El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido unidad y una acción internacional coordinada para apoyar a Líbano, tras la tragedia del martes en Beirut, capital del país, según informa el Ejecutivo.

Sánchez ha participado este domingo en la conferencia internacional de apoyo a Líbano convocada por el presidente francés, Emmanuel Macron, junto con el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

La reunión, que se ha desarrollado a puerta cerrada y por videoconferencia a partir de las 14.00 horas, ha contado con la participación de 26 países, las principales instituciones financieras internacionales, así como la Unión Europea.

Entre los líderes internacionales más destacados han intervenido los jefes de Estado y de Gobierno de Francia, Estados Unidos, Italia, Suecia, Dinamarca, Brasil, Chipre, Egipto, Grecia, Iraq, Jordania, Kuwait y Qatar. Asimismo, ha intervenido la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, entre otras.

El objetivo de la conferencia es prestar asistencia a la población de Líbano tras las explosiones registradas este martes en Beirut, una tragedia que ha dejado más de 150 muertos y unos 6.000 heridos.

Durante el encuentro, el presidente ha pedido una acción internacional coordinada en apoyo al pueblo libanés, así como unidad a la comunidad internacional y al gobierno libanés “para hacer frente a la crisis económica y financiera del país”, que le ha llevado “al borde del colapso”, dada su “extrema fragilidad”, agravada por la tragedia de este 4 de agosto. “Las urgentes reformas económicas necesarias no pueden esperar más. El gobierno libanés también debe actuar ahora”, ha dicho.

El presidente del Ejecutivo ha recordado también que España es el segundo contribuyente de tropas, después de Italia, a la misión UNIFL, la operación de mantenimiento de paz al sur del Líbano de la ONU, y ha ofrecido prestar ayuda humanitaria a través de ésta, para lo que se necesitaría un «cambio de mandato» de Naciones Unidas.

España contribuye a la estabilidad de la región con 610 efectivos, el mayor despliegue en el exterior desde 2006. España ejerce además el mando del Sector Este de la Misión.

“El Líbano necesitará mucho apoyo para abordar los daños causados y debemos trabajar juntos para brindarlo de la manera más eficaz y coordinada”, ha subrayado Sánchez, que ha puntualizado que España, además, prestará “la debida atención a posibles llamadas internacionales futuras”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre