sábado, 2julio, 2022
24.9 C
Seville

Sánchez y Feijóo se atizan con guante de seda

Primer cara a cara en el Senado entre el presidente del Gobierno y el jefe de la oposición

- Publicidad -

análisis

El Repaso del viernes 1 de julio: conclusiones de la cumbre de la OTAN, Finlandia y Suecia siguen fuera, guerra en Ucrania y portadas...

En El Repaso te pondrás al día en un "santiamén". Puedes escuchar El Repaso de hoy en formato audio, pulsando aquí (no te olvides...

Pedro Sánchez ahora tiene prisa para rendir cuentas ante el pueblo, tras 4 años escondido

Pedro Sánchez ha tardado más de 4 años en dignarse a rendir cuentas ante el pueblo español. Desde junio de 2018 en que fue...

Sánchez confirma que antepone un incremento del gasto militar de 13.000 millones de euros al bienestar del pueblo

Pedro Sánchez se ha venido arriba y se ha creído que es un estadista mundial sólo porque se ha hecho fotos con Joe Biden...

¿Estamos orgullosos de la justicia española? (II)

Como era de esperar, la anterior publicación que llevaba el mismo título, no ha generado las críticas que inicialmente supuse. El hecho es, en...
- Publicidad -
- Publicidad-

Pedro Sánchez y Núñez Feijóo mantuvieron ayer su primer y esperado duelo parlamentario en el Senado (el líder del PP no puede intervenir en el Congreso porque aún no posee el acta de diputado). Había expectación por ver qué daba de sí este primer cara a cara dialéctico que pasará a la historia. ¿Ha satisfecho el episodio las expectativas de los españoles? Probablemente no. El pueblo está a lo que está, a la cesta de la compra frente a la bestia de la inflación, a llenar el depósito de gasolina y a pagar la factura energética a final de mes, que no es broma. Pocos se han puesto delante del televisor para ver qué se decían estos dos. La desafección y el desencanto van calando en la sociedad.

Presidente y jefe de la oposición se atizaron fuerte, tal como era de prever. Sin embargo, esta vez fue diferente, algo había cambiado. Los insultos de Pablo Casado han quedado atrás como ecos desagradables de antaño y en su lugar se ha debatido sobre ideas y programas, que es lo mínimo que se le puede pedir a diputados pagados por los contribuyentes para que resuelvan los problemas del país. “No he venido aquí a insultar”, sentenció flemáticamente el aspirante a la Moncloa. “Una cosa es lo que dice y otra lo que hace, señoría”, le puntualizó Sánchez bajándolo del púlpito y poniéndolo en su sitio. Claro que hubo tensión, como no podía ser de otra manera. Pero ambos contendientes tiraron más de fair play que de navajeo, de pendencia, de patadón y tentetieso. Algo es algo. Desde el final de la etapa casadista el listón estaba muy bajo, a la altura de barraca de feria o establo maloliente, y ahora cualquier intercambio de pareceres mínimamente educado entre los dos máximos representantes del bipartidismo español nos parece una sesión ejemplar digna de pasar a los anales del más brillante parlamentarismo patrio.

Feijóo jugó al ataque desde el principio. Pidió bajada de impuestos, plan anticrisis, contención de la deuda pública y que el PSOE rompa con los socios independentistas que quieren romper España, o sea la vieja cantinela de siempre del PP. El líder gallego dice lo mismo que su tosco antecesor en el cargo, aunque más fino. Por su parte, el premier socialista se defendió respondiendo que el PP no ha sabido estar a la altura de lo que se espera de un partido de Estado ni en la pandemia ni en la crisis posterior. “Hagan una oposición útil. Dejen de estorbar” alegó el presidente. Para entonces los periodistas acreditados se frotaban los ojos: ¿treinta minutos de debate sin mentarse a las madres en un pollo o algarada monumental? ¿Tres cuartos de hora sin coces en los escaños, sin palmas, sin silbidos, sin exabruptos ni pitos taurinos de la derechona? Imposible que ese Senado fuese el español.

Empezábamos a comprobar que la crispación que Casado acostumbraba a rociar por el hemiciclo, como un tóxico fitosanitario, había desaparecido. Aquellos tiempos en que había más bronca que dialéctica, la dialéctica de la bronca, pasaron a la historia. Es evidente que Feijóo ha dado nuevas instrucciones, consignas, un nuevo manual de comportamiento parlamentario y eso, se esté o no de acuerdo con sus ideas –en Diario16 nos encontramos en las antípodas ideológicas del gallego, o sea abiertamente en contra– es de agradecer. Relaja el clima político, baja el nivel de violencia verbal, tranquiliza el país que buena falta le hacía. Por la senda errática que había elegido Casado íbamos todos a las trincheras, como en el 36. Por suerte, el exlíder del PP ya forma parte del pasado. Dicen que anda por la cumbre de Davos o por ahí y nosotros nos preguntamos que pintará allí ese hombre. ¿Si no ha sabido dirigir un partido, cómo demonios pretende codearse con quienes mueven los hilos del mundo? Si le dan un carguete en alguna organización internacional, aunque sea solo simbólico, el desastre está más que asegurado. Romperá algo sin duda. Estallará otra guerra mundial que dejará la de Ucrania en un juego de niños.

Como dos cautelosos jugadores de ajedrez que mueven sus primeras piezas, Sánchez y Feijóo empiezan a tantearse con prudencia. Lo de ayer fue un primer intercambio de golpes, unas hostiles caricias sin hacer demasiada sangre. El líder popular no ha querido arriesgarse a perder la ventajosa posición que le otorgan las encuestas. Hasta el CIS de Tezanos le da ya como virtual ganador de celebrarse hoy mismo las elecciones generales. El político popular sabe que el ‘efecto Feijóo’ está funcionando y no tiene necesidad de pasar a un ataque feroz y en todos los frentes desde el principio. Le basta con ir erosionando al Gobierno poco a poco, lentamente. El reloj juega a su favor. Por el contrario, Sánchez tiene urgencias, prisas, necesidades perentorias. Las elecciones andaluzas pueden convertirse en el certificado de defunción del Gobierno de coalición y él lo sabe. Todo lo bueno que se ha hecho en esta legislatura –la renta mínima vital, los ERTE que han salvado el empleo de millones de españoles e incluso los buenos resultados en política económica y en la lucha contra el paro en un contexto de pandemia y guerra– corre serio riesgo de quedar enterrado y olvidado bajo la corriente de malestar social que se propaga por todas partes. A Sánchez cada vez le queda menos tiempo para convencer a las clases medias y obreras, al precariado, a los autónomos, a los parados de larga duración (que los hay y muchos pese a los buenos resultados de la EPA). O empieza a sacarse ya conejos de la chistera, subidas de salarios, pensiones, bonos sociales, bonificaciones, prestaciones, impuestos a los ricos y todo lo que se supone debe hacer un Gobierno de izquierdas o está caput, liquidado, listo papeles. Tiene apenas un año para convencer al país de que su socialdemocracia sanchista (el supuesto último bastión del Estado de bienestar ante el empuje de la extrema derecha) es algo más que un manido eslogan publicitario.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Abinader posiciona a República Dominicana entre los 5 países más valorados de América en materia de Libertad de Expresión y de Prensa

Cuando un gobierno fundamenta su línea de actuación en la transparencia, la ética y la honestidad, sus presidentes no temen a los medios de...

La Sarna una Pandemia Silenciada

La escabiosis o conocida vulgarmente como Sarna, una enfermedad vinculada con la pobreza y que se ha dado especialmente en momentos como tras la...

Infierno embotellado: Erótico, grotesco y kitsch

Como buen aficionado al jazz y músicas afines, yo conocía a Suehiro Maruo por las memorables ilustraciones que decoraban la carpeta y el libreto...

El Repaso del viernes 1 de julio: conclusiones de la cumbre de la OTAN, Finlandia y Suecia siguen fuera, guerra en Ucrania y portadas...

En El Repaso te pondrás al día en un "santiamén". Puedes escuchar El Repaso de hoy en formato audio, pulsando aquí (no te olvides...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Banco Popular: el Santander podría provocar un cerco más estrecho contra Emilio Saracho y la JUR

El cerco sobre la responsabilidad de Emilio Saracho y de la Junta Única de Resolución se podría estrechar aún más por un movimiento de...

Banco Popular: las coacciones, amenazas y engaños que no quiere investigar la Audiencia Nacional

a frase de Saracho «o se declara la inviabilidad o ateneos a las consecuencias» resonó en varias ocasiones en las paredes de la Audiencia

Banco Popular: el acta de la inviabilidad infringió el Código del Registro Mercantil, pero la Audiencia Nacional no lo investigará

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ratificó la decisión del juez Calama de no investigar determinados hechos sucedidos en la reunión...

Más de la mitad de los padres han decidido no poner la pauta completa a sus hijos de la vacuna contra el Covid-19 en...

Los menores que han recibido la pauta completa de la vacuna contra el COVID-19 no llega al 50%.  Desde el Comité Asesor de Vacunas han...

Jeffrey Sachs responsable de la comisión COVID-19 en The Lancet: «Estoy bastante convencido de que el virus salió de un laboratorio de EEUU»

Jeffrey Sachs es profesor de Economía en la Universidad de Columbiaa, en EEUU, de reconocido prestigio a nivel internacional. Es director del Centro para...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Abinader posiciona a República Dominicana entre los 5 países más valorados de América en materia de Libertad de Expresión y de Prensa

Cuando un gobierno fundamenta su línea de actuación en la transparencia, la ética y la honestidad, sus presidentes no temen a los medios de...

La Sarna una Pandemia Silenciada

La escabiosis o conocida vulgarmente como Sarna, una enfermedad vinculada con la pobreza y que se ha dado especialmente en momentos como tras la...

Infierno embotellado: Erótico, grotesco y kitsch

Como buen aficionado al jazz y músicas afines, yo conocía a Suehiro Maruo por las memorables ilustraciones que decoraban la carpeta y el libreto...

El Repaso del viernes 1 de julio: conclusiones de la cumbre de la OTAN, Finlandia y Suecia siguen fuera, guerra en Ucrania y portadas...

En El Repaso te pondrás al día en un "santiamén". Puedes escuchar El Repaso de hoy en formato audio, pulsando aquí (no te olvides...