El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, concluye la primera ronda de contactos que ha convocado tras las elecciones generales con sendos encuentros con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el de Podemos, Pablo Iglesias.

Se prevé que la reunión con sendos líderes sea menos colaboradora que con Pablo Casado, que tuvo lugar ayer.

Sánchez, que un día antes se reunió con el líder del PP, Pablo Casado, cierra con Rivera e Iglesias esta ronda con la que pretende normalizar las relaciones entre los principales partidos tras la contienda electoral y abrir cauces de diálogo para la gobernabilidad.

Se trata en cualquier caso, como se ha insistido estos días desde Moncloa, de una toma de contacto, y no de negociaciones propiamente dichas para la investidura, que vendrán ya después de las elecciones autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo y una vez que el rey inicie la preceptiva ronda de consultas.

Pablo Casado sugirió tras su encuentro con Sánchez que Ciudadanos permita con su abstención la investidura del presidente para evitar que sean necesarios los votos del independentismo.

Compartir
Artículo anterior1-2: Las campeonas europeas regresan con triunfo
Artículo siguienteEl reparto
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. No puedo comprender como Casado reconoce que por el bien del estado español hay que evitar que el gobierno dependa de independentistas, pero educadamente dice que el PP vota en contra, que lo suyo es que se abstengan «otros». Y tan campante.

    En España no somos tontos, pero desde luego las mutaciones geneticas han hecho que desaparezcan las neuronas destinadas a la política, a la gestión de lo publico y la convivencia en sociedad. Casi ná.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 3 =