Sandra Sabatés ha echado mano del periodismo en su vertiente más útil y comprometida para hacer de esta bella profesión un instrumento de concienciación a través del que hacer llegar a la ciudadanía los principios básicos del feminismo y las reivindicaciones de todas aquellas personas que han hecho de este movimiento una lucha universal y global, la verdadera revolución del siglo veintiuno, como demuestran, entre otras, la iniciativa #MeToo o las masivas manifestaciones del pasado 8-M en España.

Con la publicación de su primer libro, Pelea como una chica (Planeta), con indescriptibles ilustraciones de la dibujante española más internacional en la actualidad, la valenciana Ana Juan, firma de cabecera de la señera The New Yorker, rescata el perfil de 31 mujeres ilustres de la historia reciente de este país en los dos últimos siglos que han ejemplificado la lucha por la igualdad real en un universo patriarcal que se mantiene aún desde la noche de los tiempos.

Esta periodista catalana de Granollers es desde 2012 la conductora de uno de los programas televisivos más mediáticos y seguidos, El Intermedio, en La Sexta, y su participación en él no se limita a un papel secundario a la sombra del omnipresente El Gran Wyoming. Ha sabido dar muestras de exquisita profesionalidad al crear y capitanear una de las secciones más sensibles y novedosas del programa satírico: Mujer tenía que ser. En ella, Sabatés entrevista a mujeres que han sido y son iconos de lucha por la igualdad en un mundo de hombres que se perpetúa constantemente en un patriarcado insaciable. Sin ir más lejos, una de las entrevistadas en este programa televisivo, Lidia Falcón, fundadora del Partido Feminista de España, cierra con su perfil histórico el libro Pelea como una chica, un bellísimo artefacto literario y artístico de concienciación a cuatro manos entre la propia Sabatés y la ilustradora de referencia de The New Yorker. Palabas mayores sin duda.

Pioneras que al fin, aunque tarde, están siendo reconocidas por su valentía, por no arredrarse ante la adversidad y los convencionalismos

Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán, Rosalía de Castro, Zenobia Camprubí, Carmen de Burgos, Clara Campoamor, Federica Montseny, María Moliner, Carmen Conde, Margarita Salas… Mujeres con nombre y apellidos que hoy, al fin, son reconocidas unánimemente por la sociedad española por su destacado papel en la historia reciente de este país. Un papel decisivo que no sólo no vieron reconocido en vida la mayoría de ellas sino que, además, sirvió para que se les recriminara una lucha que entonces contravenía seriamente el statu quo de la sociedad machista imperante.

Como subraya Sabatés en el prólogo de este bellísimo libro, nos encontramos ante una historia de “mujeres valientes, luchadoras, atrevidas, que, hartas de un sistema patriarcal que las reprimía y sometía a los dictados del varón, se rebelaron y alzaron la voz”. Aquí se dan cita 31 luchas distintas, pero también 31 luchas unificadas por una bandera que hoy más que nunca ondea con una salud a prueba de machismo y patriarcado.

Cada una de ellas puso su granito de arena para que el feminismo sea hoy lo que es en España y también en el mundo. “No están todas las que son, pero sí son todas las que están”, remacha Sabatés. El legado queda y el testigo ha sido agarrado con fuerza ahora por una multitud universal, aupada casi por ensalmo por aquel grito que la mediática periodista estadounidense Oprah Winfrey lanzó en los Globos de Oro de 2018: “Time’s up”.

Sí, definitivamente su tiempo terminó, el tiempo de las cavernas que imperaba complaciente en medio de un patriarcado acomodado en los beneficios del machismo; y terminó para siempre jamás. Y son ellas, mujeres como Sandra Sabatés, las que hoy enarbolan orgullosas la bandera del feminismo del siglo XXI rindiendo honores a la memoria histórica de sus predecesoras en la lucha, pioneras que al fin, aunque tarde, están siendo reconocidas por su valentía, por no arredrarse ante la adversidad y los convencionalismos, y sobre todo por marcar un antes y un después con sus actos en la historia reciente de este país, tan necesitado de luchas como las suyas, 31 luchadoras de una única causa.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. el feminismo de aquellas ilustres mujeres , era una verdadera lucha social. El feminismo de hoy no es mas que puro negocio. El mal llamado feminismo, que es puro hembrismo, solo ha resurgido cuando han empezado a llegar fondos d eeuropa. Somos el primer pais de europa en subvenciones por denuncias de genero, el 98,5% falsas , el modelo de sacar el porcentaje de la fiscalis es totalmente falso y lo saben . Solo el 1,6% de las denuncias por violencia de gènero, acaban en condena . El resto son rotundamente falsas. ¿por que no computa la fiscalia las denuncias que se retiran. ¿por què se retiran?, en la mayoria de los casos se retiran cuando las abogadas denunciantes sospechan de que se està investigando la falsedad. un policia amigo mio, que gestioan este tipo de denuncias , me ha comentado que es de verguenza como delante de sus narices las abogadas presionan a sus clientes para que denuncien, bajo el pretexto de agilizar el divorcio.Lo que no saben sus clientes es que la denuncia falsa tiene pena de càrcel. entonces las abogadas ante la sospecha de que la policia està invesrigando, retiran la denuncia a toda prisa. Pues esa dunucia para la fiscalis no cuenta como falsa y son muchso iles de ellas. a esto hoy dia solo està dispuesto ameterle mano VoX.

    • lo triste de estas pràcticas es que los Colegios oficiales de abogados, saben de estas pràcticas y miran para otro lado.

  2. HAY QUE ACABAR CON EL HEMBRISMO FEMINAZI. ES LA NUEVA LACRA DEL SIGLO 21.
    SON UNA PEQUEÑA MINORIA DE TERRORISTAS, PERO TIENEN ATEMORIZADA ALA SOCIEDAD.
    LES TIENEN MIEDO LOS POLITICOS , LOS JUECES, LAS PROPIAS MUJERES.
    COMO NO ACABEMOS CON ESTA PLAGA PRONTO, TENDREMOS UN VERDADERO PROBLEMA. HEMOS ACABADO CON ETA, Y SUS MIEMBRAS SE NOS RECICLAN AL HEMBRISMO. UNA VEZ SIN PISTOLAS ES SU FORMA DE DESTRUIR LA SOCIEDAD , SIGUIENDO SU LEMA DE “cuanto peor mejor”.

  3. SERIA UN SACRILEGIO COMPARAR A AQUELLAS MUJERES, CON LAS FEMINAZIS ESTAS DE NUEVO CUÑO. AQUELLAS ERAN MUJERES CON CULTURA , PREPARADAS, MUJERES EJEMPLARES , QUE EJERCIAN UN ALUCHA JUSTA. LAS FEMINAZIS DE HOY DIA SON TERRORISTAS RECICLADAS.
    ALGUIEN CON DOS DEDOS DE FRENTE SE IMAGINA A UNA DE AQUELLAS MUJERES INTEGRADA EN LOS COLECTIVOS FEMINAZIS DE HOY DIA?
    ES IMPERDONABLE RELACIONAR A A QUELLAS EJEMPLARES MUJERES , CON LAS HEMBRISTAS DE HOY. SI ALGUNA FUERA ANTEPASADA MIA , PROHIBIRIA , QUE LAS RELACIONES CON LAS ORDAS TERRORISTAS DE HOY DIA

  4. considero un insulto a aquellas mujeres , que las consideren las predecesoras de estas terroristas de nuevo cuño. Yo tengo 70 años , mi madre fue una ferviente luchadora de la causa de la mujer, por lo que considero un insulto a mi madre, que la consideren un apredecesora de estas terroristas llamadas hembristas , de hoy dia. Las predecesoras de estas nuevas feminazis, son la organizaciòn terrorista eta. el 100% de las integrantes de la banda son feminazis, de las que salen hoy a las calles, y sus pistoleros sus guardaespaldas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here