Enfermera italiana una vez finalizado su turno. Las marcas en su cara lo dicen todo. Foto: Twitter

Entre todos los hemos convertido en héroes, porque lo han sido, porque han arriesgado su vida para salvar la vida a los millones de personas que han contraído el Covid19. Sin embargo, ahora que se está iniciando la desescalada, que los datos de contagios y muertes han descendido y que parece que la pandemia está algo más controlada, la ciudadanía provoca que se vean imágenes vergonzosas de las playas, los paseos repletos o las terrazas llenas sin guardar la distancia de seguridad. Muchas personas están insultando a los mismos sanitarios a los que se aplaudía a las 20 horas todos los días y, como dijo Séneca, “Ingrato es quien niega el beneficio recibido; ingrato, quien no lo restituye; pero de todos, el más ingrato es quien lo olvida”.

La BBC ha realizado un reportaje en el que ha entrevistado a diferentes sanitarios italianos y las conclusiones que se sacan son devastadoras porque, por desgracia, lo que está sucediendo en Italia también ocurre en España.

Por un lado, en el reportaje de la cadena británica, los sanitarios muestran las secuelas que están sufriendo después de meses de luchar contra el coronavirus. Un enfermero de cuidados intensivos de Cremona, Paolo Miranda, ha recogido en una serie de fotografías la situación en la que se encuentran. Por un lado, ha aumentado la irritabilidad porque siempre están en guardia.

Una enfermera declaró a BBC que durante la crisis sanitaria “Teníamos que combatir un enemigo. Ahora que tengo tiempo para reflexionar, me siento perdida, sin dirección”. Lo que la está ocurriendo es que todo el estrés acumulado está empezando a salir a la superficie, lo que provoca insomnio y pesadillas.

Otra de las secuelas que están teniendo los sanitarios con los que ha hablado BBC es el miedo a contagiar a la familia o a los amigos, lo que está provocando que rehúsen, incluso, a volver a ver a sus hijos. Han visto tanta desgracia y tanta muerte que mantienen las distancias sociales o el aislamiento. La nueva normalidad también les está afectando, puesto que sienten una especie de agorafobia que les impide salir a pasear.

La tensión que han sufrido está llevando a médicos, médicas, enfermeros y enfermeras a llegar a cuestionarse, incluso, seguir en su profesión.

El cuerpo humano, cuando hay una crisis, crea una serie de hormonas que ayudan a manejar el estrés. Sin embargo, cuando pasa y se tiene tiempo para reflexionar sobre lo sucedido las personas que han sufrido esta tensión se suelen derrumbar con una enorme angustia emocional.

A pesar de que durante la pandemia han sido tratados como los héroes de la lucha contra el virus, el paso a la nueva normalidad está haciendo que esa admiración se esté desvaneciendo. El reportaje de BBC se refiere a Italia, pero en España también estamos viendo que se está olvidando muy pronto el sacrificio que han hecho los sanitarios y sanitarias. Una enfermera italiana, afirmó lo siguiente a la cadena británica: “Cuando estaban temiendo la muerte, de repente todos nos volvimos héroes, pero ya nos han olvidado. Volveremos a ser vistas como personas que limpian culos, perezosas e inútiles”.

En Italia ya se han suicidado 4 sanitarios mientras las calles se llenan de inconscientes que cada vez que no respetan la distancia de seguridad están insultando a quienes lo dieron todo sin pedir nada a cambio, sólo tener material de protección adecuado y que la ciudadanía no provoque un nuevo rebrote que será mortal.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre