Oficina Banco Santander en Río de Janeiro. Foto: captura Google Street View

La Comisión de Valores de Brasil (CVM) ha aceptado las condiciones negociadas con Banco Santander para la imposición de una sanción de 4,8 millones de reales (1,06 millones de euros) al Banco de Santander, Santander DTVM (servicios de seguridad) y para seis directivos de ambas entidades. Este acuerdo finaliza el procedimiento administrativo sancionador presentado por la Superintendencia de Relaciones Institucionales (SIN) por un conjunto de irregularidades detectadas en la presentación de los estados financieros semestrales y anuales de varios fondos de inversión cuya titularidad correspondía a la entidad cántabra.

El acuerdo determina que Santander DTVM deberá pagar 2,86 millones de reales (0,63 millones de euros), además de que cuatro de sus directivos, han sido sancionados con el pago de 693.697 reales (153.135 euros). Banco de Santander tendrá que pagar 972.000 reales (214.570 euros) y dos de sus directivos fueron sancionados con 243.000 reales (53.640 euros).

El proceso sancionador finaliza, por tanto, con una multa económica sin juicio por las responsabilidades que pudieran tener las dos entidades. Además, el acuerdo aceptado por la CVM indica que los afectados por estas irregularidades podrán ser indemnizados por daños y perjuicios.

Este procedimiento se inició en la segunda mitad del año 2015 cuando la supervisión detectó las irregularidades. La Supervisión de Fondos de CVM identificó importantes problemas relacionados con la presentación de los estados financieros en los fondos gestionados por Santander y por Santander DTVM.

Las irregularidades detectadas incluían cambios en el patrimonio neto y declaraciones de diversificación de inversiones que no incluían las notas explicativas correspondientes. Además, en los estados financieros Santander no incluyó la opinión de auditores independientes, según indica la CVM.

Desde junio de 2007 a diciembre de 2014 se detectaron 59 de estas irregularidades en 13 fondos de inversión administrados por Santander. En Santander DTVM la CVM identificó 186 irregularidades en 68 fondos desde junio de 2010 a diciembre de 2014.

La acusación de SIN señalaba que los errores en los estados financieros era de tal calibre que evidenciaba la existencia de un modus operandi irregular por parte de Santander. Según SIN, los directivos fueron partícipes y conocedores de dichas irregularidades. Además, se ha demostrado que no existían mecanismos de control interno adecuados para identificar errores e irregularidades en el cumplimiento de los deberes de comunicación de Santander hacia sus accionistas e inversores.

La conclusión de esta sanción es lo barato que les sale a algunas entidades sistémicas incumplir con la normativa financiera de los países en los que se encuentran instaladas. Después de casi 7 años cometiendo diferentes tipos de irregularidades, el Santander es multado con una cantidad irrisoria para un banco cuyos beneficios declarados superan los 8.000 millones de euros.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre