El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece hoy en el Congreso para hacer balance del estado de alarma e informar de las últimas reuniones del Consejo Europeo. Pero, sobre todo, Sánchez interviene con el triunfo moral y político de tener la certeza de que antes de final de año el BOE publicará las nuevas Cuentas del Estado.

Pero lo cierto es que el debate en la Cámara Baja, última opción del año del teatro político que cada semana asume el Congreso, la oposición, especialmente la derecha, tratará de no perder ocasión de volver al relato de que este Gobierno quiere acaba con España, con la economía y con el espíritu de la Transición.

La Corona volverá a ser hoy un tema recurrente para la derecha, a sabiendas de que el Gobierno de coalición tiene dos discursos: El de la línea oficial del PSOE, que insiste, como el propio Pedro Sánchez, en que la Monarquía no está en cuestión y los de Unidas Podemos, que con las presuntas irregularidades financieras del Rey Emérito, ven una oportunidad única que desgasta a la Casa Real para plantear el debate para acabar en un futuro en una III República.

Eutanasia

La tramitación del proyecto de ley de eutanasia seguirá adelante y será debatida en el Congreso esta misma semana. Los intentos de los partidos del Gobierno por acelerar el avance de la norma han logrado sortear las reticencias de parte de la oposición. Si hace una semana PP, Vox y PNV se opusieron en la Junta de Portavoces a que fuese incluido en el orden del día del pleno que se inicia este martes, ayer los socialistas no han logrado el apoyo unánime en este órgano para poder introducirlo y han optado por convocar un pleno extraordinario para abordar en exclusiva la citada regulación este mismo jueves.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorUna tragedia
Artículo siguienteLa reforma de las pensiones de Escrivá es una cacicada contra la clase trabajadora
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre