Las presiones de Donald Trump sobre el Gobierno español han surtido efecto. En las últimas horas el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha aprobado un gasto militar de 7.331 millones de euros, una inversión en Defensa que supera con creces la que realizaron en su día Zapatero y Mariano Rajoy. Trump ya había advertido a España de que debería aumentar hasta el 2% del PIB su gasto en armamento para cumplir sus compromisos con la OTAN. En un principio Sánchez había respondido con negativas al presidente norteamericano pero en la pasada Cumbre de Bruselas de la Alianza Atlántica algo debió cambiar y Sánchez ha dado finalmente el visto bueno a la inversión, que generará más de 7.000 puestos de trabajo en nuestro país.

El plan permitirá construir 5 fragatas, 348 carros blindados y cazas de combate Eurofighter. La decisión del departamento que dirige Margarita Robles coincide con las propuestas del Estado Mayor de la Defensa, que en los últimos meses ha solicitado al Gobierno que haga un esfuerzo extra en los presupuestos para renovar el material de guerra de los tres ejércitos.

Cabe recordar que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han acordado los presupuestos más sociales desde que estalló la crisis económica y que recogen, entre otras medidas, un aumento del salario mínimo interprofesional hasta los 900 euros en 2019. La formación morada ha firmado un pacto con el Ejecutivo para que buena parte de los fondos del Estado sean destinados a gasto social, por lo que cabe plantearse cómo recibirá Pablo Iglesias la noticia de que el Gobierno socialista prevé la mayor inversión militar de los últimos tiempos.

Fuentes de Podemos aseguraban ayer que se han enterado “por la prensa” del proyecto lanzado por Margarita Robles, de modo que en el partido morado no ha sentado nada bien el anuncio. Habrá que ver en los próximos días cómo puede afectar el aumento del gasto en Defensa a la relación entre ambos partidos y si peligra el citado acuerdo de presupuestos.

Si hay una parcela con la que Podemos suele mostrarse especialmente beligerante es el Ministerio de Defensa. De hecho, la formación morada lleva en su programa renegociar los contratos que tiene en marcha en estos momentos con la industria, que principalmente pertenecen a los Programas Especiales de Armamento (PEAs); evitar las “puertas giratorias” entre Defensa y la industria; y proponer que un grupo de expertos, apoyados por la ciudadanía, rediseñen las Fuerzas Armadas españolas para dotarlas de una forma “más acorde a las necesidades de España”. En las últimas semanas el partido de Iglesias ha criticado duramente al Gobierno por la venta de misiles a Arabia Saudí, armas que son empleadas contra el pueblo yemení en el conflicto bélico que mantienen ambos países.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 3 =