El Tribunal Supremo ha acordado este lunes requerir al Ministerio de Sanidad la adopción «de todas las medidas a su alcance para que tenga lugar efectivamente la mejor distribución de los medios de protección de los profesionales sanitarios», y que informe quincenalmente a este órgano de las medidas adoptadas para el efectivo cumplimiento de esta orden.

Así, el alto tribunal crea una medida cautelar propia como consecuencia del requerimiento que le realizó Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) al inicio del Estado de Alarma, y que los magistrados han denegado, para que se instara al Ministerio de Sanidad a proveer con carácter urgente a todos los centros sanitarios de una serie de medidas de protección contra el Covid-19.

La Sala recuerda que, en este momento, en el que se resuelve una medida cautelar, no procede analizar si existe una inactividad de la Administración puesto que eso se resolverá cuando se analice el fondo del asunto, en sentencia. Pero el tribunal sí ha considerado que el interés público esencial y común de preservar el derecho fundamental a la integridad física y el derecho a la salud de los profesionales sanitarios, así como de las personas a las que asisten, exigen otras cautelas que procede acordar.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre