Foto: Pool Moncloa/Fernando Calvo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido hoy en el Vaticano con el Papa Francisco para abordar cuestiones de interés común: multilateralismo, el cambio climático, las migraciones y el pacto educativo global. Sánchez y el Papa han mostrado su sintonía respecto a la necesidad de construir un mundo basado en la colaboración y en la solidaridad. El jefe del Ejecutivo ha subrayado la importancia de la cooperación entre los países para hacer frente a retos globales actuales como la justicia social y la sostenibilidad ambiental.

Pedro Sánchez ha destacado que cada vez es más necesario contar con la colaboración de un gran número de países para hacer frente a los desafíos globales, como la actual pandemia de la Covid19 o el cambio climático. En este sentido, el presidente español ha señalado las similitudes sobre la visión de la sociedad internacional que tiene el Gobierno de España y la última encíclica papal “Fratelli Tutti”, ya que ambos ven un mundo donde la cooperación y la solidaridad son necesarias, partiendo de la fraternidad.

Lucha contra el cambio climático

Uno de los puntos en el que coinciden Sánchez y Bergoglio es en la necesidad de luchar contra el cambio climático. La encíclica “Laudatio si” recoge la necesidad de luchar, con todas las armas posibles, contra la emergencia climática. En este tema, el presidente español ha destacado que el Gobierno de España está a la vanguardia y trabaja en la responsabilidad intergeneracional, ya que su objetivo es que las generaciones futuras puedan seguir disfrutando de un planeta habitable y sostenible. Sánchez ha señalado además que la emergencia de la pandemia no puede alejarnos de temas urgentes como éste.

Migración

Asimismo, ambos dirigentes han hablado del nuevo Pacto de Inmigración y Asilo en el que trabaja la Unión Europea que, según Sánchez, debe contemplarse desde la solidaridad y la responsabilidad, pero especialmente desde la humanidad. Este tema también es tratado en “Fratelli Tutti”. El jefe del Ejecutivo ha detallado que el Gobierno considera clave abordar también la migración legal, algo que no se ha incluido por ahora en la propuesta de la Comisión, que se centra en el control de la inmigración ilegal. Sánchez ha defendido ante el Papa que hay que ofrecer una respuesta digna a las personas que quieren venir a nuestro continente.

Pool Moncloa/Fernando Calvo.

La importancia de la educación

La educación es otro de los asuntos en los que Sánchez y el Papa Francisco tienen interés. El jefe del Ejecutivo español ha señalado que ambos comparten la idea de que la persona debe situarse en el centro de la acción educativa y que hay que continuar trabajando para reducir todas las brechas que afectan a las niñas y a las personas más vulnerables. Asimismo, el presidente del Gobierno ha insistido en que hay que fomentar la participación de los jóvenes, las familias y el conjunto de la sociedad en la tarea educadora, ya que es una herramienta fundamental para construir la justicia social y ofrecer una verdadera igualdad de oportunidades.

Intercambio de regalos

Tras la reunión, ha habido un intercambio de regalos. El presidente del Gobierno ha hecho entrega al Papa de un facsímil del Libro de horas, del obispo Juan Rodríguez de Fonseca. Esta reproducción, cuyo original manuscrito data del siglo XV, es un libro de rezo para uso privado ricamente ilustrado.

El Papa, por su parte, ha entregado al presidente del Gobierno un relieve doble en bronce patinado que representa la misericordia, la acogida y la fraternidad, y siete escritos que corresponden a sus encíclicas y sus exhortaciones apostólicas.

El presidente del Gobierno se ha reunido a continuación con el secretario de Relaciones con los Estados, Monseñor Paul Richard Gallagher, con el que ha abordado temas de interés común, subrayando por ambas partes la voluntad de seguir profundizando en la estrecha colaboración existente.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre