Emilio Saracho entrando en la Audiencia Nacional. Foto: Agustín Millán

Emilio Saracho llegó a la Audiencia Nacional a las 8.48 horas de la mañana del día de hoy. Iba acompañado de su abogado, el decano del Colegio de Abogados de Madrid, José María Alonso. Llevaba el rostro serio y, a pesar de ser un hombre que se caracteriza a sí mismo, por su soberbia y prepotencia, como que está por encima de todo y de todos (¿quién le protege?), la preocupación ante su declaración se traslucía en su mirada.

Es normal que Emilio Saracho esté preocupado sobre todo después de que el informe de los peritos del Banco de España revelara lo que Diario16 lleva publicando desde casi el mismo instante de la resolución del Popular: la sexta entidad financiera de España no fue intervenida por su solvencia o porque no fuera viable, sino por una crisis de liquidez que se agudizó durante el segundo trimestre de 2017, justo después de que el banco hubiera presentado unos resultados en los que el negocio principal estaba generando beneficios netos. Por tanto, toda la estrategia organizada para «salvar al “soldado” Saracho» que intenta culpar de la resolución a las últimas ampliaciones de capital o al estado real de las cuentas no se sostiene porque la realidad es que las 305.000 familias afectadas (1,2 millones de ciudadanos y ciudadanas) no fueron arruinadas por esas causas, sino por la crisis de liquidez. Este es un punto importante que debería tenerse muy en cuenta, tanto por los afectados como por los despachos que les representan.

En la declaración habrá una serie de puntos importantes en los que Saracho no dirá la verdad, aunque la ley se lo permita. Son los siguientes:

En primer lugar, las razones por las cuales Saracho no aplicó ningún tipo de estrategia para mejorar la situación de la entidad que presidía, sino que su único objetivo fue el de realizar una operación corporativa de venta a bajo precio. No en vano, tal y como reconoció Ángel Ron, Saracho le dijo que el precio de la acción era muy alto y que había que bajarlo.

En segundo término, también es fundamental que explique las razones por las que no aceptó ninguna de las ofertas de ampliación de capital que recibió en el mes de mayo, algunas de las cuales habían sido negociadas por los equipos del Popular y de, al menos, el Deutsche Bank, y, según el nuevo documento que Diario16 publica en exclusiva, con Barclays Bank.

Como se puede comprobar en este correo electrónico que Saracho recibió el día 3 de junio por la tarde, es decir, cuando ya el proceso de resolución se había iniciado con la puesta en marcha por parte del FROB del Proyecto Hipócrates, hecho del que era conocedor Emilio Saracho, Barclays adjunta oferta de ampliación de capital que ya publicamos en exclusiva en Diario16 en el mes de diciembre de 2017 y se refiere al hecho de que habían ajustado «a las indicaciones que comentamos durante la semana». Esa oferta que Saracho calificó en el Congreso como de «carta publicitaria», en realidad tuvo la aprobación de todos los comités internos del banco británico y, como llevaba la firma de altos directivos de la firma en Londres.

Oferta Barclays ampliación de capital

En tercer lugar, Saracho debe explicar los motivos reales por los que no aplicó los puntos clave del plan de negocio de 2016 que estaban destinados a quitar el peso de las provisiones y de los activos improductivos, algo que, viendo los resultados del primer trimestre de 2017, hubiese permitido al Popular recuperarse.

En cuarto término, un punto importante a tener en cuenta son las relaciones, conversaciones y reuniones que Saracho pudo tener con Antonio del Valle y Reyes Calderón en los meses previos a su nombramiento, hechos que Manuel Domínguez Moreno recogió en su libro Banco Popular. Una Operación Diabólica. ¿Por qué Saracho reconoció en una cena a finales del verano de 2016 que regresaba a España para presidir el Popular? Lo mismo podría decirse del proceso de contratación que, en algunos casos, obligó a modificar los Estatutos del banco porque los procedimientos utilizados fueron absolutamente irregulares.

En quinto lugar, Saracho deberá explicar el conflicto de intereses que tenía con JP Morgan, puesto que, mientras no adquirió ni una sola acción del Banco Popular, sí que era accionista de la firma americana que, posteriormente, contrató para que se encargara de la venta de la sexta entidad financiera de España en un proceso opaco en el que se descartaron a empresas como Goldman Sachs o Ernst & Young.

En sexto término, Saracho debería dar explicaciones sobre la reunión que el 15 de marzo de 2017 mantuvo en el Banco Central Europeo, encuentro en el que anunció que iba a cesar al consejero delegado y en el que ya adelantó la resolución como una de las tres opciones para mejorar la situación del Popular: venta, ampliación de capital (que ya dijo que no veía probable) y la resolución. Estas afirmaciones las hizo Saracho cuando el Popular disponía de 11.000 millones de patrimonio y un excedente de 13.000 millones de liquidez, dato que, según fuentes consultadas, no comunicó al Consejo de Administración, ocultando la información sobre la salida de depósitos.

