Con la experiencia de lo ocurrido en la anterior legislatura, la presentación del acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos ha cogido por sorpresa a muchas personas, pero, sobre todo, a aquellos que ya estaban iniciando las presiones para que se conformara la Gran Coalición, es decir, las élites económicas, empresariales y, principalmente, las financieras de las que Ana Patricia Botín es su máximo exponente.

Las graves consecuencias sociales y democráticas que pudieran provocar los resultados electorales del pasado domingo hicieron reaccionar rápidamente a ambos líderes que ya contaban con datos muy fiables del reparto de escaños. Diario16 tuvo conocimiento de información interna de diferentes partidos que se acercaban mucho a los resultados que determinaron las urnas y, en base a eso, en el día de hoy hemos sabido de fuentes internas de las dos formaciones que las conversaciones que han terminado con la firma del acuerdo de hoy se iniciaron el mismo domingo durante el recuento de votos, conversaciones protagonizadas en ese momento por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y que, en cierta medida, justifican lo dicho tanto por el líder de Unidas Podemos como por el secretario general socialista en sus intervenciones públicas tras conocerse los resultados definitivos. De igual modo, el hecho de que Pedro Sánchez no cogiera el teléfono a Pablo Casado en la noche electoral y que no le emplezara a ninguna reunión, confirmaría el inicio de esas conversaciones entre el PSOE y Unidas Podemos.

En principio, las líneas maestras del acuerdo plantean escenarios de grandes reformas de tipo social que afectarán positivamente a las necesidades reales del pueblo y que no se mimetizan con las exigencias de las élites económicas, empresariales y financieras.

Por esta razón, la gran perdedora de las elecciones es Ana Patricia Botín a quien se le ha caído Ciudadanos, con reproches directos incluidos por parte de ex dirigentes del partido naranja como Juan Carlos Girauta, y se ha cerrado un acuerdo con unas líneas maestras de corte muy progresista que, evidentemente, no favorecen a los intereses de la presidenta del Santander.

Por otro lado, tanto Pedro Sánchez como Pablo Iglesias tienen pendiente su acercamiento definitivo a los 1,2 millones de afectados del Banco Popular y a hacer una política que resuelva la situación en la que viven estas 305.000 familias desde que el 7 de junio de 2017 una decisión administrativa de la JUR y el FROB les quitó sus ahorros. Tanto el PSOE como Unidas Podemos deberían analizar a dónde ha ido ese millón de votos, tal y como advertimos en Diario16 hace tiempo con testimonios de los propios afectados.

Por tanto, este acuerdo libera tanto a Pedro Sánchez como a Pablo Iglesias de la presión de todos aquellos y aquellas que ya estaban apostando por una Gran Coalición entre socialistas y populares como salvaguarda de sus intereses y, sobre todo, que las líneas del pacto son tan claras que ya no le deben tener miedo ni a esas élites ni, por supuesto, a la propia Ana Patricia Botín.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. Riana…lo ves.. tu palanganas iglesias, hizo un pacto con el diablo ibex treinta y cinco, ccyon lo de la irrisoria hipotequilla que le regalaron para su lujoso casoplon de galapagar, y ha llegado el momentillo de que esa insipida monja, sor paty botin, se lo cobre. Todo llega, Riana.. tambien para sor paty

  2. Vaya pues parece que abemus papan pero no se en este matrimonio quien va a ser el hombre espero que entre estos dos revienten es estercolero llamado España

  3. Anonimo.. no te emociones, para que ese estercolero reviente, aun queda bastante…quiero decir que la gente mayoritariamente se ha acostumbrado a tragar con todo, y asi no es facil que nada reviente

  4. Perderá más Podemos que el partido de Sánchez. Sin Podemos Sánchez carece de legitimidad izquierdista. Podemos se la da. Pero las acciones que harán falta para intentar superar la debacle económica ensuciará Podemos. Pero creo que no podía ser de otra manera. El entendimiento con la República Catalana será, y es, el punto de partida. Ahora toca : con Catalunya futuro, sin Catalunya vuelta a las elecciones. Y es que habrán de reconocer que sin la República Catalana esto no puede funcionar ni, económicamente ni socialmente. La República Catalana es una nación. Cada día lo ponen en evidencia sus ciudadanos con su coraje.
    Pienso que vox es un esperpento que se romperá los dientes en las próximas elecciones. Con eso el dinero fácil de que están gozando les faltará. Igual que con ciudadanos.

  5. Remigio…no me hagas reir mas, porque me caigo patrass.. el gran timonel iglesias, desde su lujoso casoplon de galapagar, de verdad puede dar alguna legitimidad a la iquierda? La izquierda, si fuera lo que debe ser, en vez de laactual mierda que traga con lo que la echen, haria mucho que habria escupido esa legitimidad a la cara del mesias iglesias. Sanchez, por lo menos no presume de lo que no es, lo cual entre la escoria, ya es algo…menos da una piedra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + diez =