Madrid, Spain. A poster of ETA victim Miguel Angel Blanco serves as a canvas for the spontaneous manifestation of solidarity by the participants of an anti-terrorist demonstration held in the center of the Spanish capital. The recently elected municipal representative from the small town of Ermua in the Basque country was the first freely elected politician to be assassinated by ETA, a terrorist group that vindicates independance for the region, in July 1997.

Hoy se cumplen 23 años del secuestro y asesinato del concejal de Ermua del PP Miguel Ángel Blanco. Un acto de la banda terrorista ETA que marcó un antes y un después en la lucha y la oposición de la ciudadanía contra los etarras.

España, en general, y Euskadi, en particular, reaccionaron contra esta barbaridad que acabó con la vida del joven concejal que desde la oposición ni siquiera recibía apoyo económico alguno por su actividad política.

Los hechos

Eran alrededor de las cinco de la tarde del 10 de julio de 1997 cuando ETA lanzó un comunicado anunciando que había secuestrado a un concejal del Partido Popular en Ermua. El coste de su libertad sería la vuelta de los 600 presos de la banda al País Vasco antes de las 16 horas del sábado 12 de julio. 48 horas de una amenaza que tuvo en vilo a toda España.

Tras reivindicar el secuestro, las fuerzas de seguridad pusieron en marcha un dispositivo para dar con el paradero del concejal popular donde centenares de agentes de Policía, Guardia Civil y Ertzaintza se movilizaron para rastrear zonas de Euskadi y Navarra. Una búsqueda que coincidía con las primeras concentraciones de los vecinos de Ermua para pedir su liberación.

Miguel Ángel Blanco nació el 13 de mayo del 68 en Ermua, Vizcaya. Era un joven economista de 29 años, hijo de Consuelo Garrido y Miguel Blanco, un matrimonio trabajador que además tenía otra hija, María del Mar, quien desde entonces ha vivido desde la política y a quien los populares, y ella misma, han utilizado como icono contra ETA

. Apasionado de la música, tocaba en una banda y se afilió a las Nuevas Generaciones del PP hasta que en 1995 consiguió ser concejal en el Ayuntamiento de Ermua. Además, trabajaba en la empresa Eman Consulting y se iba a casar con su novia Marimar Díaz con la que tenía una relación desde hace siete años.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre