Un equipo de sanitarios atiende a un enfermo de coronavirus. Foto: Satse.

El colectivo sanitario sufre agresiones por parte de los pacientes de manera habitual. La mayoría de ellas responden a agresiones verbales, aunque también se dan de carácter físico. Una situación en la que el personal sanitario se siente poco protegido y por ello solicitan que se tomen medidas urgentes.

Concretamente, en Novés, un vecido agredió a una doctora y a una enfermera de manera verbal recientemente. Un hecho que terminó en amenazas hacia las sanitarias, ocasionando que la doctora haya renunciado a su puesto de trabajo.

El presidente del Colegio de Enfermería de Castilla La Mancha ha puesto de manifiesto la situación de desprotección en la que se encuentran sus colegas: «no es de recibo que personas que se dedican a cuidar y atender a nuestros ciudadanos en un tema tan sensible como en la salud tengan que estar en muchos casos a la defensiva para prevenir que puedan tener algún tipo de agresión», ha señalado. En localidades pequeñas, ha explicado, la situación es más complicada, puesto que tomar medidas legales contra un paciente puede suponer un riesgo añadido para los profesionales.

Las medidas existentes, según los trabajadores del sector sanitario, no son suficientes. Por eso han insistido en que este no es un problema sanitario, y que debe salir de otro tipo de presupuestos, no de los de Sanidad, porque de esa manera nunca se priorizará en sanidad, según ha señalado la presidenta del Colegio de Médicos de Toledo, Natividad Laín, para rtve.es

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre