tendrán que pagar si el anterior no lo hace, ya que como partícipes a titulo lucrativo son consideradas responsables civiles subsidiarias.

La sentencia cuenta con el voto discrepante de uno de los magistrados, quien considera que los acusados debían haber sido absueltos por entender que la transferencia del dinero se hizo con el consentimiento de la anciana, en plenitud de facultades, como agradecimiento por los cuidados que la dispensaban.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa bombona de butano sube un 4,9% en noviembre y cuesta 12,75 euros
Artículo siguienteCómo mejorar tu salud sexual
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − diecisiete =