En séptimo lugar, Saracho debe explicar las razones por las que aplicó la política de comunicación negativa a la que se refieren los peritos del Banco de España y que sí fue una de las causas de las salidas de liquidez. No se dieron noticias positivas, ni siquiera cuando el banco había dado datos positivos en el primer trimestre. Todo ello, por no hablar de su discurso en la Junta General de Accionistas, la comunicación de una reexpresión de cuentas que no tuvo ningún impacto en los resultados del banco, la banalización de las declaraciones de la JUR filtradas a Reuters (tal y como reconoció al presidente de la Bolsa de México en un correo electrónico) o la filtración desde el Edificio Beatriz de la noticia que publicó El Confidencial respecto a la presunta quiebra como elemento fundamental para la venta de la entidad.

Estas cuestiones serían algunas de las más importantes sobre las actuaciones de Saracho en la dirección de una de las operaciones más trágicas y espurias realizadas contra la ciudadanía de este país en convivencia con Santander, Ministerio de Economía de Luis de Guindos, instituciones del Estado, partidos políticos en la oposición y el gobierno, la UE, BCE, etc.

17 Comentarios

  1. Claro que saracho va a mentir ante el juez!!! Otra cosa es que se lo permita y que el juez trague con todas sus falacias haciendo perjurio

  2. Tendría que entrar en prisión y no salir hasta que no suelte la lengua pero bien solo es un mentiroso de mierda y ojala los inversores que perdieron una gran cantidad de dinero se tomen la justicia por su cuenta con todos los estafadores implicados en este robo
    Buenos días a todos los estafados del popular

  3. Don Esteban P. Cano gracias por la inestimable ayuda y a Diario 16 único periódico digno de ser llamado así
    Señor juez apriete le las tuercas y mándelo a prisión sin fianza para que suelte esa lengua tabernera que tiene solo le pido a dios que este cucaracho miserable y los demás implicados entren en prisión por muchos muchos años con eso ya me doy por resarcido haga usted justicia

  4. El Santander es el máximo responsable y beneficiario de la operación del mayor robo de un banco desde la segunda guerra mundial y este CUCARACHO fue el topo y ojala recoja todo el mal que sembrado con un tumor cerebral incurable y que la mate lentamente y con gran sufrimiento es lo que deseo a ella y todos los que nos robaron nuestro patrimonio

  5. Tendría que entrar en prisión y no salir hasta que no suelte la lengua pero bien solo es un mentiroso y un estafador entró solo con el cometido de hundir el banco y con él a los 305000 accionistas y bonistas
    Pudo vender activos por más de 1700 millones y no lo hizo por algo será todo para que el popular calera en las garras del Santander gratis total

    Buenos días a todos los estafados del popular

  6. Es usted un crack del periodismo de investigación. Gracias Esteban Cano y gracias Manuel Domínguez y Diario16. Eternamente agradecido, haya justicia en este estercolero o no la haya. Son ustedes un auténtico faro de luz en la oscuridad.

  7. Quizás dejaría de mentir si el interrogatorio lo llevara, en lugar de la justicia de pandereta y defraudadora de la lista Falciani (de la que no tiene nada que temer), unos amigos del mexicano o del chileno. Seguro que con otra metodología cantaba como un pajarito.

    • y si no que me lo dejen ami que canta hasta el cara al sol de carrerilla eso seguro porque le cortó los dedos de los pies uno por uno y al segundo suelta la lengua no hace falta ni mexicanos ni furiosos chilenos yo solo me vasto y le sobró

  8. La ley permite mentir y de momento también permite que el robo a personas inocentes y ajenas a la corrupción estemos sin nuestro dinero.

  9. Menudo gancho al hígado que le acabáis de meter al Saracho este. Aquí no pasará nada, pero en país con orden y ley eso era un KO clarísimo.

  10. Se lo estás poniendo difícil al confidencial y a su dueña. A ver que publican mañana. Tendrán que buscar algún documento interno en el que en el año 2005 alguien diga que Ron pasaba horas jugando al buscaminas en el PC y por eso se hundió el popular. Que saracho es bueno y muy guapo.

  11. Sr. juez meta en prision a este indeseable sarracho y a todos los demas participantes de la banda de ladrones del Banco Popular,pero primero que nos devuelvan lo que nos han rROBADO.

  12. La bolsa ,la bolsa… asi va y seguira y mucha culpa se debe al ROBO del Banco popular,y asi seguira mientras no devuelvan lo robado a sus autenticos dueños,.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here