Foto: Flickr

En un acto celebrado en Toledo ante centenares de alcaldes, concejales y representantes del PSOE, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha vuelto a dirigirse al partido de Pablo Iglesias para que desbloquee las negociaciones y permita su investidura. Para ello, Sánchez ha afirmado que lo único que necesitan los socialistas es que Podemos «dé un paso al frente, desbloquee y tengamos una legislatura progresista y un gobierno progresista». Si no ocurriera así, el presidente en funciones ha cargado toda la responsabilidad de una repetición de elecciones en Unidas Podemos, por continuar insistiendo en la fórmula del Gobierno de coalición.

La estrategia del líder socialista no pasa sólo por garantizarse el apoyo de los de Iglesias, sino que quiere que Podemos le garantice la estabilidad del nuevo gobierno que pudiera formarse antes del 23 de septiembre.

Esta es la razón por la que el PSOE haya presentado a Unidas Podemos el programa de 370 medidas que los socialistas estarían dispuestos a pactar, a pesar de que incluye buena parte de las reivindicaciones programáticas del partido de Iglesias. La cúpula del PSOE insiste en que es preferible la repetición electoral para noviembre que la conformación de un Ejecutivo inestable abocado a la convocatoria de unos nuevos comicios en seis meses o un año. Esto ha sido ponderado por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Para justificar la propuesta de un Gobierno de cooperación, Sánchez ha puesto como ejemplo las medidas adoptadas por el anterior Ejecutivo como, por ejemplo, la subida del salario mínimo, las medidas de lucha contra la violencia machista o la reversión de los recortes en educación, algo que se consiguió con el apoyo de la formación morada. El presidente en funciones ha insistido en que si eso fue posible con 151 escaños en el Congreso, ha pedido al partido de Iglesias que imagine todo lo que se podría lograr con los 166 que suman en la actualidad.

El presidente en funciones, además, ha enumerado las urgencias sociales que tiene España: impulso de la ley de dependencia, derogación de los aspectos más lesivos de la Reforma Laboral de Mariano Rajoy, la financiación de las políticas de igualdad, la regulación de la eutanasia o la aprobación de una nueva ley educativa. Por ello, ha instado a Iglesias a que asuma los resultados electorales y que permita que el Gobierno empiece a «trabajar ya».

Por otro lado, Pedro Sánchez ha aprovechado para culpar del bloqueo también a las tres derechas de la Plaza de Colón por negarse a una abstención que sólo tiene como límite permitir la investidura del actual presidente en funciones. Sánchez ha reconocido que no espera ya nada de la derecha, porque mientras están en la oposición siempre aplican la máxima de Cristóbal Montoro: «que se hunda España, que ya la levantaremos nosotros».

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 1 =