La empresa origen del foco de listeria detectado en Alemania distribuye también sus productos en España.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria (Aesan) vuelve a incurrir en los mismos errores de comunicación que cometió hace más de dos meses cuando se decretó la alerta por el mayor brote de listeriosis registrado en España, provocado por la empresa cárnica sevillana Magrudis, cuyos máximos responsables están en prisión sin fianza desde el pasado septiembre acusados de varios delitos. Aesan ha anunciado el pasado 18 de octubre en un escueto comunicado que la orden de retirada del mercado por estar contaminados con listeria afecta a los productos de la “marca Wilkie”, cuando en realidad se trata de todos los elaborados por el fabricante de productos y derivados cárnicos Wilke Waldecker Fleisch- und Wurstwaren, según ha comprobado la asociación de consumidores Facua.

La cárnica española Casa Westfalia está entre las que comercializan la marca alemana afectada y aún no ha informado de la alerta en su web

Esta empresa alemana suministra sus productos a otras muchas a nivel internacional. Facua asegura que entre ellas está la empresa española Casa Westfalia, con sede en Vulpellac (Girona), que por el momento sigue sin incluir en su web ninguna información sobre la alerta alimentaria.

Desde el pasado 2 de octubre están siendo retirados del mercado español los productos que fabrica y comercializa esta empresa alemana, según ha constatado Facua, aunque Aesan solo ha informado de la alerta por listeria 16 días después. Facua ha exigido al Ministerio de Sanidad que aclare cuándo ha tenido conocimiento de la alerta lanzada por las autoridades sanitarias de Alemania ya que la retirada de los productos distribuidos en España se inició mucho antes de decretarse oficialmente la alerta en España.

Aesan no sólo no aclara cuáles son las marcas bajo las que se comercializan productos del citado fabricante sino que tampoco muestra imágenes ni facilita un listado de los establecimientos de los que tiene constancia que los han puesto a la venta en España, algo que según Facua dificulta a los consumidores identificarlos y conocer si pueden sufrir intoxicación por listerioris, ya que los síntomas aparecen hasta más de dos meses después del consumo.

El comunicado de Aesan indica que tienen orden de retirada “todos los productos de la marca Wilke fabricados en la empresa Wilke Waldecker Fleisch- und Wurstwaren GmbH & Co. KG, de todas las fechas de caducidad y consumo preferente que estén en el mercado”. Pero no aclara qué productos son los afectados.

Aesan sí indica que “los productos en cuestión están claramente identificados mediante la marca de identificación oval DE EV 203 EG colocada en todos los envases”. Facua asegura que se trata de un código que identifica al fabricante en distintas marcas comercializadas en numerosos países, aunque es importante destacar que en los productos no aparece necesariamente, o no lo hace de forma destacada, el logotipo de Wilke Waldecker o su nombre.

Listado de marcas afectadas

El Gobierno alemán especifica que el listado que ha publicado no está completo y lo ampliará durante la investigación. Las marcas que comercializan los productos fabricados por Wilke Waldecker y que la Oficina Federal alemana ha hecho públicos hasta ahora, mostrando sus logotipos y señas de identidad visual en su web, son: Haus am Eichfeld, Metro Chef, Servisa, Pickosta, Esskultur / Sander Gourmet, Rohloff Fleischmanufaktur, Schnittpunkt, Korbach, Aro (marca de los establecimientos Makro/Metro), Findt, Domino (ninguna relación con la cadena de pizzerías Domino’s), Wilke, Cock’s Vleeswaren, Arasco, Omaco, Delikrydret, Patissa, La Mila, G & P, Afmo, Bäko, Aleksa, La Roya, Vom Bauernland, La Persa, Wilbi, Casa Westfalia, Meatmaxx, Yayla.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + dieciocho =