Hoy se ha presentado en rueda de prensa la ley de Transitoriedad, paso previo a la aprobación de la famosa ley del Referéndum en Cataluña. Ante este hecho Pedro Sánchez ha mostrado su frontal rechazo y respalda la postura del gobierno en este tema del independentismo catalán.

Por el momento el gobierno no tiene en mente impulsar un recurso ante el Tribunal Constitucional

Esta mañana, él mismo se ha puesto en contacto con el presidente del gobierno para mostrarle su rechazo y proponerle una intervención conjunta a la que aún no se sabe qué partidos se sumarán. Seguirán manteniendo conversaciones conforme vayan sucediéndose los acontecimientos.

Óscar Puente, portavoz de la Ejecutiva del PSOE, en rueda de prensa esta mañana, ha aclarado que “ambos líderes políticos se han comprometido a mantener una comunicación fluida en relación con este asunto para, en la medida de lo posible instrumentalizar una posición conjunta de respuesta a este desafío propuesto por Junts pel Sí y la CUP” lo que también ha expresado Miquel Iceta.

Por el momento el gobierno no tiene en mente impulsar un recurso ante el Tribunal Constitucional, si bien, esperará a la aprobación de dicho texto, cosa que ocurrirá la semana que viene. Tanto el PSOE como el resto de partidos están al tanto de las noticias y se mantienen a la espera de un movimiento por parte del gobierno.

Esta ley de Transitoriedad jurídica, que está prevista de aprobación antes del 1-O, prevé la doble nacionalidad en un marco legal alternativo al constitucional. Puente expresa su más frontal rechazo en nombre del PSOE y declara que “es un engaño más puesto que el 1 de octubre no habrá referéndum, desde luego no lo habrá con garantías suficientes y por tanto el día 2 de octubre no puede haber una república catalana cuando ni siquiera habrá una consulta pactada y con los debidos requisitos legales”.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre